Newtral
La guía sobre el coronavirus que ha publicado Trabajo: preguntas y respuestas
Siguiente

La guía sobre el coronavirus que ha publicado Trabajo: preguntas y respuestas

El Ministerio aconseja que se recurra al teletrabajo o que que se paralice la actividad laboral si hay riesgo grave e inminente de contagio por coronavirus

Ministerio de Trabajo Web

El Ministerio de Trabajo ha publicado una guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al coronavirus. En ella aconsejan que se recurra al teletrabajo o que que se paralice la actividad laboral si hay riesgo grave e inminente de contagio.

El propio Ministerio explica en la guía que el objetivo de este documento es «facilitar la información necesaria sobre la aplicación de la normativa laboral en relación con las diferentes situaciones en las que pueden encontrarse las empresas y las personas trabajadoras».

Sin embargo, tanto las patronales empresariales como los sindicatos han criticado las medidas propuestas por Trabajo.

¿Quién activaría estas medidas propuestas por el Ministerio de Trabajo?

La guía no se configura como unas directrices. De hecho, en el propio documento se explica que lo que se habla siempre deberá ir «sin perjuicio de la interpretación de las normas que corresponde a los Juzgados y Tribunales del orden social, las competencias que en materia de cumplimiento e información sobre prevención de riesgos laborales corresponden, de manera respectiva, al Organismo Estatal Inspección de trabajo y Seguridad Social y al Instituto de Seguridad y Salud en el Trabajo, así como de las reconocidas a las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas». Es decir, nunca se podría contradecir a estos organismos.

En este documento se recogen dos supuestos: paralización de la actividad por decisión de la empresa y paralización de la actividad por decisión de las personas trabajadoras. Por lo que tanto empleadores como empleados tendrían la posibilidad de tomar medidas. Además de estos supuestos, plantean medidas preventivas. En ellas, explican que deben «aplicarse los deberes ordinarios de protección establecidos en la normativa de prevención de riesgos laborales».

«El deber de protección de la empresa implica que esta debe garantizar la seguridad y la salud de las personas trabajadoras a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo que están bajo su ámbito de dirección, es decir bajo su capacidad de control», recoge el documento.

El Ministerio añade que es posible que «las empresas puedan verse afectadas por las medidas de salud pública que en cada momento sean aconsejadas o prescritas por el Ministerio de Sanidad en función del nivel de alerta pública (medidas higiénicas, de comportamiento, limpieza, etc)». Es decir, son las indicaciones del Ministerio de Sanidad las que prevalecen sobre las empresas.

¿Qué medidas debería adoptar la empresa según Trabajo?

Así, el empleador debería «adoptar aquellas medidas preventivas de carácter colectivo o individual que sean indicadas, en su caso, por el servicio prevención de acuerdo con la evaluación de riesgos,». Es decir, en función de la actividad que realice cada empresa.

Entre estas medidas estarán algunas como organizar el trabajo «de modo que se reduzca el número de personas trabajadoras expuestas, estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona».

Además, piden también que se adopten «medidas específicas para las personas trabajadoras especialmente sensibles», así como proporcionar información sobre medidas higiénicas. No obstante, recuerdan que las indicaciones que deben seguirse son las del procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus, publicadas por el Ministerio de Sanidad.

¿Cuándo puede elegir el trabajador?

Los trabajadores pueden decidir interrumpir su actividad y abandonar el centro de trabajo cuando este «conlleve un riesgo grave e inminente de contagio por coronavirus». No obstante, según el Ministerio, no es suficiente la mera suposición o alarma social generada para entender que se supone de un riesgo de estas características.

También por decisión mayoritaria, los delegados de prevención podrán «acordar la paralización de la actividad de las personas trabajadoras afectadas por el riesgo de contagio grave e inminente por coronavirus».

En este caso, Trabajo determina que «no podrán sufrir perjuicio alguno derivado de la adopción de las medidas», a no ser que hubieran obrado de mala fe o cometieran una negligencia grave.

David Aguilar (Efe)

¿Qué decisiones dependen de las empresas?

Según el documento, las empresas «pueden adoptar medidas organizativas o preventivas que, de manera temporal, eviten situaciones de contacto social, sin necesidad de paralizar su actividad». Entre estas medidas entra, por ejemplo, el teletrabajo.

Así, la guía asegura que la empresa tiene la capacidad de activar medidas que permitan el desarrollo de la actividad laboral de forma alternativa o, incluso, «la adopción de medidas de suspensión temporal de la actividad«, como puede ser un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Además, están obligadas a informar lo antes posible acerca de la existencia de riesgo por coronavirus, en caso de haberlo, y adoptar medidas para que si fuera necesario los trabajadores puedan abandonar de inmediato su lugar de trabajo.

Sin embargo, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que ya había explicado a Newtral.es aquí que el teletrabajo «son decisiones que en todo caso toman las empresas a nivel interno», considera que la guía del Ministerio de Trabajo es un «grave error».

La CEOE cree que Trabajo genera «alerta y confusión» con su documento.

«CEOE y Cepyme consideramos que el Ministerio de Trabajo y Economía Social comete un grave error al dar difusión a una guía de actuación en el ámbito laboral en relación con el coronavirus que genera alerta y confusión al no corresponder con la valoración del riesgo realizada por el Ministerio de Sanidad», critican en una nota de prensa conjunta.

Además, denuncian que para ello el Ministerio «no ha contado con la participación de las empresas y los sindicatos», a pesar de que aseguran que ellos lo habían solicitado previamente, lo que creen que contribuye «a una mayor incertidumbre». Y critican que el documento «no aporta ninguna novedad para garantizar la salud de las personas trabajadoras ni para minimizar el impacto en la actividad económica». Así, aseguran que «se limita a la transcripción de normas y procedimientos poco adecuados para hipotéticas situaciones de urgencia».

«Los empresarios venimos desde hace semanas trabajando en la prevención y contención del riesgo de contagio de la mano del Ministerio de Sanidad y en perfecta coordinación con el resto de los interlocutores sociales y otros agentes necesarios a lo largo del territorio nacional en tanto que se trata de un asunto de salud pública«, declaran la CEOE y Cepyme.

Fuentes de la CEOE comentaron a Newtral.es que ellos no recomiendan nada a sus empresas sobre cómo actuar sobre este tema, pero sí sirven de vehículo entre Sanidad y las compañías. «Todo lo que son protocolos lo coordina Sanidad», explicaron.

¿Puede no cobrar el empleado si la empresa no le da trabajo?

«Cuando se trata de causas catastróficas o de fuerza mayor, como se podría considerar la epidemia del COVID-19, y la empresa no puede asignar trabajo al empleado, puede que este no reciba su salario», advierte Pere Vidal, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) especializado en Derecho del trabajo y la Seguridad Social .

Así, explica que se podría paralizar la actividad laboral e iniciar un procedimiento de despido colectivo o de suspensión de contratos o de reducción de jornadas (ERTE).

La guía del Ministerio de Trabajo recuerda que la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil contempla que «las extinciones o suspensiones de los contratos de trabajo o las reducciones temporales de la jornada de trabajo que tengan su causa directa en la emergencia, así como en las pérdidas de actividad directamente derivadas de la misma que queden debidamente acreditadas, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor«.

En estos casos, la Tesorería General de la Seguridad Social podrá «exonerar al empresario del abono de las cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta mientras dure el periodo de suspensión, manteniéndose la condición de dicho período como efectivamente cotizado por el trabajador». En los casos en que se produzca extinción del contrato, las indemnizaciones de los trabajadores «correrán a cargo del Fondo de Garantía Salarial, con los límites legalmente establecidos».

¿Cómo se organiza el teletrabajo?

Una de las opciones que más se ha barajado para prevenir el contagio por coronavirus en el entorno laboral y seguir con la actividad, es el teletrabajo. Sin embargo, no todas las empresas son susceptibles de aplicar este método. Por una parte porque no todos los empleos se pueden realizar desde casa, y segundo porque el Ministerio de Trabajo establece ciertos requisitos.

[Teletrabajo por el coronavirus: qué dicen los sindicatos y la CEOE]

Entre estos está que se configure como una medida de «carácter temporal y extraordinaria» que en el momento en el que se dejen de dar las circunstancias especiales, se revierta. Además, debe adecuarse a la legislación laboral y al convenio colectivo aplicable.

Vidal explica que «la medida debe ser acordada entre trabajador y empresa». «El teletrabajo no puede imponerlo la empresa ni se puede imponer por la vía del artículo 41 del Estatuto del trabajador ni por acuerdo colectivo», comenta. Así, el trabajador tiene derecho a decidir porque el cambio implica modificaciones en el régimen contractual.

«Prestar los servicios desde el domicilio, en lugar de prestarlos desde el centro de trabajo, supone que una parte de la actividad laboral se realice sin vigilancia empresarial y esto no se puede imponer», explica el profesor de la UOC.

También entre los requisitos que contempla el Ministerio se establece que no suponga una reducción de derechos del trabajador en materia de seguridad y salud ni en los derechos profesionales, como pueden ser el salario, la jornada, los descansos… Así como que no suponga un coste para el empleado si se necesitaran medios tecnológicos.

¿Cuándo hay baja laboral?

Aunque el documento del Ministerio no lo concreta, Vidal explica que hay dos situaciones si alguien se infecta. «Hay dos situaciones, si me he contagiado estoy de baja laboral y, por tanto, como trabajador ni debo ni puedo trabajar», explica.

Además, comenta que en el caso de estar en aislamiento preventivo como consecuencia del coronavirus, «se considerará que el trabajador está en situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común». Además, la empresa no puede pedir un informe médico al trabajador.

«La empresa no puede obligar a un trabajador a presentar un comprobante médico para tener conocimiento de si tiene el COVID-19 o cualquier otra patología», advierte Vidal, que añade: «tampoco puede despedir a un trabajador por no aportar estos informes médicos».

¿Qué ocurre con los autónomos?

[¿Qué ocurre con los autónomos ahora que hay Gobierno?]

El documento del Ministerio de Trabajo no hace referencia explícita a los trabajadores autónomos. De hecho, Pere Vidal comenta a Newtral.es que «se están tomando muchas medidas, incluso del propio Ministerio para trabajadores asalariados, pero para los autónomos no se está diciendo nada».

Esto se debe, cree, a que al final un autónomo «a efectos normativos es equiparable al empresario». «Es el que corre con la cuenta y riesgo del negocio, entonces en principio tienen que no trabajar o no puede abrir su tienda por estas razones no se prevé ningún tipo de compensación adicional a nivel normativo», explica el profesor.

Eso sí, el autónomo podría tener un seguro que le cubriera en estos supuestos. «La opción que tendrían en algunos casos, si prevén que van a estar meses sin facturar, es darse de baja en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos)», alega.

Fuentes:

63 Comentarios

  • Hola , yo me dedico a dar servicio de catering a una gran empresa que por las situacion del Cov 19 estan trabajando desde casa. Mi pregunta es que ocurre con los trabajadores que prestamos servicios de limpieza , catering, mantenimiento etc. Tienen derecho a indernizarnos ? gracias

  • Hola me dedico a la instalación de estores y cortinas en viviendas particulares soy autonomo puedo ya en fase 1 trabajar aún estando ocupada la vivienda ?

  • Mi medico me da un informe en el que explica contraproducente mi vuelta al trabajo por se persona de alto riesgo, el médico de cabecera me dice que para poder darme la baja tiene que pasar por un documento de recursos humanos de mi emprque se niega a hacerlo, que puedo hacer?

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente