Newtral


Freno a la expansión económica en la eurozona
Siguiente

Freno a la expansión económica en la eurozona

Los países de la eurozona atraviesan una ralentización ascendente ocasionada principalmente por las guerras comerciales y la incertidumbre del Brexit. / Foto: Banco Central Europeo (Comisión Europea)

La economía europea presenta síntomas de fatiga. Los ritmos de crecimiento de los 19 países de la eurozona caen progresivamente. Las guerras comerciales, la incertidumbre del Brexit y la escalada del proteccionismo han propinado un golpe bajo a la economía del euro. La OCDE señala a España como uno de los miembros con mayor ralentización y el FMI advierte que se avecina un frenazo económico global que “lastrará a toda una generación”.

Lo más importante

La economía de la zona euro creció un 0,2% en el segundo trimestre de 2019 (entre abril y junio), según la estimación preliminar del dato publicada el 6 de septiembre por Eurostat, la oficina de estadística europea. Este resultado contrasta con los datos del primer trimestre del año, cuando se registró un alza del 0,4%. La economía de los 19 países de la eurozona creció la mitad comparado con el primer período trimestral de 2019. El crecimiento económico de la eurozona en el tercer trimestre de 2018 fue del 0,2% y, en términos interanuales, creció en un 1,6% en el área del euro.

Alemania es el país con el peor índice de crecimiento de la eurozona. En el segundo trimestre, registró una contracción del 0,1% del PIB, frente al crecimiento del 0,4% de los tres primeros meses del año.

¿Cuál es el contexto?

La ralentización económica será la mayor registrada en los últimos diez años. El Fondo Monetario Internacional (FMI) avisó el 15 de octubre de que la economía global «está en un frenazo sincronizado» y por ello el organismo «está revisando a la baja el crecimiento para el 2019 al 3%, su ritmo más bajo desde la crisis financiera global». Para 2020, el organismo prevé que la guerra comercial reduzca el PIB global al 0,8%. La eurozona, por su parte, mantiene su atonía y la previsión de crecimiento del FMI apunta al 1,2% para 2019 y del 1,4% para 2020, afectada por el empeoramiento de las previsiones de Alemania e Italia.

«En la zona euro, la debilidad en la demanda extranjera y una reducción en los inventarios (como reflejo de una floja producción industrial) han puesto un freno en la expansión desde mediados de 2018″, apunta el Fondo. La recién nombrada directora del FMI, Kristalina Georgieva, atribuyó la situación principalmente a las guerras comerciales, como la librada actualmente entre Estados Unidos y China, o los aranceles que Washington quiere imponer a productos europeos como el vino o el aceite español.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señaló a principios de octubre a Alemania y España entre los miembros europeos con mayor ralentización económica. La última lectura del índice compuesto de indicadores líderes (CLI), que anticipó tendencias de la actividad económica en los seis meses siguientes, bajó 10 centésimas para Estados Unidos, hasta los 98,96 puntos, y otras 10 centésimas para el conjunto de la eurozona, a 98,96 puntos.

Toda cantidad por debajo de los 100 puntos revela que la economía del país crece por debajo de su capacidad. La OCDE situó a España en los 98,58 puntos, frente a los 98,8 del mes anterior. Con este último resultado, España encadena veinte descensos consecutivos con su peor dato desde junio de 2013. En el caso de Alemania, el país bajó de 98,72 puntos a 98,58. Francia se mantuvo “estable”. 

#Fact

Los países con los mejores ritmos de crecimiento de la zona euro son Lituania, Chipre y Grecia, con un alza del 0,8% del PIB en el segundo trimestre del año, según Eurostat. De los países de la Unión Europea, solo los superan Rumanía (1,0%), que adoptará el euro en 2024, y Hungría (1,1%), que no plantea cambiar su divisa de momento.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente