Newtral


Francia, ante la mayor huelga desde 1995
Siguiente

Francia, ante la mayor huelga desde 1995

El transporte, la educación y algunos servicios públicos secundan este jueves el paro contra la reforma de las pensiones de Macron. Las protestas pueden extenderse varios días

Guillaume Horcajuelo (EFE/EPA)

Francia vuelve a la calle. Los sindicatos convocaron una huelga para este jueves 5 de diciembre que, sin ser general, paralizó el país desde las primeras horas de la jornada. Secundan el paro trabajadores ferroviarios y de transporte, maestros, estudiantes, abogados, el servicio postal, policías… La protesta responde a la reforma de las pensiones que propone el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que según el manifiesto de la convocatoria disminuirá la cuantía de las pensiones y “degradará los derechos de todos, especialmente de los más precarios y de las mujeres”. 

En todo el país se han convocado 245 manifestaciones oficiales para el ‘jueves negro’, pero la principal se celebrará en París a partir de las 14:00 hora local. Los sindicatos CGT, FO, FSU, Solidaires, UNL y UNEF han animado a mantener el pulso en las calles más allá de la jornada de huelga.

Lo más importante

Reformar las pensiones es el nudo gordiano de cualquier Ejecutivo en Francia [puedes comprobarlo en este cómic interactivo de Le Monde]. La clave de la reforma de Macron, que ha comentado con los actores sociales pero aún no ha presentado, está en los llamados “regímenes especiales”, que son 42, y que el Gobierno quiere suprimir para crear a partir de 2025 un sistema único en el que cada euro cotizado garantice los mismos derechos a alcanzar la jubilación. 

Todo desde una óptica de igualdad, según el Ejecutivo. Este planteamiento pone en jaque los beneficios históricos de los que disfrutan algunos gremios, como los trabajadores de las empresa ferroviaria estatal y del transporte metropolitano de París, que pueden jubilarse entre los 52 y 57 años, frente a los 62 del resto. La reforma de las pensiones es la seña de identidad de Macron, su marca registrada, y la protesta social amenaza con convertirse en un examen de su gestión. El presidente francés pone a prueba su capacidad para llevar a cabo grandes reformas en sus últimos dos años de gobierno, y define posiciones de cara a las elecciones presidenciales de 2022

¿Cuál es el contexto?

El espíritu de esta huelga es manifestar la masiva inconformidad social ante el proyecto de una reforma de pensiones que concita la hostilidad del 47% de los franceses, según una encuesta de Elabe realizada para el diario Les Échos. Pero es que además, siete de cada diez ciudadanos creen que la protesta está justificada, de acuerdo con un sondeo del instituto Odoxa-Dentsu publicada en Le Figaro. 

Además de los coletazos del movimiento de los chalecos amarillos, esta movilización tiene un antecedente en la gran huelga de 1995, cuando las protestas se prolongaron tres semanas alrededor de una reforma de las pensiones que acabó obligando al Gobierno de Alain Juppé a retirarla.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La participación en este ‘jueves negro’, que se ha presentado como la huelga más seguida de los últimos 20 años, dejaba hasta el mediodía del jueves 5 de diciembre las siguientes cifras:

  • El metro de París suspendió once líneas, tres funcionarán con restricciones solo en horas punta y se prevé que las dos únicas que garantizan los desplazamientos, la 1 y la 14, pueden quedar saturadas. Las estaciones están desiertas.
  • El 85,7% de los conductores del servicio ferroviario estatal SNCF están en huelga, según Le Figaro.
  • El tráfico aéreo también queda afectado porque un sindicato de controladores secunda el paro. Air France canceló el 30% de los vuelos interiores y el 15% de medio recorrido, EasyJet anuló 233 vuelos.
  • Tasa de huelguistas en Educación, según el ministerio: 51,15% en primaria y el 42,32% en secundaria.
  • Siete de las ocho refinerías francesas bloqueadas por la huelga, según Le Monde.

#Fact 

¿Paga el Estado francés 3.000 millones de euros anuales a la SNCF para ofrecerles mejores pensiones? ¿Se jubilan realmente los conductores de metro a los 52 años? La respuesta a estas y otras preguntas que circulan en Francia las responde el equipo de verificación de Check News France en el diario Libération.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente