Newtral
Las pérdidas e indemnizaciones que va a costar el Mobile
Siguiente

Las pérdidas e indemnizaciones que va a costar el Mobile

La organizadora del evento ha alegado «causas de fuerza mayor» para cancelar el evento, pero no se sabe con total certeza quién deberá hacerse cargo de las indemnizaciones ni el valor de estas

Enric Fontcuberta (EFE)

Finalmente se ha cancelado el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona y ahora toca echar cuentas. Después de que los organizadores se reunieran para decidir cancelar el evento, el miércoles dieron una rueda de prensa para dar explicaciones. Sin embargo, no se sabe con total certeza quién deberá hacerse cargo de las indemnizaciones -ni el valor de estas-.

Por una parte, GSMA, los organizadores del evento, han alegado «causas de fuerza mayor» para cancelar el mismo, lo que les eximiría de pagar a las empresas. Sin embargo, según apuntan los expertos consultados por Newtral.es, sería un juez quien tendría que determinar que esto es así. Además, también entran en juego negocios como el sector hotelero.

[El Mobile se cancela a causa del coronavirus]

¿Quién tiene que pagar indemnizaciones?

GSMA ha decidido cancelar el evento y, por lo tanto, como explican los expertos consultados por Newtral.es, han roto el contrato que tenían con las empresas que iban a asistir al mismo. Sin embargo, hay muchas relaciones en juego (hoteles, contratos, espacios en el evento…), por lo que no es tan sencillo.

«Es evidente que la cancelación de un evento tan importante como el MWC de 2020 genera pérdidas económicas muy importantes para multitud empresas», señala Diego Vicente, socio del Departamento de Litigación y Arbitraje de Garrigues, que explica que «no es tan evidente» quien deberá hacerse cargo de dichas pérdidas. «No es tan evidente pues no todos los perjudicados se encuentran en la misma posición ni todos los conflictos van a surgir entre los mismos actores», comenta.

«No puede darse con rigor una única respuesta a la pregunta de quién tendrá que hacer frente a los daños derivados de la cancelación del MWC», explica Vicente, que añade: «Habrá que estudiar caso por caso de qué daños estamos hablando, frente a quién se pretenden reclamar y qué concretas relaciones contractuales existen entre quienes vayan a enfrentarse».

Lo mismo cree el abogado Borja Adsuara, experto en derecho y estrategia digital: «Habrá qué ver quien hace los pagos de cada cosa y también la forma de pago, porque parece que pueden pagar una parte de señal y luego el resto y habrá muchas empresas que se negaran a pagar el resto o incluso pedirán la devolución de lo que hubieran adelantado. No se puede meter todo en el mismo modelo».

¿Qué son causas de fuerza mayor y qué suponen?

Para que se considere que hay fuerza de causa mayor las leyes exigen que se den dos características. «Tiene que ser una causa imprevisible e inevitable«, explica Mariano Herrador, abogado de Bufete Herrador y especializado en derecho de daños, responsabilidad civil y seguros. «Y tiene que ser una causa externa», añade.

Así, si se dan esas condiciones, la causa mayor exime de la responsabilidad de cumplir un contrato, como explica el abogado Fernando Díaz, profesor de derecho civil de la Universidad de Alcalá de Henares. «La causa mayor lógicamente es una eximente de la responsabilidad contractual, es decir, cuando se cancela algo por fuerzas de causa mayor no se tendrían que administrar daños y perjuicios», afirma. Este supuesto está reculado en el artículo 1105 del Código Civil.

Artículo 1105
Fuera de los casos expresamente mencionados en la ley, y de los en que así lo declare la obligación, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse, o que, previstos, fueran inevitables.

Código Civil

«Si yo cancelo un concierto, por ejemplo, tengo que devolver el dinero. Sin embargo, si se cancela por causas de fuerza mayor, pues a lo mejor no tienes por qué devolverlo, porque eso no está cubierto, o tienes que devolver una cantidad muy pequeña», explica Adsuara.

«Si se alega causa de fuerza mayor se hace porque ha habido un incumplimiento del contrato pero por una causa que no es imputable a ti. Si ha ocurrido esto, entonces no te pueden pedir responsabilidad«, matiza Adsuara.

¿Se puede alegar causas de fuerza mayor en este caso?

Según explica el abogado Adsuara, sería un juez el que debería determinar si efectivamente se puede considerar que ha habido causas de fuerza mayor. «Un juez, si esto llega a juicio, tendrá que determinar si realmente existía en España un problema o riesgo sanitario que impedía la celebración del congreso», reflexiona.

En cuanto a los afectados, pueden entrar en juego dos puntos de vista, aquellos que consideren que es fuerza de causa mayor y los que no estén convencidos de ello. «Quien quiera cobrar dirá que se ha cancelado por las razones que sean, pero no por unas razones objetivas de fuerza mayor«, comenta Adsuara, que explica que la objetividad podría ser, por ejemplo, una declaración de la Administración española certificando que había un grave riesgo.

De hecho, la versión del Gobierno es que no hay peligro para que se celebre el evento. El Ejecutivo publicó un comunicado en el que aseguró que con la información disponible el jueves y de acuerdo con los expertos «no hay razones de salud pública para no celebrar eventos de este tipo« en España. Así, no apoya la teoría de la «causa mayor», lo que puede complicar el argumento a los organizadores.

«A pesar de existir el coronavirus hay ahora una feria en Ámsterdam», recuerda Fernando Díaz

«La gente se equivoca si esto se cree que son matemáticas. Hay unos principios generales del derecho que se aplican pero realmente por causa mayor el seguro no operaría porque justamente las catástrofes, declaración de guerra… es lo que justo el seguro nunca cubre», alega Borja Adsuara. Por eso, cree el abogado, se han demorado tanto en cancelar el evento. «Porque no querían cancelar. Querían que o desistiera todo el mundo o que fuera el Gobierno el que cancelara y no tener que indemnizar», considera.

Por su parte, Fernando Díaz ve «difícil» que se pueda demostrar que es un motivo de causa mayor. «Causa mayor -explica- se puede entender mejor si hay un terremoto que destroce el lugar de la feria o bien, por ejemplo, que haya una erupción volcánica».

«A pesar de existir el coronavirus hay ahora una feria en Ámsterdam y parece que el Salón del Automóvil de Ginebra, que va a ser el mes que viene, no tiene previsto ser cancelado, entonces aquí por qué habría causa de fuerza mayor?», añade Díaz que recuerda que, de conseguir que se considere fuerza mayor, sería «una causa de exención».

Lo mismo cree Mariano Herrador: «¿Por qué se celebra en un sitio y no se celebra en otro? Es decir, la razón tan de fuerza mayor, cuando en un caso no pasa nada y en otros sí, es difícil de mantener», alega. Aún así, cree que puede haber posibilidades: «A lo mejor se puede defender y la consecuencia económica se la limita con los gastos que tengan ya contraídos… o los tienen que seguir asumiendo porque la decisión de los organizadores ha sido unilateral«.

¿Se conoce qué cantidad habrá que indemnizar?

Los organizadores han explicado en una rueda de prensa que no se ha calculado el dinero que costará la cancelación del Mobile. Además, no han querido revelar el coste de las indemnizaciones, si las hubiera, y han insistido en alegar «causas de fuerza mayor» para cancelar el evento.

Sin embargo, pese a que el Código Civil recoge que en ese caso estarían exentos de indemnizar -algo que tendría que ir apoyado por un juez para que se diera- existe también el caso de los contratos. Es decir, aquellas obligaciones contractuales en las que haya incurrido GSMA con los diferentes participantes.

[El Mobile World Congress se enfrenta a la alerta del coronavirus: Preguntas y Respuestas]

«Normalmente en los contratos se determina cuál es la indemnización, pero si no está especificado, es el juez el que determinará cuál es el perjuicio causado, lucro censaste, daño moral…», afirma Adsuara. En este caso, no se conoce qué tipo de contratos han firmado los organizadores con las empresas. «Si tienes a la GSMA y se tiene que hacer cargo de todos los gastos, olvídate de que vuelvan a organizarlo nunca», sentencia.

«El caso es complicado y habrá que ver cómo se repartirán los gastos porque al final todo el mundo querrá volver el próximo año y no tiene sentido ponerse a malas», alega Adsuara. Además, añade que hay que tener en cuenta el coste de pleitear.

Por su parte, el abogado Fernando Díaz, explica que normalmente estos suelen ser «contratos muy detallados». «Estará prevista probablemente hasta la circunstancia más nimia», comenta y recuerda que el artículo 1101 del Código Civil recoge la indemnización por daños y perjuicios.

Artículo 1101

Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquéllas.

Código Civil

Además, añade, en el artículo 1106 hay ejemplos del daño emergente del lucro cesante. «Estas serían las ganancias que se han dejado de obtener por la cancelación, como por ejemplo, si se esperaban hacer negocios, ventas…», explica Díaz. Sin embargo, esto es algo que debería poder acreditarse de forma fidedigna para que tuviera validez jurídica.

Artículo 1106
La indemnización de daños y perjuicios comprende, no sólo el valor de la pérdida que hayan sufrido, sino también el de la ganancia que haya dejado de obtener el acreedor, salvas las disposiciones contenidas en los artículos siguientes.

Código Civil

Pero no todas las empresas tendrían por qué ser indemnizadas. «Si una empresa desiste voluntariamente de venir, está claro que no hay que darle dinero«, explica el abogado Adsuara

¿Lo cubre el seguro?

«Normalmente el organizador de grandes espectáculos o eventos tiene un seguro detrás», recuerda Mariano Herrero, ya que una cancelación le haría mucho daño. Sin embargo, el abogado explica que «no es tan fácil que una póliza recoja este tipo de causas como puede ser una epidemia».

«Desconozco las que tenga contratado, pero es muy difícil que se recojan temas como por ejemplo por una epidemia y más que les amparen si es una epidemia no declarada, como es este caso», alega.

¿Cuánto perderán los hoteles?

No hay ninguna duda de que el evento MWC deja un gran negocio a los hoteles de Barcelona al contar con alrededor de 110.000 visitantes. De hecho, como ha explicado el gremio de hoteles de Barcelona a El País, de los 492 millones de euros que estimaba la organización que dejaba de impacto económico el evento en la ciudad, el 20% corresponde a este sector.

Sin embargo, han comentado al medio que «existe un seguro de cancelación y que desde un mes antes del arranque del MWC está cubierto aproximadamente el 50% de las tarifas«. Es decir, se calcula que la pérdida en este sector será la mitad de los ingresos previstos de las habitaciones canceladas.

Por su parte, el abogado Borja Adsuara cree que los hoteles aunque les hicieran «un roto, seguramente no se va a indisponer con una empresa que seguramente el año siguiente participarán en el evento, porque no les conviene perder ese negocio».

Fuentes:

  • Borja Adsuara Varela, experto en derecho y estrategia digital
  • Fernando Díaz Vales, profesor de derecho civil de la Universidad de Alcalá de Henares
  • Mariano Herrador, abogado especializado en derecho de daños, responsabilidad civil y seguros y director del congreso internacional del derecho de daños
  • Diego Vicente, socio del Departamento de Litigación y Arbitraje de Garrigues
  • Código Civil

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente