Newtral
El deseo navideño de llegar a Nochebuena con un presidente
Siguiente

El deseo navideño de llegar a Nochebuena con un presidente

El Rey comienza este martes 10 de diciembre la ronda de consultas para la investidura, en la cual recibirá en Zarzuela a los 19 partidos parlamentarios en orden de menor a mayor representación

Foto: Moncloa

El rey Felipe VI comienza este martes 10 de diciembre la ronda de consultas con los representantes de los partidos para la investidura de un presidente del Gobierno. Meritxell Batet acudió el miércoles pasado al Palacio de la Zarzuela para comunicar los nombres de los representantes de los 19 partidos que acudirán a las consultas, un listado en el que no figuran ERC, EH Bildu ni la CUP, por la renuncia de estas formaciones a reunirse con el jefe de Estado. Mientras tanto, los socialistas negocian con los republicanos catalanes su abstención para que la investidura sea viable.

Lo más importante

Felipe VI recibió el miércoles pasado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y a la del Senado, Pilar Llop, un día después de ser elegidas en las nuevas Cortes. Ambos encuentros constituyeron el paso previo para fijar las fechas de la ronda de consultas del rey. El orden establecido es de menor a mayor representación parlamentaria, por lo que el primero que acudirá a la Zarzuela será el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, el martes 10 a las 9:30 horas. La ronda finalizará a las 18:15 horas del miércoles 11 con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

¿Cuál es el contexto?

La ronda de consultas se llevará a cabo el 10 y el 11 de diciembre, justo antes de que el presidente en funciones viaje a Bruselas el día 12 para participar en una reunión del Consejo Europeo. Para entonces, Sánchez podría no tener asegurada aún su investidura si ERC persiste en su negativa de abstenerse. El Ejecutivo en funciones ha avanzado que no irá a una investidura fallida.

Los votos de PSOE y Unidas Podemos no son suficientes para formar un “Gobierno de coalición progresista” y el presidente en funciones necesita la abstención de ERC para alcanzar los 176 escaños que marcan la mayoría del hemiciclo. En una primera reunión el pasado 28 de noviembre, ambas partes ya establecieron “un punto de partida común”, aunque los independentistas mantuvieron su firme negativa a la investidura porque los diagnósticos de cada partido no fueron “coincidentes”. El martes pasado, día de la constitución de las Cortes Generales, los equipos de negociación de PSOE y ERC se volvieron a reunir y avanzaron en sus negociaciones, aunque no lograron llegar a un acuerdo.

Al término de la cumbre de la OTAN en Londres, Sánchez celebró que la negociación para la investidura avanzase a buen ritmo, pero no reveló pistas: “Las conversaciones van bien porque son discretas”. No quiso desvelar la fórmula esbozada para encauzar el “conflicto político” entre los Gobiernos de España y Catalunya, pero sí apuntó que “el acuerdo va a estar siempre dentro del marco de la legalidad democrática de la Constitución” y que “será público”. “Siempre hemos defendido la transparencia, y cuando se logre ese acuerdo se hará público al conjunto de la sociedad española, como no puede ser de otra manera”, garantizó.

Un día después de ser reelegida como tercera autoridad del Estado, Batet aseguró en una entrevista para la SER que convocar la sesión de investidura para antes de Navidad “sería lo ideal”, aunque lo vio “ajustado” por cuanto “deberían cuadrar muchas cosas” que quizá no están maduras. Si no fuera posible, aboga por ubicar la investidura el 6 de enero, después del día de reyes, “con rapidez”, concluyó. La presidenta del Congreso, no obstante, reconoció que no está en el “día a día” de las negociaciones que está efectuando el PSOE con otras formaciones.

La cautela de Batet contrasta con el apremio del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quien exhortó la semana pasada a los interlocutores para que sellaran un acuerdo lo antes posible. “Yo espero que (la investidura) sea antes de Navidad”, expresó minutos antes de asistir al acto oficial de inauguración de la Cumbre del Clima (COP 25) en Madrid. “Si no es así, creo que eso generaría una situación de inquietud y malestar en una parte de la ciudadanía. Creo que todas las fuerzas políticas tenemos que ser responsables para que haya Gobierno cuanto antes”, sentenció.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La sesión de investidura de un presidente del Gobierno está regulada por el artículo 99 de la Constitución Española. Después de cada renovación de las Cortes Generales, el rey consulta a los representantes designados por los partidos parlamentarios y, a través del presidente del Congreso, propone un candidato a la presidencia. Tras un debate de investidura donde el aspirante expone en el hemiciclo el programa del Gobierno que pretende formar, los diputados de la Cámara Baja deciden si prestarle confianza por medio de una votación.

Si el candidato alcanza la mayoría absoluta, el rey le nombra presidente. Si no, se somete la misma propuesta a nueva votación 48 horas después y la confianza se otorga con una mayoría simple. De fracasar la segunda sesión de investidura, el rey puede proponer a otros candidatos. Si transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación de investidura ningún candidato hubiera obtenido la confianza del Congreso, el jefe de Estado disuelve ambas Cámaras y convoca nuevas elecciones.

#Fact

La pasada legislatura, emanada de las elecciones del 28 de abril, dio comienzo con la constitución de las Cortes Generales el 21 de mayo. El 3 de junio, Batet se reunió con el rey para entregarle el listado de representantes de los partidos políticos parlamentarios. Dos días después, Felipe VI inició la ronda de consultas de 48 horas que acabó el 6 por la noche, cuando Batet comunicó la propuesta del rey de presentar a Sánchez como candidato a ser investido. Y casi un mes después, el 2 de julio, la presidenta del Congreso convocó la sesión de investidura para el día 22. Así, la primera votación de investidura se celebró el 23 y la segunda, el 25. Dicho de otro modo, transcurrieron 29 días entre la reunión en la Zarzuela y la convocatoria de la sesión de investidura; y 1 mes y 22 días (o 52 días) desde dicho encuentro y la segunda votación en el Congreso.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente