Newtral
Una información falsa sobre el acceso a ayudas estatales engaña a temporeras y trabajadores del campo en Palos de la Frontera y Lucena del Puerto
Siguiente

Una información falsa sobre el acceso a ayudas estatales engaña a temporeras y trabajadores del campo en Palos de la Frontera y Lucena del Puerto

Cientos de personas se agolpan desde hace tres días engañadas frente a los consistorios con la esperanza de poder acceder a ayudas económicas a través del empadronamiento

El Ayuntamiento de Palos de la Frontera. | Foto: UPA Huelva

Una cola de personas esperando bajo el sol con el pasaporte en una mano y la solicitud de empadronamiento en otra. Frente al Ayuntamiento de Palos de la Frontera, decenas de hombres y mujeres se agolpan cada día desde el viernes para empadronarse creyendo que así podrán tener acceso a ayudas como el Ingreso Mínimo Vital. Un bulo que corre de boca en boca y pone en riesgo a estas personas, la mayoría en situación irregular o con un permiso de trabajo temporal, según denuncia la Unión de Pequeños Agricultores a Newtral.es. También ocurrió en Lucena del Puerto. 

«Hoy lunes es el tercer día que hemos detectado que mujeres con contratación de origen han llegado al Ayuntamiento de Palos de la Frontera, después de cruzar seis kilómetros desde su finca hasta el casco urbano», explica Manuel Piedra, secretario general de la Unión y responsable de la contratación del contingente de mujeres marroquíes que cada año acude a trabajar en la campaña de recogida de la fresa y los frutos rojos. Piedra cree que están siendo engañadas por personas que las acompañan prometiendo algo que es imposible, ya que tienen un permiso de trabajo temporal de ida y vuelta que en ningún caso da acceso a las ayudas.

En Huelva, la campaña de la fresa ha terminado y más de 7.000 trabajadoras marroquíes que se han quedado sin trabajo se encuentran bloqueadas en España por el cierre de fronteras. Tanto empresarios, asociaciones y sindicatos manifestaron su preocupación por el destino de estas mujeres, llegando incluso a hablar de «crisis humanitaria«. Desde la Unión de Pequeños Agricultores de Huelva piden que se abra un corredor sanitario para este colectivo. 

Trabajadoras de origen marroquí recogiendo fresas en una finca en Cartaya (Huelva) en abril. Foto: Julián Pérez (Efe)

«Imagínate, la frontera está cerrada, están sin trabajar, sin dinero y alguien les ha dicho que hay una ayuda del gobierno, pues ni se lo piensan», explica Piedra por teléfono. El secretario general de la Unión denuncia que además, para llegar al casco urbano han venido caminando o con vehículos en los cuales se les ha cobrado el viaje. «Luego las he visto en tiendas donde también han hecho cola para fotocopiar su pasaporte y en bancos para pagar la tasa de un euro que exige el empadronamiento», agrega. 

Desde Newtral.es, hemos contactado repetidas veces con el Ayuntamiento de Palos de la Frontera, gobernado por el Partido Popular y liderado por el diputado Carmelo Romero pero no nos han contestado.

El pasado 18 de junio, Romero aseguró en Antena Huelva Radio que eran unas «300 personas inmigrantes» esperando para «hacer la tramitación y cobrar paguitas». «No está  en nuestras manos decirle si tienen la paguita o no, esto va en función de la normativa que hay al respecto», subrayó durante la tertulia en la emisora.

El PSOE de la localidad se ha hecho eco de la situación y difundió un mensaje en su cuenta de Facebook en el que aseguran que las colas se han producido por un «bulo malintencionado» sobre el cobro del Ingreso Mínimo Vital.

En Lucena del Puerto también 

Como recogen los medios locales diario de Huelva y huelva24, la situación se dio también en Lucena del Puerto. El alcalde de la localidad, Manuel Mora Ruiz (Independientes por Lucena) explica a Newtral.es que desde hace tres semanas, han recibido entre 300 y 400 solicitudes de empadronamiento. Ante la imposibilidad de guardar las distancias de seguridad y atender a todo el mundo, el Consistorio decidió cerrar la ventanilla y otorgar solo cinco citas al día, por lo que creen que ahora, las personas se trasladan a otros municipios.

Cola frente al Ayuntamiento de Palos de la Frontera. Foto: UPA Huelva (cedida).

«Desde el Ayuntamiento, se les dice que no pueden tener acceso al IMV con el empadronamiento y que en muchos casos, se les contestará de manera negativa», indica Mora Ruiz, que precisa que las personas se forman desde las siete de la mañana. La tasa administrativa, en esa localidad onubense, es de tres euros. «Sospechamos la labor de algún tipo de mafia, hay gente que está ganando dinero con esto», asegura Mora Ruiz. 

El bulo que engañó a la población inmigrante en Níjar, Almería ]

Para poder acceder al recién aprobado Ingreso Mínimo Vital, es necesario tener la residencia legal en España y haberla tenido de forma continuada e ininterrumpida durante al menos un año. Tener un certificado de empadronamiento no implica tener la residencia, pero algunos mensajes aseguran lo contrario, como ocurrió en la provincia de Huelva y también a inicio de junio en Níjar (Almería).  En esta localidad, un mensaje de WhatsApp aseguró que se había abierto un proceso de empadronamiento masivo y cerca de 150 personas esperaron engañadas frente al Consistorio, sin la distancia de seguridad exigida para protegerse de la Covid-19.

[Abascal habla de «efecto llamada» pese a que no existe, según los datos oficiales y los expertos]

Imágenes de denuncia en redes sociales

Después de las concentraciones en Níjar y en Palos de la Frontera empezaron a circular imágenes de lo ocurrido en redes sociales denunciando un supuesto «efecto llamada» por el recién aprobado Ingreso Mínimo Vital. Vox, a través de su cuenta de Twitter, ha compartido uno de los vídeos en el que se ve a la multitud de personas esperando frente al Ayuntamiento onubense. «Luego dirán que el efecto llamada es un bulo», ha indicado el partido de ultraderecha. 

No es la primera vez que Vox trata de argumentar que el IMV produce un efecto llamada. El pasado 1 de junio, difundió un vídeo en el que aparecían cinco personas hablando en árabe sobre la ayuda. Según se compartía por distintos usuarios en redes sociales, eran mafias marroquíes “animando” a personas a venir a España para cobrar la nueva prestación, pero como informamos en Newtral.es, eran youtubers explicando los trámites y los requisitos para acceder al ingreso a un público residente en España.

«No sabemos de dónde viene esa información distorsionada y aprovechada pero lo que sí es que está poniendo en riesgo a estas mujeres en la carretera, le están sacando un dinero y además no se está guardando la distancia de seguridad», denuncia Piedra. Su organización ya se ha puesto en contacto con Cruz Roja, para que se informe correctamente a las temporeras y trabajadores que no hablen español de que estar empadronado no da acceso a esta ayuda.

Desde Cruz Roja Andalucía, indican a Newtral.es que están informando a las mujeres temporeras y a las personas en los asentamientos de las condiciones que se exigen para el ingreso mínimo vital. También están preparando un folleto en distintos idiomas para distribuirlo a esta población porque «están llegando [a los Ayuntamientos] con información equivocada de cómo pedirlo». Desde el colectivo Jornaleras de Huelva en Lucha, creen que se difunde esta información errónea «para crear el revuelo y provocar rechazo a estas personas».

[¿Existe el efecto llamada? Todo lo que sabemos indica que no

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente