Newtral
Coronavirus: Cambios en las bajas por enfermedad, primer medida del plan de choque
Siguiente

Coronavirus: Cambios en las bajas por enfermedad, primer medida del plan de choque

El Gobierno mejora las ayudas para las personas trabajadoras que se hayan visto afectadas por el aislamiento preventivo o las bajas 

Emilio Naranjo (Efe)

El Gobierno ha aprobado este martes las primeras medidas de su plan de choque para hacer frente al impacto económico generado por el coronavirus. El Ejecutivo ha dado luz verde a un Real Decreto-Ley que incluye propuestas para mejorar la protección de las personas trabajadoras afectadas por el coronavirus.

Esto se hará al mejorar las condiciones de las bajas por enfermedad, en el caso de estar relacionadas con el coronavirus, y tratar el aislamiento preventivo como una baja.

Además, ante el cierre de colegios, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha asegurado este miércoles en Onda Cero que el Gobierno tiene previsto crear una prestación para padres trabajadores que, por el cierre de centros educativos, tengan que cuidar de sus hijos. Esta opción, además, eliminaría el coste para la empresa.

No obstante, quedan muchas iniciativas por conocerse y la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha explicado que estas se irán comentando cuando se vayan adoptando. «Serán medidas proporcionales a la situación en la que nos encontremos» y ha añadido que «algunas pueden tener carácter retroactivo o no».

[Datos oficiales: El número de afectados por coronavirus, país por país]

Sánchez explicó el lunes que llevaban «dos semanas preparando» el plan de choque y que se ultimará a con «los agentes sociales», es decir, sindicatos y patronales, con los que se reúne este jueves. 

Entre las medidas, como se ha desvelado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, también se plantean ayudas a los sectores que pueden estar más afectados. Así como algunas para «intentar minimizar» el impacto que pueda ocasionar la enfermedad en el conjunto de la economía. «Pero siempre siguiendo las directrices que marquen las autoridades sanitarias», ha afirmado Montero.

Ayuda a los afectados por el coronavirus

Así, de momento, se ha impulsado un decreto ley a propuesta del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. El decreto, según han comunicado, incluye medidas para mejorar la protección de las personas trabajadoras afectadas por el COVID-19.

«Tanto las personas en aislamiento preventivo como quienes se han contagiado del virus se consideran en Incapacidad Temporal asimilada a baja laboral por Accidente de Trabajo», explican, «tanto para las personas aisladas como infectadas por el coronavirus«.

La prestación aumentará del 60% que se cobraba solo a partir del cuarto día, al 75% desde el día siguiente a la baja

Esto supone una mejora de la prestación que reciban. Normalmente, cuando se produce una baja laboral por enfermedad común y accidente no laboral, la prestación que se recibe es más baja: los tres primeros días no se cobra y luego el 60% del sueldo a partir del cuarto día, según establece la Seguridad Social.

Con esta iniciativa, al asimilar estos casos a Incapacidad Temporal por Accidente de Trabajo, la cantidad recibida aumenta desde el día siguiente que esta comience: «ya que pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora«. Este incremento correrá a cargo de la Administración y no de la empresa.

Atender a la situación de las familias

Uno de los puntos en los que ha querido hacer hincapié la ministra de Hacienda ha sido la situación de las familias derivada de cierres de centros educativos y residencias de mayores y las iniciativas que se van a aplicar en esta situación, «quizás las más urgentes», como ha afirmado.

«Van a ser medidas, en un primer momento, que atiendan la realidad social de la familia, que en este momento se pueden encontrar en una situación de mayor complejidad por el hecho de que se hayan cerrado en algunas comunidades o ciudades los colegios y vamos a plantear una serie de medidas que van a ayudar en esa situación», ha comentado Montero.

Esto se debe a que en regiones, como la Comunidad de Madrid, se han suspendido las clases durante 15 días en colegios, institutos y universidades. Los centros cerrarán a partir del miércoles 11 de marzo y tienen previsto reabrir el 26 de marzo. El cierre se decidió el lunes después de que en la Comunidad el número de afectados por el brote alcanzara ese día los 578 y se registraran 17 fallecidos con COVID-19.

[La Comunidad de Madrid suspende las clases y ordena el cierre de colegios, institutos y universidades]

La Comunidad de Madrid cuenta con 3.600 centros educativos, que atienden a 1.200.000 alumnos entre las distintas etapas, desde infantil hasta las postobligatorias. El 52% son centros de titularidad pública, el 15% concertados y el 33% restante privados no concertados.

«Vamos a tomar medidas en esta dirección para que no se perjudique la actividad profesional de las personas que se encuentren en esta situación», ha recalcado la ministra sin desvelar más sobre ellas.

También el Gobierno de La Rioja ha anunciado el cierre, también desde el miércoles, de todos los centros educativos. El cierre, que se mantendrá durante 16 días, afectará desde guarderías hasta la universidad.

Evitar la destrucción de empleo

Montero también ha anunciado en la rueda de prensa iniciativas para evitar o minimizar el destrucción de empleo, en caso de que haya «algunas empresas que tuvieran la tentación, durante la duración de la epidemia, de hacer una regulación de empleo o provocar algún despido que no fuera deseable«.

Con esto se refiere a procesos como los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) o Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) que se pudieran justificar por causas productivas o de fuerza mayor en las empresas debido al coronavirus.

[La guía sobre el coronavirus que ha publicado Trabajo: preguntas y respuestas]

De hecho, en la guía sobre el coronavirus que ya publicó Trabajo, se hablaba de que «las extinciones o suspensiones de los contratos de trabajo o las reducciones temporales de la jornada de trabajo que tengan su causa directa en la emergencia (…) tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor» y que en estos casos, la Tesorería General de la Seguridad Social podrá «exonerar al empresario del abono de las cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta mientras dure el periodo de suspensión, manteniéndose la condición de dicho período como efectivamente cotizado por el trabajador».

En los casos en que se produzca extinción del contrato, comentaban en el documento, las indemnizaciones de los trabajadores «correrán a cargo del Fondo de Garantía Salarial, con los límites legalmente establecidos».

Sectores más afectados

La portavoz del Gobierno también ha dicho que existe una «preocupación» por parte de varios sectores. «Lo que tenemos es esa preocupación, trasladada por algunos sectores con los que estamos en una permanente actitud de escucha fundamentalmente el Ministerio de Industria y de Turismo», ha especificado.

De momento, no se han establecido iniciativas, pero se asegura que «en la medida en que esa situación que se pudiera prolongar en el tiempo y se materializara» -ya que de momento son todo previsiones-, entonces el Gobierno «adoptaría medidas para paliar que eso no produzca pérdida de empleo o dejar de atender sus obligaciones de pago» por parte de las empresas.

Es decir, se asegurarían que no supusiera que las compañías no pudieran hacer frente a los pagos a sus proveedores o pagos fiscales. «Consiste en atender la falta de liquidez que tengan esas empresas, pero hoy por hoy esa situación no se ha producido», ha esclarecido Montero.

«Estamos en la clave de que la economía se va a resentir de forma temporal, que incluso lo puede hacer en una forma de V, y que por tanto las medidas que se adopten en todo caso serán medidas puntuales, transitorias y proporcionadas al estatus sanitario que vaya marcando las propias autoridades sanitarias», ha comentado la portavoz y ministra.

Insisten en el teletrabajo

También se ha insistido en recomendar el teletrabajo. De hecho, este mismo martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una entrevista en la Cadena SER ha explicado que buscan flexibilidad.

«Lo que queremos es que las empresas, dependiendo de su actividad, haga fácil que los trabajadores puedan atender a sus obligaciones familiares y que no tengan obligatoriamente que tener presencia en los puntos de trabajo», ha comentado Montero.

[Teletrabajo por el coronavirus: qué dicen los sindicatos y la CEOE]

Sin embargo, no todas las empresas son susceptibles de aplicar este método. Por una parte porque no todos los empleos se pueden realizar desde casa, y segundo porque el Ministerio de Trabajo establece ciertos requisitos.

Entre estos está que se configure como una medida de «carácter temporal y extraordinaria» que en el momento en el que se dejen de dar las circunstancias especiales, se revierta. Además, debe adecuarse a la legislación laboral y al convenio colectivo aplicable.

Datos contra desinformación

En este enlace puedes seguir, a través de una infografía interactiva, la evolución del coronavirus en todo el planeta, con cifras oficiales de infectados, fallecidos y también de personas que se han recuperado tras padecer el Covid-19, también conocido como neumonía de Wuhan. En estos casos, la información es tan necesaria como la lucha contra la desinformación. Hemos recopilado aquíaquí y aquí los bulos más extendidos al respecto. Y en este espacio puedes consultar el resumen de toda la información y verificaciones que hemos publicado.

Combate las mentiras

Si escuchas lo que dice un político y crees que es mentira, o te llega algo que tiene pinta de ser un fake, escríbenos al +34 682 58 96 64 con tu consulta o pincha sobre el número si nos lees desde tu móvil para que lo verifiquemos por ti

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente