Newtral


El futuro de Carles Puigdemont
Siguiente

El futuro de Carles Puigdemont

La Justicia belga decidirá el 16 de diciembre si finalmente extradita al ex president de la Generalitat por la euroorden reactivada por el Tribunal Supremo tras la sentencia del ‘procés’

El juzgado de primera instancia belga que debe decidir sobre la orden de detención y entrega contra el ex president de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont decidió aplazar este martes la vista sobre el caso hasta el próximo 16 de diciembre, según anunció el exmandatario catalán a su salida del tribunal el martes.

Lo más importante

Puigdemont solicitó a la Justicia belga aplazar la vista sobre la euroorden emitida por el juez instructor del Tribunal Supremo Pablo Llarena y reactivada tras la sentencia del ‘procés’. El ex jefe del Ejecutivo catalán compareció ante un tribunal de primera instancia en Bruselas después de que la Fiscalía recibiera hace dos semanas la tercera orden europea de detención y entrega contra él.

La Justicia belga ha aceptado la prórroga que pedía Puigdemont para poder presentar observaciones por escrito sobre asuntos como la inmunidad parlamentaria como miembro electo del Parlamento Europeo que alega el expresident. Llarena ha comunicado a las autoridades belgas que Puigdemont no tiene dicha inmunidad al no haber acatado la Constitución ni haber tomado posesión de su escaño, requisitos necesarios para ser miembro del órgano legislativo europeo.

¿Cuál es el contexto?

El expresident de la Generalitat huyó a Bélgica en 2017. Tras la sentencia del ‘procés’ del pasado 14 de octubre, se activó una tercera euroorden contra Puigdemont por presuntos delitos de sedición y malversación en la causa del ‘procés’. El 18 de octubre de este año, la Justicia belga decidió dejarle en libertad sin fianza con mínimas medidas cautelares pese a los avisos de Llarena. Puigdemont tuvo que declarar una residencia fija, ponerse a disposición de las autoridades judiciales en todo momento y comprometerse a no salir de Bélgica. El exmandatario catalán ratificó su compromiso con las autoridades belgas y se presentó voluntariamente para “seguir todos los pasos oficiales que acompañan este procedimiento”.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, advirtió que el Gobierno español no entendería que el Estado belga no entregase a Puigdemont. En declaraciones a Onda Cero, la vicepresidenta señaló que espera que la Justicia belga responda a esa petición justificada desde el punto de vista jurídico tras la sentencia del ‘procés’. “Interpretaremos que no es respetable que a una democracia plenísima se le niegue la entrega después de tener la sentencia del Supremo”, subrayó. Calvo añadió que, si Bélgica se niega a entregar a Puigdemont, el Gobierno tomará “decisiones”.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha calificado de “gravísimas” las declaraciones de la vicepresidenta y ha criticado la “irresponsabilidad” de Calvo por afirmar que “desde el poder Ejecutivo” se tomarían decisiones sobre asuntos que el Govern entiende que competen a la Justicia belga. La consellera entiende que las declaraciones son “amenazas de un Estado que hace tiempo que ha olvidado la separación de poderes”.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La Fiscalía belga aboga por extraditar a Puigdemont por los delitos recogidos en la euroorden: sedición y malversación. Según el abogado del expresident, Simon Bekaert, el posicionamiento de la Fiscalía está en línea con la petición del Tribunal Supremo español y figura en alegaciones escritas ya presentadas ante la vista sobre la euroorden reactivada contra Puigdemont. La acusación cree que “a primera vista” Puigdemont puede ser entregado a España por estos dos delitos, para los que, según la normativa de la euroorden, debe encontrarse una equivalencia en los códigos legales belgas, según ha explicado el letrado.

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, consideró que la sentencia del ‘procés’ facilitará la extradición de Puigdemont. La ministra reiteró que la cooperación jurídica en Europa “funciona y funciona bien” y enfatizó que los delitos de sedición y malversación tienen encaje en el Código Penal belga. “Se están dando los pasos adecuados y tenemos una sentencia firme condenatoria que seguramente facilite esa decisión”, opinó.

Preguntada sobre si el Gobierno teme que Puigdemont huya de Bélgica, Delgado ha recordado que la propia Justicia belga ha adoptado medidas cautelares para prevenir que esto suceda.

El abogado del expresident aseguró que su cliente se presentará ante los tribunales belgas siempre que se le convoque y que colaborará con las autoridades de su país de residencia. “Hablaremos con el fiscal y mi cliente. Si es convocado a ir ante el juez, no se esconderá. Colaborará con la Justicia belga. Confía en la Justicia belga. Esa es la razón por la que está en Bruselas”, afirmó el defensor.

#Fact

Independientemente de la decisión que tome finalmente el juez sobre la entrega o no de Puigdemont a las autoridades españolas, las partes en el proceso –Fiscalía belga y defensa– dispondrán de un plazo de 24 horas para presentar un recurso. El caso pasaría entonces a la Corte de Apelación.

Después de dicho recurso, quedaría aún una última instancia: el Tribunal de Casación –equivalente al Tribunal Supremo español–, que puede pronunciarse sobre la forma del proceso, pero no sobre el fondo.

El reglamento europeo establece un plazo máximo de 60 días para resolver los procesos de extradición entre dos Estados miembros. El periodo podría ser ampliado otros 30 días y, en casos excepcionales, hasta los 90.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente