Newtral
El suplicatorio: qué es, para qué sirve y cómo se pide
Siguiente

El suplicatorio: qué es, para qué sirve y cómo se pide

Una de las incógnitas que deja la decisión del TJUE sobre la inmunidad de Junqueras es si el Tribunal Supremo pedirá el suplicatorio para enjuiciar a Puigdemont y Comín. Te explicamos qué es y los efectos que tiene

Flickr UE

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la inmunidad de Oriol Junqueras como europarlamentario ha generado, de facto, una consecuencia también en la situación de los exmiembros del Govern, Carles Puigdemont y Toni Comín, como indicaron los expertos consultados por Newtral.es. (En el caso de Clara Posantí, accedería a la Cámara comunitaria con la reorganización de escaños derivada del Brexit, como explicábamos en Pronóstika, por lo que sus circunstancias están por determinar)

A diferencia del ‘exvicepresident’ de la Generalitat, que ha sido condenado a 13 años por un delito de sedición, Puigdemont y Comín se encuentran en el extranjero y no han sido juzgados en España por el delitos derivados de la consulta del 1-O. En su caso, fueron elegidos el 26 de mayo como eurodiputados y, teniendo en cuenta que el TJUE ha determinado que se adquiere dicha condición en el momento de ser proclamado electo, también se podría pensar que les sería aplicable la inmunidad inherente al cargo desde entonces.

En palabras del abogado penalista Víctor Sunkel: “Han sido elegidos en las urnas, pero no han sido enjuiciados (hay una euroorden emitida contra ellos). En estos momentos no se les puede detener, pero sí se podría pedir al Parlamento Europeo un suplicatorio”. 

¿Qué es un suplicatorio?

Un suplicatorio es una petición de la autoridad judicial de un país en el que se pide permiso a la Cámara para enjuiciar a uno de sus miembros. 

Su objetivo, como explica el Reglamento interno del Parlamento Europeo es “suspender la inmunidad de un diputado”. Sin embargo, como remarca la web de la institución comunitaria, “no constituye un veredicto de culpabilidad, sino que simplemente permite a las autoridades judiciales nacionales proceder a la investigación o el juicio.”

Así, el catedrático de Derecho Penal de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Josep María Tamarit, explica que “no puede seguirse un proceso penal contra un diputado sin la autorización de la Cámara, de modo que la posibilidad de seguir adelante con el proceso estaría condicionado a que el Parlamento tras una votación decida otorgar la autorización”

¿Qué pasos se siguen para pedir un suplicatorio? 

El proceso está regulado en el artículo 9 del Reglamento interno del Parlamento Europeo. Una vez la autoridad competente -en el caso de Puigdemont y Comín, el Tribunal Supremo- dirige al presidente de la Eurocámara la petición de suplicatorio, esta se comunica al pleno y se remite a la comisión de Asuntos Jurídicos

Los miembros de este grupo estudian el caso, pidiendo toda la información que crean necesaria y dando la oportunidad al diputado de explicarse y a aportar los documentos en su defensa que estime oportuno. Excepto en el momento de su comparecencia, la persona para la que se pide el suplicatorio no está presente en los debates de la comisión sobre su caso. 

Si la petición de suspender la inmunidad se formula por varios cargos, la comisión de Asuntos Jurídicos analiza cada uno a la hora de emitir su opinión sobre si ha de aprobar o desestimar el suplicatorio. Publicado el informe en el que expresan su opinión, este se incluye en el orden del día del siguiente pleno que haya en el Parlamento. La Cámara adoptará su decisión por mayoría simple y esta será comunicada por el presidente de la institución tanto al diputado afectado como a la autoridad del Estado miembro que inició el proceso. 

¿Qué consecuencias tiene el suplicatorio?

Sobre el informe emitido por la comisión de Asuntos Jurídicos, la norma comunitaria establece que “excepcionalmente” podría proponer “que se conceda la suspensión o el amparo de la inmunidad únicamente a efectos del ejercicio de la acción penal”. Esto es, que “mientras no recaiga sentencia firme” no se podría detener, dictar prisión provisional o adoptar contra el diputado ninguna medida que le impida realizar sus funciones como europarlamentario. 

En cualquier caso, incluido si se le suspendiera la inmunidad, el afectado mantiene su escaño en el Parlamento Europeo: “El mandato de un diputado es nacional y, por tanto, no puede ser retirado por ninguna otra autoridad”, recoge la web de la Cámara.

Fuentes: 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente