Newtral
Martínez-Almeida y el incierto futuro de Madrid Central
Siguiente

Martínez-Almeida y el incierto futuro de Madrid Central

El alcalde de la capital ha pasado de defender la suspensión del plan a comprometerse a cumplirlo con Madrid 360

Flickr PP

El calendario empieza a pasar su última página en un mes marcado por el medio ambiente. El pasado domingo acabó la Cumbre del Clima (COP 25), celebrada en Madrid y que duró 14 días, la más larga de la historia, que concluyó con un «acuerdo de mínimos» que los ecologistas y algunos países han entendido como un fracaso.

Paradójicamente, si algo ha marcado el año de la ciudad donde se ha celebrado la cumbre han sido los vaivenes a la hora de aplicar una estrategia para reducir los niveles de contaminación en la capital: la adopción de Madrid Central por el Ayuntamiento de Manuela Carmena, un cambio de Gobierno municipal que puso en jaque la continuidad del plan, una moratoria anunciada por el nuevo consistorio que finalmente fue suspendida por la Justicia española y el anuncio de nuevos planes para la reducción de emisiones.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que en campaña aseguraba que pondría fin a Madrid Central, presumió de cumplir el plan en la inauguración de la Cumbre del Clima y defendió una estrategia “aún más ambiciosa”: Madrid 360. El nuevo proyecto, que se anunció en septiembre, si bien extiende el área de actuación a toda la capital, levantó la crítica de organizaciones ecologistas por integrar medidas menos restrictivas que Madrid Central, como la de volver a autorizar la circulación de vehículos de etiqueta C en el centro si en ellos viajan varios ocupantes.

Lo más importante

El Ayuntamiento presentó Madrid 360 el 30 de septiembre y ya ha sentado las bases para aplicarlo y flexibilizar Madrid Central. Este jueves, la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, anunció un conjunto de medidas en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno:

  • Quedan ampliadas hasta diciembre de 2020 las moratorias a los padres de alumnos del distrito Centro así como a autobuses discrecionales para acceder a Madrid Central.
  • Se permitirá el acceso de motos y ciclomotores hasta la medianoche –actualmente están vetadas a partir de las 22:00–.
  • Se abrirán de nuevo al tráfico algunas calles de la zona de bajas emisiones para ofrecer “atajos” a los conductores.

Pero, ¿qué objetivos tiene la estrategia de Madrid 360?

  • Aspira a rebajar las emisiones de óxidos de nitrógeno un 15% más que lo que proponía Madrid Central, según el Ayuntamiento.
  • Prevé una reducción del 20% de los óxidos de nitrógeno (NOx) en 2023.
  • Los vehículos sin distintivo ambiental (A) de la Dirección General de Tráfico (DGT) seguirán teniendo la entrada prohibida al centro y tanto los B como los C solo podrán estacionar en aparcamientos.

El plan presentado por Martínez-Almeida irá reduciendo el espacio de la circulación a los vehículos más contaminantes, procedimiento que se llevará a cabo de manera gradual: el 1 de enero de 2020 quedará prohibido el estacionamiento a vehículos A dentro de la almendra central, salvo para los residentes, y el 1 de enero de 2025 ningún vehículo A, residente o no residente, podrá circular por toda la ciudad.

Sin embargo, el principal cambio es el que ha levantado la crítica de oposición, expertos y asociaciones ecologistas: Madrid 360 permitirá la libre circulación de los vehículos con etiqueta C siempre que acrediten alta ocupación –dos o más pasajeros–, una medida que suspende el límite marcado inicialmente por Madrid Central.

La ONG Ecologistas en Acción considera que Martínez-Almeida “ha presentado muchas medidas que ya estaban contempladas en el Plan A” compaginadas con otras que son “muy negativas”. “Es peligroso que los vehículos con etiqueta C de alta ocupación, con tan solo dos personas, puedan circular libremente por Madrid Central», advirtió el portavoz de la organización Paco Segura.

¿Cuál es el contexto?

El Ayuntamiento de Manuela Carmena puso en marcha Madrid Central el 30 de noviembre de 2018: un área de tráfico restringido a la que solo podían acceder los residentes y los vehículos con etiqueta B o C que se dirijan a un aparcamiento de uso público, además de los repartidores y el transporte público. Los vehículos sin etiqueta, los más antiguos, no podrían entrar en el área salvo que pertenezcan a residentes. Durante los primeros tres meses no se multaba a los infractores, sino que solo se les enviaba una carta informativa. Las sanciones empezaron el 16 de marzo.

Las elecciones municipales del 26 de mayo llevaron a Martínez-Almeida a la alcaldía en un Ejecutivo de coalición entre el Partido Popular y Ciudadanos con Begoña Villacís de vicealcaldesa. El actual alcalde hizo campaña con carteles contra la iniciativa del Consistorio de Carmena: “Con Almeida, Madrid Central se acaba el 26 de mayo”, se leía en su propaganda electoral. El 27 de junio, el Ayuntamiento de Martínez-Almeida decidió suspender las sanciones en el interior de Madrid Central desde el lunes 1 de julio hasta el 30 de septiembre para revisar los sistemas de control de acceso e imposición de sanciones. La moratoria, que entró en vigor el 1 de julio, suponía que los vehículos más contaminantes podían acceder a todo el centro, algo que estaba prohibido desde que Madrid Central entró en vigor.

Apenas unos días después, el 5 de julio, Ecologistas en Acción, junto con Greenpeace y la Plataforma en Defensa de Madrid Central, presentó un recurso contencioso administrativo en el que solicitaba la suspensión de la moratoria y la reanudación de Madrid Central. El juez Jesús Torres Martínez, del Juzgado nº 24, admitió a trámite el recurso y emitió una medida cautelarísima. Es decir, suspendió la moratoria ante el riesgo de que haya “daños en la salud de las personas y del medioambiente”. Tras valorar las alegaciones realizadas por el Ayuntamiento, el juez emitió el 16 de julio un auto en el que ratificaba la suspensión de la moratoria. Y el 19 de julio, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid decidió en otro nuevo auto conceder la medida cautelar y mantener Madrid Central.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Durante la celebración de la Cumbre del Clima la semana pasada, Martínez-Almeida, preguntado sobre sus políticas ambientales para lograr los objetivos marcados por la ONU, aseguró que su Gobierno ha cumplido con las restricciones fijadas en el programa de Madrid Central y ha garantizado que se apliquen todas las medidas previstas por el Ejecutivo anterior. “Madrid Central está funcionando, como garantiza este equipo de Gobierno, a diferencia de lo que hacían antes”, defendió el regidor. “Además, tenemos una estrategia que es más ambiciosa, que es Madrid 360, que pretende actuar en el conjunto de toda la ciudad y en el conjunto de fuentes de contaminación”, sentenció.

El Ayuntamiento de Madrid no ha confirmado aún que Martínez-Almeida vaya a emitir un mensaje navideño. Sin embargo, los tres últimos regidores de la capital –Carmena y los populares Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón– se dirigieron a sus ciudadanos durante sus mandatos para desearles unas felices fiestas y, entre otros, para destacar los logros conseguidos y anunciar los objetivos del año venidero. De pronunciar el discurso, es previsible que subraye las futuras estrategias medioambientales trazadas por el consistorio, uno de los ejes de su gestión, pero surge la incógnita sobre si mencionará explícitamente Madrid Central. El quid de la cuestión está en si enmarcará sus medidas de reducción de emisiones dentro del plan iniciado por el Ejecutivo de Carmena, tal y como hizo en la COP 25, o si destacará Madrid 360 como una estrategia distinta.

#Fact

Madrid Central se implementó hace un año. Desde su aplicación, la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) se ha reducido en 21 de las 24 estaciones de medición de la capital respecto a la media de los nueve años anteriores, según el informe de noviembre de Ecologistas en Acción basado en datos municipales. Esta mejora no se debe a la climatología, pues hasta noviembre, este año ha sido el tercero más seco de la década. La contaminación atmosférica causa más de 10.000 muertes al año en España, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente