Newtral
Los datos disponibles, en tiempo real, sobre las infecciones y muertes por Coronavirus
Siguiente

Los datos disponibles, en tiempo real, sobre las infecciones y muertes por Coronavirus

Recopilamos los recursos disponibles sobre esta crisis, además de información sobre la infección y las medidas preventivas


Las cifras de infectados y muertes causadas por el Coronavirus aumentan cada día. Actualmente, la mayoría de las infecciones se encuentran en China continental, pero el coronavirus ha llegado a otras regiones y otros países.

Distintos organismos ofrecen los datos disponibles sobre la situación de esta emergencia, con las autoridades chinas como referencia principal. También son algunas las desinformaciones que tratan de confundir o crear alarma. Aquí puedes consultarlas.

¿Cómo saber cuántas personas mueren o son infectadas con exactitud? 

Universidad Johns Hopkins

El Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins recopila datos mapeados que provienen de fuentes como la Organización Mundial de la Salud, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Además, se puede comprobar los lugares donde están teniendo lugar estas infecciones y muertes. Lo puedes ver en la cabecera de esta información.

Organización Mundial de la Salud (OMS) y Ministerio de Sanidad

Desde el pasado 21 de enero, la OMS ofrece un reporte diario con los nuevos casos confirmados así como los fallecidos.

El Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad y las CC.AA. también realizan informes periódicos sobre el estado de la epidemia y el caso registrado en España. Puedes consultar los datos actualizados en España sobre el coronavirus aquí.

¿Qué es un coronavirus?

Es un virus del grupo que provoca desde un resfriado a neumonías, con matices. Contempla una familia grande de patógenos para personas y animales. Vistos en el microscopio, parecen tener una especie de corona de proteínas que le permite engancharse en el huésped.

Principalmente afectan al tracto respiratorio -especialmente los pulmones- causan enfermedad grave y en algunos casos la muerte. Los principales síntomas son más intensos que una gripe, con fiebre, dolor y malestar general y problemas respiratorios.

«Las cifras que manejamos actualmente nos colocan en una mortalidad propia de cualquier neumonía que tenemos en hospitales de España o Europa», comentaba al arranque de semana la neumóloga del Hospital la Fe de Valencia Rosario Menéndez (@RosarioMenend12), coordinadora del año SEPAR de enfermedades infecciosas.

Fueron coronavirus los responsables de brotes como MERS-CoV, identificado por primera vez en el 2012 en Arabia Saudí y que causó 66 muertes entonces y 800 acumuladas hasta 2019 (36% de mortalidad). También el brote de SARS-CoV, mucho más mortal, con cerca de 1.000 defunciones (10%) y que empezó en 2002 en Cantón (China).

«El coronavirus de este brote, genéticamente, se parece en un 80% al del SARS, pero está evolucionando como un virus no tan virulento», precisa la doctora Menéndez. «Es nuevo y no se sabe aún mucho de él».

Los virus y bacterias típicos de neumonía son similares en la manera en que daña el pulmón este coronavirus nCov. Pero para un virus no hay antibióticos que valgan.

¿De dónde viene y cómo se contagia?

Las primeras hipótesis sobre el origen apuntaban a un mercado mayorista de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, en el centro-este del país, capital de la provincia de Hubei y de unos 11 millones de habitantes.

No quiere decir que venga de un molusco. Los murciélagos suelen ser el principal reservorio de coronavirus. Y estos pueden haberlo transmitido a otro animal. Aún no se sabe cómo.

El virus ha mutado para poderse hospedar en las células humanas y reproducirse. A partir de ahí, estamos ante una variedad capaz de saltar de humano a humano.

Las primeras estimaciones apuntan a que se pueden propagar mediante gotitas por el aire, procedente de los pulmones, hasta una distancia de casi dos metros. Aunque depende de las condiciones ambientales.

¿Hay precedentes de un coronavirus así?

Fueron coronavirus los responsables de brotes como MERS-CoV, identificado por primera vez en el 2012 en Arabia Saudí y que causó 66 muertes entonces y 800 acumuladas hasta 2019. También el brote de SARS-CoV, mucho más letal, con cerca de 1.000 defunciones (10%) y que empezó en 2002 en Cantón (China).

«El coronavirus de este brote, genéticamente, se parece en un 80% al del SARS, pero está evolucionando como un virus no tan virulento», precisa la doctora Menéndez. «Es nuevo y no se sabe aún mucho de él».

Los virus y bacterias típicos de neumonía son similares en la manera en que daña el pulmón este coronavirus nCov. Pero para un virus no hay antibióticos que valgan.

Según explica la investigadora del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC) Marta López de Diego, que justamente realizó su tesis en Estados Unidos estudiando el coronavirus del SARS, «es menos virulento que aquel. Pero el nuevo se transmite mejor que el del SARS. Y hay que esperar a ver cómo de rápido se sigue extendiendo. De momento no hay que alertarse”.

¿Es peor que una epidemia de gripe?

Aunque es difícil comparar el impacto de distintos virus, está claro que las complicaciones de la gripe cada año matan a muchísima más gente (entre 250.000 y 650.000 personas, según la OMS).

Ahí entran variables como las condiciones de vida de la región donde se produce un brote o, sencillamente, el acceso a servicios sanitarios de calidad que puedan hacer frente a las complicaciones de las enfermedades respiratorias.

Loading…

Si la letalidad (muertes/enfermos) del nCov es de entre el 2% y 3% por ahora, la de la gripe estacional no suele superar el 0,1%. Pero una vez más, la OMS apunta a las regiones pobres, reconociendo que se han infravalorado las cifras en población con menos recursos.

Más fácil de compara es la cifra de muertes entre casos graves hospitalizados. En un país como España, la gripe estacional está causando esta temporada más de 11 muertes entre cada 100 ingresados. La OMS estima que están siendo alrededor de 10 las muertes entre cada 100 personas con neumonía de Wuhan grave.

¿Se está propagando rápido?

Sí. Es una de sus características. Sabemos que una persona infectada por el coronavirus de Wuhan puede contagiar a otras dos o tres antes de estar libre del patógeno. Es lo que se llama el número R0, en epidemiología. Según qué estudio y en qué momento del brote, parece que estamos ante un R0≈2,5.

Por comparar, el SARS de 2002, con un R0=2 a 5, afectó a unas 8.000 personas y desapareció. En este sentido Marta López de Diego apunta que «hay que tener mucha cautela. La mayoría de casos se han dado en China y fuera se han producido casos de personas que han estado en contacto con gente de allí». Es decir, por ahora hay cierta contención.

Según el catedrático de Matemática Aplicada de la UCM y miembro de la Real Academia de Ciencias Miguel Ángel Herrero, «el valor crítico R0=1 separa dos comportamientos: uno corresponde a la propagación de la enfermedad (R0>1), mientras que un valor  R0<1 indica que el proceso está decayendo». Todo esto, claro, sobre el papel.

¿Por qué han decretado una emergencia de salud pública internacional?

La declaración de emergencia por el coronavirus supone una intensificación de los esfuerzos coordinados a nivel internacional para contener una situación que puede afectar a la salud de millones de personas en todo el mundo en un corto periodo de tiempo. En esencia, tiene un carácter preventivo.

Políticamente, esta ha sido una respuesta a las decisiones unilaterales tomadas por estados como Rusia, que ha cerrado su frontera con China. O la de las aerolineas que han suspendido sus vuelos a el país asiático. Y, sobre todo, no estigmatizar a la población asiática.

En una emergencia de salud internacional es la OMS quien dice qué restricciones son necesarias y cuáles se consideran innecesarias, para que los países no se escuden en la crisis sanitaria para tomar medidas arbitrarias o interesadas.

Ojo a los bulos o montajes y no difundas sin contrastar

En Newtral.es puedes consultar algunas de las mentiras que se han difundido sobre el brote de coronavirus de Wuhan. También la OMS se ha dedicado a desmontar falacias y creencias erróneas sobre la propagación del patógeno.

23 Comentarios

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente