Newtral
Revisión a la baja de la previsión de crecimiento
Siguiente

Revisión a la baja de la previsión de crecimiento

El nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno rebaja del 1,8% al 1,6% la proyección oficial de crecimiento de la economía española para 2020

Página web de la Moncloa

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, comparecieron en rueda de prensa este martes tras la reunión del Consejo de Ministros para rendir cuentas de las nuevas previsiones contenidas en el cuadro macroeconómico hasta 2023 y de la nueva senda de objetivos de déficit y deuda pública hasta el final de la legislatura. 

El Gobierno espera que la economía española crezca un 1,6% en 2020. Esta cifra supone dos décimas menos que lo que auguraba hasta ahora el Ejecutivo, que situaba su previsión para este año en 1,8%. Según el nuevo cuadro, el crecimiento tocará suelo en 2021 con una tasa del 1,5%, para recuperar el 1,6% en el 2022 y el 1,7% en el último año de la legislatura.

Lo más importante

“El contexto internacional relativamente volátil nos hace abordar el escenario macroeconómico nacional siguiendo un principio fundamental, que es el principio de prudencia. Y es en este contexto en el que hemos elaborado un escenario macroeconómico 2020-2023 prudente, donde se prevé que la economía española mantenga una senda de crecimiento”, anunció Calviño en la rueda de prensa del martes.

La vicepresidenta económica explicó que el nuevo cuadro macroeconómico “viene marcado por un escenario de relativa incertidumbre”, similar al que “ha acompañado todo el año 2019”. Enumeró una serie de “riesgos” que han motivado al Ejecutivo a revisar la previsión de crecimiento, como el recientemente concluido Brexit, las guerras comerciales o la aparición de “nuevas amenazas de tipo geopolítico o incluso de tipo sanitario”. 

La Comisión Europea también puso al día este jueves sus proyecciones para la economía española, que coinciden ahora con las del Gobierno. Bruselas elevó en una décima su previsión de crecimiento para España tanto para este año como para el siguiente, hasta el 1,6% y 1,5%, respectivamente. El Ejecutivo comunitario revisó también una décima al alza su estimación de crecimiento del PIB español para 2019, hasta el 2,0%.

¿Cuál es el contexto?

La economía española camina por la senda de la desaceleración. Así lo certifican una y otra vez los informes trimestrales del Instituto Nacional de Estadística (INE). El último se publicó el pasado 31 de enero, con datos relativos tanto al último trimestre de 2019 como al ejercicio en su conjunto. Entonces, el organismo estadístico autónomo anunció que el PIB español creció un 2,0% el año pasado, su menor tasa en cinco años, y cuatro décimas menos que en 2018, cuando el crecimiento alcanzó el 2,4%.

El frenazo económico por el que atraviesa España se entiende tanto por factores externos como internos. El presidente de la comisión financiera del Consejo General de Economistas, Antonio Pedraza, explicó en septiembre a Newtral.es que la desaceleración “se explica por el proteccionismo a nivel mundial, el precio del petróleo, pero también por la incertidumbre política, el desaceleramiento del empleo, un menor consumo y la caída de la confianza empresarial, lo que frena la inversión”.

La ralentización de la economía acarrea múltiples consecuencias, como el incremento de la volatilidad de los mercados o la desaceleración del mercado laboral. “La principal consecuencia de este menor crecimiento es que se ve una ralentización en la creación de empleo. Dado que la principal fuente de aumento de la desigualdad en España es la elevada tasa de paro, esto implica obstáculos para que se produzca una recuperación inclusiva”, explicó en diciembre a Newtral.es el economista jefe para España en BBVA Research, Miguel Cardoso.

Todos los detalles en:

¿Qué hay que tener en cuenta?

El INE es el organismo encargado de medir el crecimiento de la economía española de forma trimestral y anual. Los datos del primer trimestre de 2020, según el calendario de disponibilidad de estadísticas, se publicarán el próximo 30 de junio.

El año pasado, el primer trimestre cerró con un crecimiento económico del 0,7% del PIB.

Tras la actualización de previsiones esta semana, el Gobierno de Pedro Sánchez y la Comisión Europea coinciden con las proyecciones de crecimiento para España del Fondo Monetario Internacional (FMI), que publicó su informe el mes pasado. El Banco de España, por su parte, anunció en diciembre que la economía española crecerá un 1,7% en 2020 y un 1,6% en 2021.

España no es la única economía que crece a ritmos cada vez más lentos. La desaceleración es un fenómeno que se observa a nivel mundial. El director de Coyuntura y Análisis Internacional de Funcas, Raymond Torres, puntualizó en octubre a este medio que “se trata de un problema que afecta especialmente a la Unión Europea”.

#Fact

De acuerdo con las previsiones del Gobierno y de la Comisión Europea, la economía española crecería por encima de la media de la eurozona, cuya tasa se estancaría en el 1,2% en 2020 y 2021, igual que en 2019, y de la Unión Europea, donde el incremento sería del 1,4% en ambos casos, una décima menos que la cota del año pasado.

España lideraría por tanto el crecimiento económico de las principales economías del euro en los dos próximos años (1,6% en 2020 y 1,5% en 2021), seguida de Holanda (1,3% en ambos ejercicios), Francia (1,1% en 2020 y 1,2% en 2021), Alemania (1,1% y 1,1%) e Italia (0,3% y 0,6%).

En su External Sector Report 2019, el FMI estima que para que un país tenga una economía suficientemente fuerte se requiere una tasa de crecimiento por encima del 2%.  

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente