Newtral


España vaciada, España desecada
Siguiente

España vaciada, España desecada

La sequía es la emergencia para España. Ecologistas y expertos coinciden en que la crisis climática hace vulnerable a nuestro país por el lado del agua. Sus consecuencias ya se notan, pero aumenta la superficie de regadío. La sobreexplotación de acuíferos es tan problemática como que no llueva.


Acordarse de Santa Bárbara cuando no truena. El eterno problema de una España que también se vacía de agua. «El año que la precipitación está por encima de la media, no hay problema. El problema vendrá, sobre todo con el cambio climático, cuando las llucias vengan por debajo de la media». Así habla Álvaro Muñoz, guarda fluvial de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Lo hace delante de una cámara de Greenpeace, que ha recogido algunos testimonios de personas que, ya hoy, ven ante sus ojos los efectos de la emergencia climática en nuestro país.

Embalses al pie del Pirineo aragonés, prácticamente vacíos. | Pedro Armestre, Greenpeace

Una mirada de trinchera que se ajusta a la de la academia. Junto a los 11.300 científicos mundiales que han suscrito la última declaración de emergencia climática, la investigadora Ana Iglesias es contundente: «España es y será más seca y caliente». Miembro del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático de la ONU (IPCC), Iglesias pone el foco en las actividades agrarias.

Sufrirán más los pequeños agricultores

«En un escenario de cambio climático, se genera inequidad en la distribición de los recursos», explica esta –también– profesora de la UPM y la Universidad de Columbia. «Lo sufrirán, sobre todo, los pequeños agricultores y ganaderos extensivos», justamente, quienes más contribuyen a un campo sostenible, según sucesivos informes del IPCC.

Para Ernesto Rodríguez, de AEMET, el interés quizás no haya que ponerlo tanto en la precipitación. «Es un hecho que hay una enorme variabilidad». La eterna sequía que va y viene. «Pasamos de una sequía extrema a inundaciones de golpe».

No es nuevo. Pero sí que hay una mayor «demanda evaporativa». Calor. Y eso «afecta a la disponibilidad de agua», señala el meteorólogo, que comenta que somos la primera generación que notará el impacto de la emergencia climática.

Una cuarta parte de España es desértica o semidesértica. El 75% de su superficie está en peligro de desertificación. Algunos estudios pintan una ‘murcianización’ del paisaje del sur peninsular.

¿La España vaciada está vaciándose de agua? Sí. Igual o más que ‘la llena’. Esa es la clave de nuestra emergencia patria. No es el agua que no cae. Es la que extraemos. El catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla Leandro del Moral apunta a la manera en que correlaciona el aumento de la superficie de regadío (casi un 7% en 10 años) con la caída «de entre el 10% y 30% en las cuencas del centro y el oeste peninsular».

«Las tendencias para un escenario de emisiones como el que tenemos ahora son que la cantidad de precipitaciones, de aquí a final de siglo, se reducirán entre el 16% y el 4%«, añade Rodríguez.

Sobreexplotación de acuíferos

Julio Barea, desde Greenpeace, pone deberes claros a los políticos, algunos de los cuales se verán las caras en la Cumbre del Clima de Madrid: «cerrar un millón de pozos ilegales«, explica este hidrogeólogo de la organización ecologista.

En un escenario de emergencia climática, «¿qué va a pasar, lloviendo menos, cuando queramos echar mano de esas aguas [subeterráneas]? Que no las tendremos». En su informe sobre sequía, la organización destaca que esta es algo más que falta de lluvia.

¿Qué va a pasar, lloviendo menos, cuando queramos echar mano de esas aguas subeterráneas?

Julio Barea, hidrogeólogo de Greenpeace

La sobreexplotación de acuíferos provoca «un deterioro físico, químico y morfológico en los ríos», recalca Del Moral. Un menor deriva en menor capacidad de dilución de los contaminantes o nutrientes procedentes, por ejemplo, de los purines de la ganadería. «La mayor temperatura, además, favorece episodios de eutrofización», como los vividos en el Mar Menor.

El campo y su agua, en grandes explotaciones

La abogada Pilar Esquinas (@equinaspilar), especializada en derecho de aguas, cree que ha habido un lento proceso por el que la ciudadanía ha perdido la soberanía sobre sus aguas. Desde privatizaciones en entornos urbanos, hasta monopolización de asambleas de regantes por parte de grandes industrias de la agricultura y las infraestructuras.

«El pez grande se está comiendo al chico, generando verdaderas deudas de agua en comunidades de regantes», explica, en referencia a grandes explotaciones con gran demanda hídrica que, en ocasiones, toman el producto final como una commodity financiera (hay cosechas que ni se recogen).

En este sentido, la experta en políticas públicas ambientales, Miriam Zaitegui (@MZaitegui) explica a Newtral que en las cumbres del clima y en el debate de la emergencia y, sobre todo, en los planes del Gobierno se ha dado poco espacio para la agricultura (responsable del 12% de las emisiones en España).  «La Política Agraria Común (PAC) ha sido una de las responsables de que gran parte de España esté vaciada», explica aquí la técnica de Ecodes.

En línea con las recomendaciones del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático (IPCC), «hay que favorecer a pequeñas explotaciones agropecuarias frente a las grandes empresas intensivas». Para eso es, una vez más, necesario un consenso político.

España se enfrenta a su tercer Plan Hidrológico 2021-2027. «Un plan que debe asumir la merma de los caudales, redimensionar los usos y aumentar los caudales [mínimos] ecológicos, algunos muy maltratados», asegura el profesor Del Moral, en relación a la sentencia del Tribunal Supremo que cuestiona de parte del trasvase Tajo-Segura.

Datos y deberes de cara a la COP25 planetados por estos expertos reunidos por la organización ecologista: «Lo primero que pedimos al Gobierno es que haya un gobierno«, apunta Barea. En Madrid se hablará de emisiones. Es la emergencia para el planeta, y «tenemos que estar en 0% neto en 2040». Pero España se vacía. También de agua. Y esa es su otra emergencia.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente