Newtral
El discurso de Navidad en el año del clima
Siguiente

El discurso de Navidad en el año del clima

El mensaje navideño del Rey suele hacer alusión a los principales asuntos del año. Esta vez, además de la gobernabilidad y la doble convocatoria a las urnas, en el debate de la recta final del año ha entrado la emergencia climática con la COP25

Foto: Casa Real

“Ninguna frontera puede protegernos de los efectos del cambio climático. No podemos retrasar estas decisiones: debemos actuar con liderazgo, y debemos actuar con determinación. Sí, todavía hay tiempo, pero no hay tiempo para dudar; sí, hay esperanza, pero también mucho trabajo por hacer; y muy posiblemente llevará varias generaciones lograrlo”. Con estas palabras, el rey Felipe VI dio la bienvenida a los líderes de las más de cien delegaciones asistentes a la Cumbre del Clima en una recepción celebrada el 2 de diciembre en el Palacio Real.

En este discurso inicial, que dio pie a la primera semana técnica de la COP25 y al actual tramo político de la cumbre que se celebra en Madrid, el Rey reivindicó el consenso internacional sobre la emergencia climática -a excepción de EE.UU. y Brasil- y las “rigurosas evidencias basadas en datos” que ponen a los “más vulnerables” en la peor situación. 

Lo más importante

De esas palabras se extrae también que Felipe VI remarcó que hablaba en nombre del Gobierno español cuando apeló a una respuesta “más solidaria” que establezca un plan “adecuado y aceptable para la redistribución de costos”. ¿Por qué expuso la postura del Ejecutivo? Las funciones políticas del Rey, como la redacción de los discursos, deben ser refrendadas por la Presidencia del Gobierno, según la Constitución

El artículo 56.3 así lo recuerda, al apuntar que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. El artículo 64.1 añade que “los actos del Rey serán refrendados por el presidente del Gobierno y, en su caso, por los ministros competentes”, mientras que el 64.2 atribuye la responsabilidad de lo que haga el monarca a “las personas que refrenden” estas actividades.

¿Cuál es el contexto?

Al margen de la agenda del monarca en las próximas semanas, el discurso más esperado es el mensaje de Navidad que pronuncia cada 24 de diciembre. Felipe VI heredó esta tradición de su padre, don Juan Carlos I, que en 1975 decidió dirigirse a los españoles justo antes de la cena de Nochebuena, en lugar de a final de año, como hizo Francisco Franco desde 1937.

Como señala este artículo de eldiario.es, es habitual que Zarzuela envíe días antes el contenido de cada discurso al gabinete de Presidencia, y que apenas se maticen “expresiones” o se pida que “se incluya alguna referencia a un colectivo”. Las fuentes cercanas a la negociación añadían a ese diario que “no se suele pedir cambiar la forma” de un texto y que Felipe VI “se escribe sus propios discursos”. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

Pese a que el procedimiento de refrendación es relativamente conocido porque lo contempla la Constitución, tras cada discurso de Navidad arrancan las interpretaciones sobre el mensaje que ha tratado de trasladar el Rey. También se prodigan los gráficos de nubes de palabras con los conceptos más destacados del discurso, que hace balance económico, político, social y cultural y suele hacer alusión a la situación de Cataluña, la crisis… ¿Cuáles han sido las palabras más repetidas de Felipe VI desde su proclamación en junio de 2014?

Si quieres saber cuáles fueron las palabras más repetidas por Juan Carlos I, Europa Press recogió aquí los conceptos clave de sus 38 años como jefe de Estado.

#Fact 

“Nos llena de orgullo y satisfacción…” Esta frase grabada en la memoria colectiva y asociada a los discursos navideños del rey emérito nunca llegó a ser pronunciada como tal. Esta fue la conclusión que extrajo El País en un profuso análisis en 2016, según el cual solo en 1985 utilizó esta fórmula en futuro y en plural: “Nos llenará de orgullo y satisfacción”.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente