Newtral


La vacuna contra el ébola, aprobada en Europa: preguntas y respuestas
Siguiente

La vacuna contra el ébola, aprobada en Europa: preguntas y respuestas

La Comisión Europea ha aprobado la comercialización de la vacuna contra el ébola Ervebo, desarrollada tras el brote en el África occidental en 2014 y en medio de una emergencia declarada en la República Democrática del Congo.

Virus del ébola | CDC Global

¿Cómo actúa la vacuna contra el ébola?

En realidad existen dos vacunas: rVSV-ZEBOV (Ervebo), la ahora autorizada por Europa; y la AD26.ZEBOV + MVA-BN-FILO, en fase de obtener una autorización provisional.

La primera se basa en una sustancia viva y desactivada, como ocurre con la mayoría de vacunas. En concreto, lleva consigo un virus, que no es el del ébola. Este virus es modificado genéticamente para que sea capaz de generar anticuerpos contra la variedad Zaire del ébola.

Según explica a Newtral el doctor Ángel Hernández Merino (@angel_h_merino), del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), es la variedad que está causando estragos actualmente en la República Democrática del Congo.

Desde hace unos días, se está probando la segunda de las vacunas –que se administra en dos dosis–. Contiene un virus sin capacidad de replicación en el humano. Esta lleva un ‘añadido’: un poxvirus capaz de expresar proteínas de varias variedades del virus ébola y del virus Marburg.

¿Por qué ha sido tan difícil su desarrollo?

Porque lo conocemos desde hace relativamente poco. Es posible que hayas leído que a la industria farmacéutica no le ha interesado desarrollar una vacuna contra el ébola por ser «una enfermedad de pobres». Y aunque existe un problema global sobre el desarrollo de medicamentos aparentemente poco rentables, el caso del ébola es más complejo.

El contagio de ébola «probablemente exista desde hace cientos de años, aunque su identificación es relativamente reciente. Su paso al ser humano es producto de acontecimientos esporádicos», explica el doctor Hernández.

Hasta el brote en el África occidental en 2014-2016 (Guinea Conakry, Sierra Leona, Liberia) «no se identificó como un agente capaz de producir grandes brotes y con capacidad para difundirse en amplias poblaciones». Fue entonces cuando todo cambió.

El desarrollo clínico se inició entonces e implicó la cooperación de los institutos nacionales de salud, los ministerios de Sanidad de países como Sierra Leona, Liberia y Guinea, así como la OMS, el Instituto Noruego de Salud Pública y Médicos Sin Fronteras (MSF).

El doctor Heinz Feldmann es, en buena medida, el padre de esta vacuna. Y durante años ha expresado su preocupación por que nunca se comercializase. Hasta el gran brote, no existía un mercado tradicional para dicho producto. Los brotes son esporádicos y generalmente ocurren en países que no pueden pagar los precios de cantidades limitadas de dosis, explicaba en Scientific American.

Las tasas de mortalidad en pacientes que han contraído esta enfermedad oscila entre el 25% y el ​​90%. El brote más grande hasta la fecha tuvo lugar en África Occidental en 2014-2016 con más de 11.000 muertes.

La OMS declaró este verano la situación de emergencia ante un nuevo brote en la República Democrática del Congo. Más de 3.000 personas han sido víctimas del virus del Ébola este año en este país.

¿Se está ya usando?

Sí, desde hace tiempo, como uso compasivo. Esta vacuna, ahora bajo la marca Ervebo, se había estado elaborando desde el brote de ébola de 2014. Ya se utiliza, como parte de un protocolo específico, para proteger a las personas con riesgo de infección en personal sanitario o las personas que han estado expuestas a personas infectadas.

La primera autorización condicional de comercialización se otorgó en el año 2006. Se acelera con ello el acceso a medicamentos destinados a «pacientes con necesidades médicas no cubiertas», o a situaciones de emergencia (como epidemias). En menor medida, a enfermedades raras.

¿Ha resultado tan efectiva?

Sí. De las 100.000 personas vacunadas en la República Democrática del Congo, sólo un 3% de las personas expuestas han desarrollado la enfermedad.

Según la OMS, «no tenemos datos suficientes para decir durante cuánto tiempo la vacuna protegerá a una persona de la infección por el virus del Ébola. Algunos estudios sugieren que las personas que recibieron la vacuna contra el ébola pueden protegerse hasta por 12 meses. Se necesita más investigación en el asunto».

¿Por qué, pese a haber vacuna, el brote se descontrola?

Desde Médicos sin Fronteras, que trabaja en la zona, explican que en este momento se está utilizando la vacunación anillo. Esto implica vacunar a cualquier persona que haya estado en contacto con alguien infectado de ébola, así como a todos sus contactos. «El razonamiento detrás del método no es malo per se, pero su implementación requiere mucho tiempo. Es difícil identificar a los contactos individuales de cada persona», apuntan desde la ONG. Además, el número de personas vacunadas es demasiado pequeño para contener la propagación de la epidemia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció hace unas semanas que no habrá dosis disponibles de Ervebo hasta mediados de 2020 y las vacunaciones que se están llevando a cabo bajo un programa ‘experimental’ en condiciones patentes de precariedad.

Según explican desde la OMS, «a mediados de septiembre, los graves incidentes de seguridad acaecidos en el área sanitaria de Lwemba paralizaron las actividades de respuesta al brote durante más de dos semanas». También hay resistencias a ponerse la vacuna entre parte de la población.

¿Quién la ha creado?

Ervebo es un desarrollo de la farmacéutica estadounidense Merck Sharp & Dohme (MSD) y el Laboratorio Nacional de Microbiología de Winnipeg (Canadá). La Agencia de Salud Pública de Canadá posee la vacuna y la patente, cuyos derechos están autorizados a otra empresa de ingeniería genética, NewLink que, a su vez, se la ‘subarrendó’ a Merck & Co.

La otra vacuna, AD26.ZEBOV + MVA-BN-FILO, ha sido desarrollada por Janssen (Johnson&Johnson) y Bavarian Nordic, que acaban de solicitar una autorización provisional por parte de la AEM.

¿Cuánto cuesta?

No hay un precio fijo aún para el producto comercial. Hasta la fecha, se han usado mecanismos indirectos para la financiación del proceso –Merck ‘donaba’ las vacunas para su experimentación–, que ha estado hasta hace poco en periodo investigatorio.

Según estimaciones de la OMS, sólo la sustancia con la dosis requerida cuesta 26,39 dólares, incluyendo el coste de manipulación y gestión de residuos. Alrededor de un dólar más si se suma desde la jeringuilla al algodón y el diluyente.

Pero, en una zona de brote como la República Democrática del Congo hay que sumar todo el material de protección del personal sanitario, el transporte, los elementos que garanticen la cadena del frío, etc. Este capítulo, según la OMS, eleva el coste de vacunación en una unidad específica (con su tienda de campaña equipada) a unos 429.000 dólares.

¿Y el famoso ‘suero’ o plasma que salvó a Teresa Romero?

El suero no es una vacuna. Es un tratamiento para personas infectadas. «Los sueros contienen anticuerpos monoclonales sintetizados en el laboratorio y tienen, en general, un efecto limitado en el tiempo; su utilidad es para tratar la enfermedad ya desarrollada y, puntualmente, para prevenirla en personas que, por la razón que sea, no pueden ser vacunadas», explica Hernández Merino.

En el caso de la enfermera española contagiada en 2015, Teresa Romero, se usó un cóctel de fármacos y plasma de misioneras infectadas que superaron la enfermedad gracias a sus propias defensas.

Su uso todavía se lleva a cabo como parte de ensayos clínicos en los que se incluyen un número reducido de personas, ya que no está demostrada su eficacia y seguridad.

También existen trabajos con antivirales (el equivalente a los antibióticos con las bacterias). «Son enfoques complementarios y no incompatibles entre sí». 

¿Debería ponérmela?

No está previsto su uso en Europa, pues «no hay riesgo apreciable ni probabilidad de infección por el virus ébola», más allá de posibles casos esporádicos importados. 

Campaña de Vacunación | UNSPLASH

Quizás debas ponerte la vacuna del sarampión

El Sarampión ha vuelto a Europa. Aunque hay varios factores, la OMS ha apuntado a los mitos de antivacunas.

Quien viaje a zonas de riesgo debe solicitar asesoramiento médico antes de embarcarse. Puedes consultar las recomendaciones de la OMS acerca del tráfico internacional.

En la zona de actividad del brote actual, se puede suministrar a personas:

  • En contacto directo con un personas enfermas confirmadas de ébola .
  • También a los contactos (indirectos) de los anteriores.
  • Personal sanitario, personal auxiliar y de seguridad que participan en los dispositivos asistenciales en el terrenos.

Hasta la fecha, «ningún país del mundo fuera de la R. D. del Congo (y el fabricante, Merck & Co.) tiene reservas de la vacuna, ni probablemente haya planes de tenerlas a corto plazo, pues su uso solo tiene sentido allí donde se transmite la infección», concreta el doctor Hernández Merino.

¿Podemos decir que el ébola ya no es incurable?

Desgraciadamente, no. Es pronto. «Probablemente lleve un tiempo, quizás aún largo, para poder contar con herramientas de prevención y tratamiento eficaces. Se trata de un virus con reservorios en animales salvajes, por lo que no es posible plantearse su erradicación», asegura el doctor.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente