Newtral


Inteligencia Artificial y FP: los nichos de empleo frente a la desaceleración
Siguiente

Inteligencia Artificial y FP: los nichos de empleo frente a la desaceleración

Pese a que el mercado laboral registra el menor crecimiento de afiliados a la Seguridad Social desde 2013, aún hay sectores en los que existen empleos sin cubrir

Shutterstock

Este viernes se han conocido los datos de paro de 2019. Según lo publicado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, nunca ha habido tanta gente trabajando a final de año: en total, 19.408.538 personas con empleo. De hecho, se lleva 6 años consecutivos creando empleo y reduciendo el número de parados.

Sin embargo, cada vez el ritmo al que se hace es menor. En el último mes del año el número de nuevos afiliados solo creció en 31.659 personas respecto a noviembre, la cifra más baja desde 2013. Lo mismo ocurre año frente a año: en 2019 se registraron 384.373 personas más afiliadas a la Seguridad Social, la cifra más baja desde 2014.

Pese a que parece que con la desaceleración económica el crecimiento del empleo está tocando techo, aún hay sectores que tienen puestos sin cubrir y buscan trabajadores.

Profesiones técnicas y sector servicios

Aunque los sectores que más protagonismo toman en la actualidad están relacionados con las nuevas tecnologías, un nicho importante del empleo se encuentra en la Formación Profesional (FP).

Según el último informe anual de Infoempleo y Adecco, las ofertas de empleo que exigen Formación Profesional desbancaron en 2018 a las que pedían estudios universitarios por primera vez en los 22 años que se realiza este análisis. Así, el 42,4% de las ofertas de empleo en España en 2018 exigían que el candidato tuviera estudios de FP ya fueran de grado medio o superior, frente al 38,5% que pedían estudios universitarios.

Así, según el estudio las titulaciones de FP más demandadas fueron las relacionadas con Administración y Gestión de empresas, con el 13% de todas las ofertas, seguidas por aquellas que pedían títulos de electricidad y electrónica (7,7%), fabricación de mecánica (6,4%), informática y telecomunicaciones (4,3%) o instalaciones y mantenimiento (4%).

Sin embargo, según el informe de la OCDE Education at a Glance 2018, España se sitúa entre los países con menor porcentaje de alumnos matriculados en ciclos formativos de Grado Medio de Formación Profesional (en 2016 era el 35%, por debajo de las medias de la OCDE del 44% y de la UE del 48%).

Empleos emergentes

En cuanto a los avances tecnológicos, LinkedIn recoge en su Infome Empleos emergentes 2020 los trabajos que han ido apareciendo en los últimos cinco años y que más han ido creciendo por la demanda de las empresas. En general, en el último año estas son profesiones digitales, en concreto los puestos que «emplean la tecnología para conectar a las personas, ayudan a tomar decisiones e impulsan transformaciones estructurales».

«Las habilidades relacionadas con Ciberseguridad, automatización de procesos y marketing son las que más demandan los perfiles de los Empleos Emergentes 2020″, explica el estudio. En cuanto a competencias se busca especialización en lenguajes programáticos y servicios de la información. «En general, los profesionales que más sobresalen en España poseen conocimientos para el trabajo similares», establece.

Los empleos emergentes que más se demandan son especialistas en IA, desarrolladores de Salesforce y expertos en éxito del cliente

Así, el perfil que más a crecido por la demanda es el especialista en Inteligencia Artificial (IA), que entran en sectores de tecnologías de la información, programación informática, Investigación, Educación, Telecomunicaciones y Consultoría de gestión. Para ello, deben saber de aprendizaje autónomo, visión por ordenador, Phyton y R, lenguaje C++ o Java, entre otros. Las empresas que buscan estos trabajadores están en Madrid, Barcelona y Valencia.

En segundo lugar están los desarrolladores de la herramienta online Salesforce, caracterizados por ser «perfiles con un gran conocimiento técnico y una capacidad para utilizar diferentes programas«. LinkedIn explica que las empresas que demandan a estos profesionales están en Madrid, Barcelona y Sevilla y forman parte de los sectores de Servicios y tecnologías de la información, Consultoría de gestión, Seguros, Programación informática, Servicios financieros, Ocio, viajes y turismo, Logística y Gestión de la cadena de suministro.

Shutterstock

Entre los empleos emergentes que más crecen por demanda de las empresas se encuentran también expertos en «éxito del cliente» —con conocimientos de Castellano, Retención de clientes, Salesforce, CRM, Estrategia de negocio y Marketing Digital—, ingenieros de robótica, especialistas en Ciber seguridad, científico de datos o desarrollador de Big Data, entre otros.

«En España, las industrias que demandan los Empleos Emergentes son las relativas a los servicios y tecnologías de la información, servicios financieros y consultoría de gestión. Además, las áreas de marketing y publicidad y la investigación también aglutinan a los perfiles profesionales predominantes en 2020″, refleja el estudio.

¿Por qué crece menos el empleo?

El menor aumento del empleo está relacionado con la desaceleración del crecimiento económico que, como ya explicaron aquí varias fuentes a Newtral.es, es el principal escollo al que tiene que hacer frente el país y que «no afecta solo a España, sino que se trata de un fenómeno global que afecta especialmente a la Unión Europea».

Así, según los datos de crecimiento interanual de la economía española relativos al tercer trimestre de 2019, el PIB aumentó el 1,9% por lo que por primera vez en cinco años el crecimiento ha sido menor del 2%.

PIB: ¿Por qué crecemos por debajo del 2% por primera vez en 5 años?

El 2% la cifra que se suele establecer de crecimiento natural de un país que permite mejorar elementos como el desempleo o la inversión. De hecho el Fondo Monetario Internacional (FMI) explicó en el External Sector Report 2019 que para lograr un PIB suficientemente fuerte y nuevas reducciones del desempleo se requiere una tasa de crecimiento relativamente elevada, por encima del 2%.

«La principal consecuencia de este menor crecimiento es que se ve una ralentización en la creación de empleo. Dado que la principal fuente de aumento de la desigualdad en España es la elevada tasa de paro, esto implica obstáculos para que se produzca una recuperación inclusiva», explicaba aquí a Newtral.es Miguel Cardoso, economista jefe para España en BBVA Research.

Fuentes:

3 Comentarios

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente