Newtral
El reto de Iturgaiz: revivir al centro-derecha en Euskadi
Siguiente

El reto de Iturgaiz: revivir al centro-derecha en Euskadi

El candidato de la lista PP+Cs designado por Génova, el expresidente del PP Vasco Carlos Iturgaiz, asume el reto de remontar de una cota que no superó los 130.000 votos en 2016

Foto | Flickr PP

Arranca la semana con el vuelco inesperado de la candidatura de la lista del PP y Cs en las elecciones vascas. Este domingo, Génova descabalgó a Alfonso Alonso, que se había opuesto el viernes al acuerdo alcanzado por las direcciones nacionales de ambos partidos para presentarse bajo la fórmula de “PP+Cs”, que nace, explicaron en un comunicado conjunto, para “afrontar de manera eficaz la amenaza del nacionalismo y el independentismo contra el orden constitucional”.

El candidato a lehendakari designado por Génova será el expresidente del PP vasco Carlos Iturgaiz, acompañado por dos puestos de salida para Ciudadanos, según el acuerdo alcanzado entre populares y naranjas.

Lo más importante

Como el giro es tan reciente, no existen sondeos capaces de predecir si habrá coste en las urnas de la nueva lista conjunta con Iturgaiz a la cabeza. Los datos del Barómetro de laSexta de Invymark del pasado viernes apuntaba a que más de la mitad del electorado popular y naranja aprobaba un pacto a nivel nacional de ambos partidos. Y en el caso de los comicios de Euskadi y Galicia, que se celebran el mismo día, el 72,7% de los votantes del PP y el 91,3% de los naranjas manifestaban estar a favor de la coalición en estos dos territorios.

¿Cuál es el contexto?

Las expectativas en intención de voto no son halagüeñas para ninguna de las dos formaciones en Euskadi. La encuesta de GAD3 para ABC publicada el domingo 16 anticipó que el PP caería del 10,1% de los comicios de hace cuatro años al 7,9%, y pasaría de 9 a 7 diputados. Por su parte, Cs quedaría condenado casi a la insignificancia al bajar del 2% de 2016 al 0,8% del voto el 5 de abril, superado por Vox, un partido que no existía en las anteriores elecciones y arañaría un 2,1%, con la puerta abierta a quitarle al PP un escaño en Álava. Una de las primeras ideas defendidas por Iturgaiz ha sido “aunar fuerzas” con Vox para hacer frente al Gobierno “fasciocomunista”.

En las elecciones al Parlamento vasco del 25 de septiembre de 2016, la suma de votos de ambas formaciones alcanzó los 129.248 apoyos (el PP, 107.771; y Cs, 21.477). En aquellos comicios, el PP y Cs quedaron como quinta y sexta formación, a un trecho de las dos líderes, el EAJ-PNV, que recibió 398.168 respaldos y EH, Bildu, que consiguió 225.172. Pero los naranjas, cuya candidatura hace cuatro años lideraba Nicolás de Miguel, se quedaron a las puertas, al no conseguir colocar en el Parlamento vasco ni un solo diputado. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

Iturgaiz participó este lunes en un carrusel de entrevistas en distintos medios en las que reconoció lo “insólito” del movimiento. De hecho, hasta el domingo, su nombre no había surgido en ninguna de las quinielas previas al nombramiento previo de Alonso desde Génova dos semanas atrás, un momento en el que ya se hablaba de las desavenencias de Alonso y Casado el ruido en medios llegó a plantear alternativas como la fundadora de UPyD, Rosa Díez. 

Once meses después de su salida del partido —Iturgaiz había sido confinado a un puesto 17 en la lista del PP a las elecciones europeas y decidió dar un paso a un lado—, vuelve impulsado por el partido como el candidato que quedó en segundo puesto en las elecciones de 1998. 

Lo cierto es que en aquella ocasión, el PP vasco de Iturgaiz logró dar el salto desde el cuarto lugar en 1994 al segundo, con 251.743 votos (el 20,13% del total). Pero fue en 2001, con Jaime Mayor Oreja, cuando los populares cosecharon más votos que nunca con ETA iniciando su declive y tras la ruptura de la tregua. El PP volvería a caer al tercer puesto en 2005, con María San Gil, y en 2012, con Antonio Basagoiti, al cuarto.

#Fact 

Fuentes del PP vasco reconocieron a ABC el temor hacia la posibilidad de que el PNV atraiga a parte del voto conservador, sea o no nacionalista. El Electopanel (22F) de Electomanía da pistas sobre este punto: los votantes del PP aprueban con un 7 a los jeltzales, mientras que el electorado naranja le atribuye un 6,5. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente