Newtral


Meritxell Batet y la presidencia de un Congreso fraccionado
Siguiente

Meritxell Batet y la presidencia de un Congreso fraccionado

Los partidos parlamentarios deben negociar la presidencia de la Cámara Baja y la configuración de una Mesa que se votará el 3 de diciembre, fecha de la constitución de las Cortes Generales

Flickr del PSOE

Las Cortes Generales de la XIV legislatura se constituyen el 3 de diciembre con la incógnita de quién presidirá el Congreso de los Diputados, un puesto clave en el armazón institucional de un país cuya configuración parlamentaria ha quedado todavía más fragmentada que en las elecciones celebradas hace seis meses. Tras la cita electoral del 10-N, los partidos están obligados a negociar. Pero, paso previo a los pactos para formar Gobierno, están los acuerdos para constituir la Mesa del Congreso. El nombre de la diputada socialista Meritxell Batet suena de nuevo para la presidencia la Cámara Baja.

Lo más importante

El PSOE se ha puesto manos a la obra para que haya Gobierno lo antes posible y España no tenga que volver a las urnas. La primera negociación que deberá afrontar el partido de Pedro Sánchez será para pactar la composición de la futura Mesa del Congreso.

Batet es la presidenta de la Cámara Baja desde el 21 de mayo de 2019. En un escenario normal, la diputada socialista repitiría como regidora del Congreso. El PSOE asumiría un reparto de los nueve asientos de la Mesa que sería muy similar al realizado tras los comicios de abril, pero con el cambio de Ciudadanos por Vox, a no ser que se extienda un cordón sanitario en contra de la formación de Santiago Abascal.

El presidente del Congreso de los Diputados es la máxima autoridad de la Cámara Baja. Entre las atribuciones que le otorga el artículo 32 del Reglamento del Congreso, debe asegurar el correcto funcionamiento del parlamento, dirige y mantiene el orden de los debates y gestiona los pagos. Su titular es elegido entre los miembros del Congreso y, tras el rey y el presidente del Gobierno, es la tercera autoridad en el Reino de España, según establece la Constitución.

Asimismo, el presidente del Congreso debe presidir las sesiones conjuntas de ambas Cámaras –Congreso y Senado– y recibir del rey la propuesta a la Presidencia del Gobierno. En el parlamentarismo español, la presidencia del Congreso se configura como una institución imparcial, con un papel moderador y que va más allá de las confrontaciones partidistas.

¿Cuál es el contexto?

El Pleno del Congreso es el encargado de elegir a los miembros de la Mesa mediante votación durante la sesión constitutiva de las Cortes, que tendrá lugar el 3 de diciembre. Antes de la composición del nuevo Congreso, los distintos partidos deben negociar la configuración de la Mesa para garantizar que las principales fuerzas tengan representación.

La votación del presidente del Congreso y de los otros ocho miembros de la Mesa –cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios– se rige bajo un sistema que obliga a que se negocien pactos entre los distintos grupos parlamentarios.

El artículo 37 del Reglamento del Congreso establece que la votación se realiza en urna, por llamamiento y en tres tandas separadas, comenzando por el cargo de presidente. Cada diputado escribe un único nombre en una papeleta y el candidato que obtenga el apoyo de los 176 que marcan la mayoría absoluta es elegido presidente del Congreso.

De no producirse esta circunstancia, se procedería a una segunda votación entre los dos diputados con mayor número de votos. El candidato con más votos es elegido presidente.

La elección de los cuatro vicepresidentes se realiza en una única votación, en la que cada diputado escribe un nombre. Resultan elegidos, por orden, los candidatos que más votos obtengan. La votación de los cuatro secretarios sigue el mismo sistema.

Antes de que se constituya la Mesa, se crea una provisional, llamada Mesa de Edad, formada por un presidente –el diputado de mayor edad– y por dos secretarios –los diputados más jóvenes–, según estipula el artículo 2 del Reglamento del Congreso.

Una vez elegidos, el nuevo presidente del Congreso y los miembros de la Mesa ocupan sus puestos en la tribuna y llaman al resto de diputados por orden alfabético para que juren o prometan acatar la Constitución.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La composición de la Mesa del Congreso suele ser el primer escollo que afrontan los partidos tras la celebración de unas elecciones. Se espera que los diputados electos comiencen a cumplir los trámites de toma de posesión de sus escaños a partir de este lunes. Por lo tanto, en estas semanas comenzarán a hablar de la composición de la Mesa para llegar a la fecha prevista para la constitución de las Cortes el 3 de diciembre.

El candidato propuesto por el PSOE previsiblemente recibirá el apoyo de Unidas Podemos. El presidente en funciones y Pablo Iglesias firmaron un preacuerdo para un “Gobierno de coalición progresista en menos de 48 horas tras la cita con las urnas. Así, faltarían 21 votos favorables para que se elija a un presidente de la Cámara en una primera vuelta.

Normalmente el presidente del Congreso de los Diputados pertenece al partido con mayor representación parlamentaria. No obstante, se produjo una excepción en la XI legislatura, que dio comienzo el 13 de enero de 2016 tras la victoria del Partido Popular de Mariano Rajoy en las elecciones generales del 25 de diciembre de 2015. Los populares llegaron a un pacto a tres bandas con el PSOE y Ciudadanos para la composición de la Mesa. El socialista Patxi López fue elegido presidente del Congreso en segunda votación y por mayoría simple (130 votos a favor). La legislatura acabó el 3 de mayo de 2016 con la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevos comicios para el 26 de junio, después de que los partidos no lograsen investir a ningún presidente del Gobierno.

#Fact

Mertixell Batet fue elegida presidenta del Congreso en la XIII legislatura. En las elecciones del 28-A, el PSOE obtuvo 123 diputados, seguido del PP, con 66, de Ciudadanos, con 57, y de Unidas Podemos, con 42. Los cuatro partidos con mayor representación parlamentaria pactaron para obtener en la Mesa un vicepresidente y un secretario cada uno. Así, el PSOE logró la presidencia y dos miembros, y el PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, otros dos.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente