Newtral


¿No te cuadra este frío con el calentamiento global? Mira hacia Rusia
Siguiente

¿No te cuadra este frío con el calentamiento global? Mira hacia Rusia

El centro y este de Europa está registrando temperaturas de hasta 12ºC más altas de lo normal mientras la península ibérica se congela. ¿Por qué?

La temperatura máxima de este sábado no superará los 6 grados en Ávila. O los 8ºC en León. Ciudades donde helará de madrugada. Frío, sin duda. Y de lo más normal.

Tan normal que podemos pensar que los efectos del calentamiento global están lejos de notarse en nuestras latitudes. Pero basta echar un vistazo al gif animado que encabeza esta información para ver que, aparentemente, algo no está bien en la atmósfera –una vez más–.

¿Cuántos grados de más hacen respecto a lo normal? Anomalía de temperatura prevista a las 0:00 del 18 de noviembre. Puedes construir tu propia proyección en la fuente original

Este fin de semana ha arrancado en la Europa oriental con temperaturas del orden de 15 grados superiores a lo normal. La anomalía térmica positiva se extiende como una lengua de aire cálido por los países bálticos, entre los 10ºC y los 20ºC en las horas centrales del sábado.

Aunque Moscú no superará los 10ºC, para sus habitantes esto es toda una pequeña primavera de noviembre, cuando lo normal es que apenas levanten el grado positivo. San Petersburgo se parecerá más a nuestro Burgos invernal con máximas de 6 a 8 grados, cuando la temperatura máxima promedio de noviembre es 2ºC.

Sin lugar a dudas, una notable ola de calor para finales de otoño

Severe-Weather.eu

Este viernes, el este, una poderosa cresta superior ha dominado el oeste de Rusia dejando un día muy cálido. Localmente, las anomalías han rondado los cerca de 20 ° C por encima de lo normal. «Sin lugar a dudas, una notable ola de calor para finales de otoño», se atreven a decir desde el portal especializado Severe-Weather.

Temperaturas bajas tras un octubre cálido

Es cierto que este fin de semana, el interior peninsular de España presenta una anomalía de temperatura negativa. Es decir, hace algo más de frío del habitual, pero no por mucho. Volviendo al ejemplo extremo de Ávila, apenas es de dos grados menos del promedio de la máxima mensual. En León, cuatro por debajo de lo habitual.

Ninguno de los registros presentados implican que sean un producto directo de la emergencia climática. Sin embargo, sí es un síntoma el que sea recurrente. Y lo es.

La ciencia clama tras el octubre más cálido

El planeta ha vuelto a batir los récords de temperatura en octubre. La comunidad científica no duda en atribuir este síntoma, como muchos otros, a la acción humana.

Venimos de haber registrado un octubre con temperaturas del todo anómalas. En España se ha batido el récord de los últimos 37 años. «El mes de octubre ha sido en conjunto muy cálido», explicaron desde AEMET, con una temperatura media en España de 17,2 ºC, valor 1,3 ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Y hay una tendencia en este comportamiento, que es más acusado en verano.

El hecho de que mientras aquí nos pelemos de frío, en Rusia los termómetros se recalienten tiene que ver con las lenguas de aire en altura que se inyectan desde las latitudes polares o tropicales.

Existe a unos 9 km de altitud una corriente en chorro polar en el hemisferio norte que actúa como uno de los motores climáticos, de oeste a este. En la última década se ha observado una deformación de sus caminos típicos. Tiende a formar meandros más pronunciados, de manera que es más fácil que llegue a Europa aire en altura procedente de latitudes más altas y más bajas.

Dinámica de los vientos a la altura de la corriente en chorro polar | NullSchool

A veces ese aire se queda embolsado, en una de esas deformaciones, y se puede dar una depresión aislada en los niveles altos: DANA. Este es sólo uno de los efectos previstos en un escenario de emergencia climática, como también se advirtió en este otro estudio.

En el caso del tiempo de este fin de semana, si atendemos a la dinámica de los vientos, vemos cómo entra en la península ibérica aire procedente del norte de Europa y del Atlántico. Mientras que en las regiones centrales y orientales del continente, los vientos llegan desde el norte de África.

Las temperaturas elevadas en el continente están en línea con los récords batidos el pasado verano en varias ciudades.

Récords de máximas en distintos países de Europa en julio de 2019 | M.V., OMM

Conforme a los datos del estudio del OpenData Climático, presentado por la AEMET en marzo, sí podemos atribuir a la emergencia climática la creciente tendencia de las temperaturas a subir en los últimos 40 años. De la misma forma en que se ha demostrado un alargamiento de la estación veraniega, en lo que a temperaturas se refiere.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente