Newtral


Sánchez acepta el encargo del Rey de someterse a la investidura
Siguiente

Sánchez acepta el encargo del Rey de someterse a la investidura

El monarca concluye la ronda de consultas con los partidos políticos. Sánchez convoca para el próximo lunes a Casado y a Arrimadas 

Kiko Huesca (Efe)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha aceptado el encargo de Felipe VI de someterse a la sesión de investidura. El Monarca ya se ha reunido con Meritxell Batet, presidenta del Congreso, para formalizar la proposición de la candidatura de Sánchez para la formación de Gobierno. Queda por resolver la fecha en la que dará inicio la sesión de investidura.

La sesión de investidura tendrá lugar en próximas fechas, sin que haya una confirmación oficial pero sí una lectura voluntarista del calendario. Aunque se han barajado distintas opciones, todas se incardinan entre la próxima semana, que arranca el 16 de diciembre, o la semana inmediatamente posterior a las fiestas navideñas (a partir del 7 de enero). El calendario festivo del próximo mes, en que se inserta el tradicional discurso navideño del Jefe de Estado, es un condicionante asumido para cerrar una fecha de inicio del procedimiento.

«Es un encargo que asumo con honor, con responsabilidad y con enorme gratitud al pueblo español» ha afirmado el presidente en funciones tras su reunión con el Monarca.  Sánchez ha anunciado, además, que ha convocado a una reunión, el próximo lunes, al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y a la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Ha sido la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, la que ha comunicado poco antes al Congreso de los Diputados la decisión del rey de proponer a Sánchez la formación del Gobierno. 

Contactos con los partidos y presidentes autonómicos

Sánchez, en una breve comparecencia en el Palacio de la Moncloa, ha anunciado también que la portavoz parlamentaria y vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, protagonizará una ronda de contactos con todos los grupos políticos, sin excepciones. Igualmente, el secretario general socialista tendrá contactos con todos los presidentes autonómicos, entre ellos el de la Generalitat, Quim Torra.

Sánchez ha apuntado que el objetivo de estos contactos es ver si pueden «encontrar una mayoría más amplia que permita lograr cuanto antes un gobierno«. Además, el ahora candidato a la investidura ha recalcado que su propósito es que haya un «gobierno progresista reforzado por un acuerdo de coalición y con un espíritu dialogante». Según el líder socialista, los españoles están «hastiados de bronca y choques estériles» y quieren volver a la política.

El preacuerdo, un elemento clave

Sánchez ha hecho valer el preacuerdo para un Gobierno de progreso que firmó con Pablo Iglesias, que actuaba en representación de Unidas Podemos, dos días después de las elecciones del 10-N. Ambas formaciones han estado negociando la formación de un Ejecutivo, desde entonces, así como los apoyos necesarios en el Congreso para sacarlo adelante.

[Consulta aquí el documento del preacuerdo]

En virtud de ese acuerdo, Sánchez contaría con al menos 165 apoyos en la Cámara, lo que sería insuficiente para una investidura en primera ronda (necesita el apoyo de la mayoría de diputados del Congreso, 176) pero que, en función de la gestión de las abstenciones de otros grupos políticos, principalmente ERC, podría permitirle ser investido en segunda votación.

Cuándo se pone en marcha el reloj

En todo caso, la sesión de investidura pone en marcha el cronómetro de la legislatura. Según lo estipulado en el artículo 99.5 de la Constitución, una vez celebrada la primera votación de investidura, y si el resultado no es suficiente para investir a un presidente del Gobierno, la cámara dispone de dos meses antes de la disolución de las Cortes por parte del Rey, que llevarían a una nueva convocatoria electoral.

De darse ese caso, los españoles volverían a las urnas de nuevo, en una situación inédita en la historia de la democracia.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente