Newtral
El Ibex como termostato económico del nuevo Gobierno
Siguiente

El Ibex como termostato económico del nuevo Gobierno

Desde la moción de censura, la bolsa española se instaló en una franja comprendida entre los 9.900 y los 8.400 puntos. El cambio de Gobierno y sus medidas provoca predicciones dispares

Foto: EFE/ Zipi

Los procesos electorales, las turbulencias políticas, la economía global, decisiones de política fiscal, el contexto internacional… Son, entre muchos otros, factores que engrasan los motores de los mercados, que a su vez ejercen como indicadores para leer la realidad. El Ibex 35, el índice bursátil de referencia con los 35 valores con más liquidez de las cuatro bolsas españolas, es sensible también a los cambios de Gobierno, a las incertidumbres y a la estabilidad, sin llevar implícita una relación de causalidad. [Newtral.es analizó aquí el efecto de las elecciones en la bolsa española.]

El Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos estrena un periodo de “1.400 días”, según dijo tras el primer Consejo de Ministros el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en el que el propósito es agotar la legislatura y que la economía española “crezca de manera robusta” en torno a pilares como la ciencia y la tecnología.

Lo más importante

El selectivo español está instalado desde el finales de mayo de 2018 bajo la cota psicológica de los 10.000 puntos. El 25 de mayo de 2018, el PSOE registró en el Congreso la moción de censura contra Mariano Rajoy, una jornada en la que la Bolsa española cayó en un 1,7%, hasta cerrar en los 9.826 puntos. Fue la última vez que al menos durante la sesión rondaba los 10.000, aunque la última en cerrar por encima fue la del 23 de mayo. 

Desde entonces, en 2019, no volvió a acercarse, aunque se registraron dos picos en diciembre de 2018 y en agosto de 2019  en la zona de los 8.500, y en ambos casos la guerra comercial entre EE.UU. y China ha tenido mucho que ver.

¿Cuál es el contexto?

El contexto que rodeará a los próximos valores en la Bolsa en España quedó definido por la primera medida abordada por el Ejecutivo tras el Consejo de Ministros de este martes, que ha sido el alza del 0,9% en las pensiones, como ya se había adelantado en diciembre. Sánchez acompañó este anuncio de la promesa de cumplir “con la palabra dada” y subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta el 60% del salario medio neto a finales de la investidura, previo diálogo social. Y envolvió estos compromisos —y el anuncio de que pedirá a Bruselas que relaje el déficit público— con un mensaje de unidad y estabilidad de su Ejecutivo.

Otras propuestas anunciadas o contenidas en el acuerdo de gobierno son la revisión parcial de la reforma laboral, el alza de impuestos a las rentas altas, la tasa digital y el tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades. En paralelo a la definición de la hoja de ruta del Gobierno que arranca, el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, reconocía tener “miedo”, en tanto que divisa alrededor de 25.000 millones de gasto frente a ingresos de 6.300, lo que puede desembocar a su juicio en un déficit público del 3,5% del Producto Interior Bruto (PIB).

¿Qué hay que tener en cuenta?

Un informe del banco de inversión suizo UBS publicado el mismo día de la investidura rebajó la tensión ante los “temores del mercado”, pues el análisis del programa de coalición del PSOE y Unidas Podemos no incluía “cambios explícitos” en la regulación de energía, banca y servicios públicos. “Esperamos que la renta variable española continúe negociando con los fundamentales en lugar de con las noticias políticas”, dijo el director de estrategia de UBS España, Roberto Scholtes. 

Pero el banco británico Barclays advertía de que la tensión será una constante en Moncloa y el crecimiento a medio plazo puede verse comprometido. “La fragmentación del Parlamento debilita las perspectivas del Gobierno de implementar las reformas necesarias para resolver los problemas estructurales que España enfrenta actualmente, como el alto desempleo o gran déficit de la Seguridad Social, y posiblemente generará nuevos problemas de competitividad o endeudamiento”.

#Fact

 ¿Qué panorama ofrece España a los inversores para hacer negocios? Según el informe de 2019 del Banco Mundial ‘Doing Businness’, España se encuentra en el puesto 30 del ranking de un total de 190 economías analizadas, dentro de la media de los países de la OCDE.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente