Newtral


Por qué las futbolistas se plantean convocar una huelga: preguntas y respuestas
Siguiente

Por qué las futbolistas se plantean convocar una huelga: preguntas y respuestas

El primer convenio colectivo de la historia del fútbol femenino se ha bloqueado por la falta de acuerdo entre sindicatos y patronal, que llevan negociando más de un año. Las futbolistas, que ya amenazaron en mayo con una huelga, se reunirán en los próximos días para acordar acciones. | Foto: Alberto Estévez (EFE)

El 4 de octubre de 2018 parecía una fecha clave e histórica para las mujeres en el fútbol. Por primera vez, estas deportistas se sentaban en la mesa de negociación entre los sindicatos y los clubes para reivindicar no solo un salario mínimo, sino condiciones laborales básicas, a través de la firma del primer convenio colectivo. Un año después, y tras 18 reuniones, la ruptura entre las partes es total y las jugadoras se plantean acciones la próxima semana, incluida la posibilidad de una huelga.

¿Quiénes negocian?

Las mesas están formadas por representantes de los clubes y de las futbolistas. Por un lado, ejerce como patronal la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF)—que en Primera cuenta con todos los equipos menos FC Barcelona, Athletic y CD Tacón—y por otro lado los sindicatos AFE (mayoritario), Futbolistas ON y UGT.

¿Qué pedían las futbolistas?

Las jugadoras solicitaban un salario mínimo, coberturas sanitarias en lesiones de larga duración, vacaciones, cobertura de la maternidad y protocolos de acoso.

En clave económica, pedían inicialmente un salario de 20.000 euros anuales en 14 mensualidades, un incremento salarial del 10% anual si el convenio no era sustituido y una jornada laboral de 35 horas semanales (75% de parcialidad).

En siguientes negociaciones, los sindicatos plantearon además ayudas de 600 euros a la maternidad, coberturas en caso de muerte (60.000 euros) o incapacidad permanente (90.000 euros) y vacaciones de 30 días divididos en 21 consecutivos en verano y el resto en Navidad. En las últimas fechas, y ante el paso del tiempo, añadieron además una prima de 800 euros por firma del convenio.  

¿Qué ofrece la patronal? 

La oferta inicial de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino era de un contrato a tiempo parcial situado en el 50% de la jornada laboral, y cifras anuales de entre 13.000 y 16.000 euros. Su oferta se ha mantenido en el tiempo con la justificación de que cualquier cifra o circunstancia superior es «inviable» para los clubes, que tendrían un impacto de 1.600.000 euros con la firma. 

¿Por qué no se llega a un acuerdo?

El principal punto de enfrentamiento entre la patronal y los sindicatos es la parcialidad. Los sindicatos no se mueven del 75%, ya que consideran que las futbolistas no solo están trabajando durante los entrenamientos y los partidos, sino también durante los viajes y en su día a día con preparación física, nutrición o sesiones de fisioterapia entre otros. 

La ACFF ve «inasumible» este 75% y establece su límite en el 50%, una media jornada que las futbolistas ven insuficiente y que les dejaría un salario de 8.000 euros anuales. 

¿Qué escenario se plantea?

Este 15 de octubre se produjo la última reunión entre las partes. Después de 18 reuniones, tres de ellas en organismos oficiales y mediadores como el Consejo Superior de Deportes (CSD) y el SIMA, las posturas están lejos y las negociaciones rotas. Las acusaciones entre las partes son constantes y la falta de diálogo ha llevado a un bloqueo que ya se había producido en mayo, cuando tuvieron que acudir a mediadores.

Dos de los tres sindicatos (Futbolistas ON y UGT) hablan ya abiertamente de realizar una huelga para desbloquear la situación.

AFE, el sindicato que mayor representación tiene, pide cautela para hablar primero con las capitanas de los equipos y escuchar sus peticiones. Esto podría suceder la próxima semana, pero la huelga en el fútbol femenino empieza a tomar fuerza después del amago de paro que se produjo en mayo, cuando las capitanas de 13 equipos amenazaron con parar el inicio de la liga si en septiembre no se había firmado el convenio. 

1 Comentario

  • Si hay que convocar huelga, se convoca. El fútbol femenino está creciendo y no tener contratos profesionales acordes a lo que hacen es inviable. Una futbolista necesita centrarse 100% en lo que hace, dedicar su vida a ello como lo hacen los futbolistas masculinos. Poder entrenar por la mañanas, poder tener una buena preparación tanto física como alimentaria (lo que incluye que los clubes pongan de su parte) y permitir a las futbolistas ser eso, futbolistas.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente