Newtral
15 gatos de Wuhan: la larga historia de los coronavirus y los felinos
Siguiente

15 gatos de Wuhan: la larga historia de los coronavirus y los felinos

¿Puede un humano contagiar de COVID-19 a su mascota? Si es un felino o un hurón, es posible, incluso aunque el animal no enferme. Se van sumando evidencias de algo que parece muy poco frecuente. Al menos, de forma obvia.

Gato en una calle de China | Shutterstock

Una infección por coronavirus. Altamente contagiosa. Cursa con levedad en la mayoría de casos. Puede ser poco sintomática. Y hasta el 75% de los individuos que salen a la calle se contagian.

Este retrato no es el del SARS-CoV-2 en humanos. Es el día a día de las clínicas veterinarias y zoológicos con gatos y otros félidos. Y no es nuevo. El llamado coronavirus felino no suele pasar de un cuadro digestivo leve.

¿Pero qué pasa cuando los gatos se ponen a estornudar? En Wuhan, epicentro donde se produjo en primer contagio entre humanos del nuevo coronavirus, los gatos callejeros se han convertido en sujetos experimentales.

De 102 gatos callejeros recogidos en Wuhan, 15 tenían anticuerpos propios de haber pasado la infección

Aunque los focos están puestos en los hospitales humanos, un equipo liderado por el doctor Qiang Zhang (Universidad de HuaZhong) se puso a buscar felinos que vivían en las calles de la capital de Hubei. A la muestra sumaron gatos que convivían con personas, algunas enfermas de COVID-19.

Consiguieron 102, a los que hicieron un análisis a muestras. Un 14,7% dio positivo, no a la enfermedad en sí, sino a la capacidad de sus células a ser ‘enganchadas’ por el coronavirus. 11 habían desarrollado anticuerpos neutralizantes. Tres habían estado en contacto con humanos con COVID-19 confirmado.

15 gatos estaban ya inmunizados. Pero no hubo PCR positiva.»Eso es interesante. Nos demuestra que pueden haber entrado en contacto con enfermos (humanos) y han reaccionado. Tendrán seguramente células (de las defensas) de memoria».

Así lo interpreta el catedrático de la UCM e investigador del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VisavetVíctor Briones. En ninguno de ellos se encontró ARN del SARS-CoV-2 en muestras.

«Aunque la infección en gatos callejeros no se entendió completamente, es razonable especular que estas infecciones probablemente se deban al contacto con el ambiente contaminado con SARS-CoV-2 o pacientes con COVID-19 que alimentaron a los gatos», dicen los autores en el borrador de su publicación.

Y, al revés, ¿quiere decir eso que pueden transmitir a humanos? No. Ni siquiera hay apenas evidencias de contagios en los gatos caseros. Ni en Wuhan ni en el resto del mundo. Aunque la prioridad, en China, fue salvarles del hambre, no del coronavirus, como muestra este reportaje de rescatadores de gatos caseros de gente enferma en el epicentro de la epidemia:

Tres enfermos tigres

A 12.000 kilómetros de Wuhan, Nadia, una tigresa malaya de 4 años del zoológico del Bronx dio positivo en el nuevo coronavirus, en lo que podría ser la primera animal con COVID-19 conocida en Estados Unidos. La institución que gestiona el zoo atribuyó el contagio a un cuidador asintomático pero enfermo.

Dos tigres más y tres leones africanos mantienen una persistente tos seca, a la espera de hacerles la prueba. De confirmarse la infección por SARS-CoV-2, se sumaría a otro felino, un gato casero en Bélgica, que vivía con una persona enferma de COVID-19. ¿Están contagiándose los felinos del mundo a partir de las toses humanas?

Asistencia veterinaria a una cría de tigre, no relacionada con el zoo del Brox | Shutterstock

Una visita al mapa de las clínicas veterinarias nos saca de dudas. «De los 200 gatos sobre los que habré tenido consulta este mes, a apenas uno lo consideraría sospechoso de COVID-19″.

Quien así habla es Héctor Martín, veterinario y copropietario de las clínicas Malasaña y ChuecaVet, en el centro de Madrid, y quien hace un mes ya nos contaba cómo se había disparado la preocupación por el tema entre su clientela.

Sus compañeros de otros centros ven un patrón parecido. «En todo caso no tenemos herramientas para testar. Que se presenten con sintomatología respiratoria puede ser habitual, más raro es verlos con fiebre y alguno hay, pero de ahí a demostrar que es por SARS-2…», explica Martín.

En Estados Unidos, el lugar con mayor número de casos, «hasta la fecha, los CDC no han recibido ningún informe de mascotas enfermas con COVID-19», señalan desde la Asociación Estadounidense de Veterinaria.

La Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales ha señalado que «no pasa nada. En momentos donde muchas personas están aisladas de sus familiares y con la única compañía directa de sus mascotas, pueden seguir disfrutando de esta compañía y seguir las recomendaciones que se han venido haciendo desde el inicio de la pandemia».

Transmisión demostrada pero infrecuente

Para Briones «estadísticamente, los números son tozudos y los casos no parecen tener una gran relevancia epidemiológica».

En el caso del gato belga con síntomas, no se le han hecho pruebas de anticuerpos específicos. Se han encontrado genes del virus en muestras. Otro, el pasado día 31, en Hong Kong, dio positivo en el test en muestras nasales y rectales, pero no presentó síntomas. Era el gato de un humano enfermo.

De los coronavirus en gatos podemos deducir que el nuevo será duradero y recurrente, pero que podremos encontrar una vacuna, como la hay para animales.

Eso sí, la ausencia de casos en las clínicas hace pensar que o «bien el contagio es improbable o bien los gatos apenas presentan síntoma alguno», no descarta el catedrático Briones.

De lo que nos enseñan los otros coronavirus animales podemos tener una mala y una buena noticia, según el profesor: «Los coronavirus son insidiosos. Duran y duran. Es difícil deshacerse de ellos. La buena noticia es que para el que causa la peritonitis felina hay vacuna así que cabe esperar que tengamos una en humanos y se cronifique».

Martín también apunta a una similitud entre el coronavirus felino (que causa una enfermedad conocida como FIP) y el desenlace de los casos graves de COVID-19 en humanos: una desproporcionada respuesta del sistema inmunitario. «No mata el virus, sino la tormenta descontrolada de las propias defensas».

Gatos y hurones son infectables

Los gatos callejeros de Wuhan, el felino casero de Bélgica o los tigres neoyorkinos están lejos de ser una gran muestra representativa de una realidad epidemiológica. Incluso el primero de los estudios carece de una revisión por parte de otros investigadores.

Así que no hay nada concluyente. Pero sí que podemos tratar de entender cómo se producen los supuestos contagios forzándolos.

La prueba de laboratorio se hizo en China con diferentes especies animales: hurones, gatos, perros, cerdos, pollos y patos. Gatos y hurones resultaron las especies animales más susceptibles a la infección; en el caso de los hurones, el SARS-CoV-2 era capaz de replicarse en el tracto respiratorio superior sin causar signos de enfermedad.

Se obtuvieron resultados similares en gatos, donde también se demostró la transmisión de virus entre individuos a través de gotitas de la respiración, aunque en el experimento, sólo uno de tres animales expuestos resultó infectado.

Para Martín, las condiciones de laboratorio fueron poco asimilables a las de un contagio en el hogar. En el experimento les expusieron a los gatos al «equivalente a inhalar un mililitro de secreciones de un paciente enfermo».

Los perros mostraron susceptibilidad baja a la infección por SARS-CoV-2 y los cerdos, patos y pollos ninguna. «Estos estudios se están haciendo para buscar modelos (animales de laboratorio) con el que poder experimentar con el coronavirus en medicina humana, para medicamentos, vacunas, etc.» aclara Briones.

«Es posible que gatos o perros sean lo que llamamos un fondo de saco epidemiológico. Eso se vio en el caso del ébola en África. Pero no pensamos que actúen directamente en la transmisión», explica.

Estudios teóricos se han fijado en la llave del virus para abrir la cerradura ACE2 que tienen las células infectables y entrar en ellas. Según estos trabajos, muy preliminares, algunos animales de compañía podrían permitir el anclaje de la proteína S de este virus (el extremo de sus pinchos) en algunas células.

Proteger al gato de casa en tiempos de coronavirus

Son todos ellos resultados muy preliminares, publicados en borradores pendientes de revisión. Sobre todo en lo que a la metodología se refiere. «Lo normal es que se tardarse dos meses en revisar, pero es comprensible la urgencia».

En la vida real, lejos de los laboratorios, la inmensa mayoría de los gatos son de vida interior. Pueden contagiarse de sus humanos «frotándose con nuestra cara, nariz… esos comportamientos son habituales», dice Héctor Martín.

¿Qué dice la OMS de los animales? «En la actualidad, no hay evidencia que sugiera que los animales infectados por humanos tengan un papel en la propagación del COVID-19. Los casos en humana se deben a un contacto de persona a persona».

Por el momento, ninguna organización nacional ni internacional ha emitido recomendación alguna a la hora de manejarse con nuestras mascotas en un escenario de pandemia por coronavirus.

Los gatos caseros no deben hacer excursiones. Ellos, como nosotros, confinados. «La OMS dice que hay que proteger a la familia y ellos lo son»

«De todas formas, la OMS sí ha dicho que hay que proteger a la familia si hay alguien enfermo en casa. Y los animales son parte de la familia», opina el doctor Briones. Así pues, evitar o limitar en contacto, como con los humanos. Además, limpieza en casa.

«Los gatos tienen dos comportamientos que los hacen delicados: se lamen el pelo, que está en contacto con todas las superficies. Y, desde luego, ahora no es buen momento para permitirles hacer sus excursiones. Igual que estamos confinados los humanos, ellos también».

¿Muciélagos, pangolines…? Gatos, no

Que los gatos puedan infectarse no implica que sean el origen del coronavirus. Los expertos explican que la fuente primaria más probable de la enfermedad, al igual que en otros brotes causados por coronavirus, es de origen animal. Eso parece claro.

Gato en una calle de Taiwán | Shutterstock

El reservorio del virus es el murciélago. Mientras, se sigue investigando acerca del animal hospedador intermediario y hay controversia entre el pangolín y otras especies salvajes.

El modo en el que pudo transmitirse el virus de la fuente animal a los primeros casos humanos es desconocido, recuerdan los expertos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, que no obstante consideran que todo apunta al contacto directo con los animales infectados o sus secreciones.

En estudios realizados en modelos animales con otros coronavirus se ha observado tropismo (afinidad que presenta un virus determinado con uno o más tejidos de su hospedador) por las células de diferentes órganos y sistemas, que producen sobre todo cuadros respiratorios y gastrointestinales.

Esto podría indicar, según los técnicos, que la transmisión del animal a humanos de esos otros coronavirus, «pudiera ser a través de secreciones respiratorias o material procedente del aparato digestivo».

Las personas infectadas podrían transmitir el coronavirus a perros, gatos y hurones de forma ocasional, sin embargo se desconoce si la transmisión podría ser a la inversa, es decir, de animales a humanos, según señala un nuevo documento científico del Ministerio de Sanidad.

Los Colegios de Veterinarios han reclamado su presencia en el Comité de Expertos que asesora al gobierno ante el nuevo coronavirus,

La OMS mantiene que no hay ninguna evidencia al respecto. Como tampoco de que, al revés, ocurra con otras especies. Sería una terrible noticia que descubriéramos que le podemos pegar COVID-19 a animales de granja, despertando los fantasmas del mal de las vacas locas.

3 Comentarios

  • Tengo tres gatos y vivo solo, tengo miedo de contagiarme , trasmitirselo y que les pase algo. No me queda claro, pero parece que si se contagian , suelen tener sintomas leves. Es cierto?

  • Que animaladas …el coronavirus en gatos esde toda la vida ..sies verdad .queno sé si el humano contajia al gato ….pero el gato al humano nooo. Que no rallen ala jente loque faltava …en China pobres ..animalitos uffff

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente