Newtral
Leo Varadkar adelanta las urnas en Irlanda ante un Brexit inminente
Siguiente

Leo Varadkar adelanta las urnas en Irlanda ante un Brexit inminente

Los irlandeses votarán el 8 de febrero en unas elecciones generales tras resolverse la crisis política en el Úlster y el problema del ‘backstop’ con el Reino Unido

Aidan Crawley | EFE

El primer ministro de la República de Irlanda, Leo Varadkar, convocó elecciones generales anticipadas para el 8 de febrero a la salida de una reunión de su Consejo de Ministros el martes pasado. La victoria de Boris Johnson en las elecciones británicas de diciembre alejó el fantasma de un Brexit sin acuerdo y, con él, los problemas nefastos que ocasionaría en la frontera irlandesa.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista para el 31 de enero, y el reciente acuerdo entre Londres y Dublín para desbloquear el bloqueo trienal en Irlanda del Norte y restaurar su Ejecutivo autónomo fueron los motivos fundamentales para el adelanto electoral, según explicó el propio Varadkar.

Lo más importante

“Siempre dije que las elecciones deberían celebrarse cuando fuera el mejor momento para el país y hasta ahora me he mantenido en la convicción de que la mejor fecha era el verano de 2020. Pero debo admitir que las circunstancias han cambiado”, declaró el primer ministro en la radio pública irlandesa RTÉ.

El partido de Varadkar, el Fine Gael, gobierna en minoría desde 2016 con el apoyo de la principal fuerza de la oposición, el Fianna Fáil de Micheál Martin, y de varios diputados independientes. Los dos partidos ocupan la mayoría de los escaños del Oireachtas (Parlamento bicameral) y se alternan en el poder desde hace décadas.

A diferencia de experiencias anteriores en las que el partido democristiano de Varadkar formaba coaliciones con el Partido Laborista, se ensayó por primera vez una alianza con el conservador Fianna Fail. El pacto se firmó inicialmente para tres años, pero la incertidumbre acarreada por el Brexit durante el mandato de Theresa May en el Reino Unido convenció a los dos socios para prolongar su colaboración hasta 2020. A pesar de su rivalidad histórica, el Fianna Fáil ha apoyado los presupuestos generales del Gobierno y se ha abstenido en votaciones importantes para dar estabilidad al Ejecutivo.

El Fine Gael de Varadkar, con 47 diputados de 158 en el Dáil Éireann (Cámara Baja), se enfrentará pues al Fianna Fáil de Martin (45 asientos) en las elecciones del 8 de febrero. También concurrirán otras fuerzas importantes del país como los nacionalistas de izquierda del Sinn Féin (22), dirigidos por Mary Lou McDonald, o el Partido Laborista (7), liderado por Brendan Howlin.

¿Cuál es el contexto?

Las nuevas circunstancias que motivaron al primer ministro irlandés a adelantar elecciones son el Brexit y la situación de bloqueo político que sufría Irlanda del Norte desde hace tres años, según explicó el taoiseach al convocar las urnas.

Varadkar firmó con Boris Johnson un acuerdo para solucionar el conflicto del backstop, a saber, la salvaguarda irlandesa que pretendía evitar el establecimiento de una nueva frontera en la isla entre Irlanda del Norte, nación incorporada al Reino Unido, y la República de Irlanda. El backstop se convirtió en objetivo prioritario para el Gobierno de Dublín, dado que las consecuencias que acarrearía para el país en un escenario de Brexit duro serían infames.

El otro factor de peso que explica el adelanto de urnas es el desbloqueo institucional en el Úlster. El 10 de enero, en un esfuerzo conjunto entre Reino Unido e Irlanda, se logró que unionistas y republicanos norirlandeses aceptaran el acuerdo New Decade, New Approach (Nueva Década, Nuevo Planteamiento). Con la firma del pacto, Belfast recuperó la Asamblea Autonómica y su Gobierno después de permanecer cerrados casi 1.000 días.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Más allá de las dos razones oficiales antedichas, la convocatoria electoral tiene lugar en un contexto de deterioro del pacto de legislatura que sostenía al Gobierno de Varadkar. El Fianna Fail, que se comprometió a abstenerse en las votaciones clave del Oireachtas para no obstaculizar la tarea del Ejecutivo, ha visto en los últimos meses cómo varios diputados manifestaban su rechazo a mantener ese acuerdo. Las desavenencias internas han puesto en riesgo la frágil aritmética parlamentaria y han debilitado la estabilidad del gobierno de Varadkar.

Asimismo, algunos servicios públicos atraviesan una situación precaria. El ministro de Sanidad, Simon Harris, iba a someterse el próximo mes a una moción de confianza en la que no estaba claro que fuera a contar con la abstención del Fianna Fáil. Otro de los problemas que se han agravado en los últimos años es la vivienda, con un mercado en el que la demanda es muy superior a la oferta y los precios de compra y alquiler se han disparado. No obstante, corre a favor de Varadkar que la economía irlandesa continúe registrando los niveles de crecimiento más altos de la zona euro, mientras que el país roza el pleno empleo.

A lo largo de los últimos meses se han elaborado numerosas encuestas sobre el apoyo de los distintos partidos políticos en Irlanda. El Fine Gael ha liderado el cómputo global de sondeos desde octubre, pero el Fianna Fáil ha ido recortando distancias a medida que se acercaba el fin del ejercicio. La encuesta de Red C para The Sunday Business Post del 21 de noviembre atribuía el 30% de los votos al partido de Varadkar y el 24% al de Martin. Pero un mes después, el sondeo Behaviour and Attitudes de The Sunday Times, publicado el 7 de diciembre, otorgó un empate entre ambas fuerzas, con un 27% de apoyos cada una.

La encuesta más reciente del mismo diario, a fecha de 14 de enero, advertía de un sorpaso del Fianna Fáil (32%) al Fine Gael (20%) del actual primer ministro, que perdería una cantidad significativa de apoyos y que se colocaría muy cerca del Sinn Féin (19%). Los seguiría en la distancia el Partido Laborista con el 4% de votos, según el sondeo de The Sunday Times.

#Fact

El Fine Gael ganó las elecciones hace cuatro años con Enda Kenny como líder, pero dejó su puesto en 2017 a Varadkar. El actual primer ministro es hijo de un inmigrante indio y el primer jefe de Gobierno irlandés que se declara abiertamente gay.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente