Newtral
Los trabajadores afectados por las solicitudes de ERTEs de cuatro CCAA duplican ya a los aprobados en los últimos seis años en España
Siguiente

Los trabajadores afectados por las solicitudes de ERTEs de cuatro CCAA duplican ya a los aprobados en los últimos seis años en España

Los trabajadores afectados por ERTEs desde el 18 de marzo en Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía duplican con creces la cifra total de España de los seis años anteriores.

Imagen: Shutterstock.

ACTUALIZACIÓN: El 27 de marzo de 2020, el Consejo de Ministros acordó una serie de medidas que limitan y condicionan los despidos y los ERTEs durante la crisis del coronavirus. Puedes consultarlas aquí.

Hace una semana la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, reconocía que al Gobierno ya le habían llegado entre 400 y 500 peticiones de tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (los llamados ERTEs). Era una cifra a nivel nacional que imponía. La propia Díaz reconocía que eso era sin conocer aún lo que llegaría de cada una de las comunidades autónomas.

Pues bien ya han empezado a llegar esas cifras autonómicas. Simplemente sumando los ERTEs que conocemos hasta el momento solicitados en Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía, la cifra total en estos días de Estado de Alarma (121.929 expedientes de este tipo) es casi cinco veces la de las empresas que hicieron ERTEs en los seis años anteriores en toda España (que fueron 24.677).

En cuanto a los trabajadores afectados por este tipo de medidas, solo sumando los expedientes de Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía (porque la Comunidad de Madrid no los publica), ya son más de 908.179 empleados afectados por ERTE en apenas una semana, cifra que más que duplica los de los últimos seis años en toda España (409.548) y que se acerca peligrosamente al millón de empleados.

Por el momento hablamos de ERTEs solicitados. Recordemos que el Gobierno ha tomado medidas para facilitar estos ERTEs precisamente para evitar despidos definitivos en este momento de emergencia nacional. Y por eso las pérdidas de actividad a consecuencia del COVID-19 tendrán la consideración de fuerza mayor y se agilizará su tramitación. Después será la Autoridad Laboral la encargada de constatar la existencia de la causa de fuerza mayor en un plazo de cinco días.

¿Cuántos ERTEs hubo entre 2014 y 2019?

Desde Newtral.es nos hemos puesto en contacto con el Ministerio de Trabajo para ver la progresión anual de los ERTEs durante los años anteriores. En la Estadística de Regulación de Empleo se puede ver cada dato año a año. Para llegar a la cifra total de Expedientes de Regulación de Temporal de Empleo (ERTEs) y de trabajadores afectados sumaremos por un lado empresas que lo solicitaron y por otro los trabajadores afectados por suspensiones de contrato temporales y los afectados por reducción de jornada.

Comenzando por las empresas, si sumamos las que hicieron suspensiones de contrato junto a las que redujeron jornada de su plantilla nos sale que entre 2014 y 2019 el total de empresas que hicieron ERTEs fue de 24.677. Por el lado de los trabajadores afectados por ERTEs, la cifra total en estos seis años que analizamos fue de 409.548 empleados afectados. Siendo 123.691 los trabajadores afectados en 2014, 75.950 en 2015, 62.228 en 2016, 36.684 en 2017, 52.939 en 2018 y 58.056 el pasado 2019. 

“Como estamos en un momento preliminar no existe aún un balance trabajadores afectados por ERTE a nivel nacional hasta la fecha” nos cuentan desde Trabajo. “En este momento se está dando trámite a los expedientes, y en muchos casos dependen de la Autoridad Laboral de las comunidades autónomas”. 

Los datos de cinco comunidades

Sin embargo y a falta de conocer esas cifras oficiales, lo que sabemos es que el número de ERTEs registrados hasta el momento en Cataluña en estos días de alarma ha sido, a cierre de 25 de marzo, nada menos que 41.555, afectando a 342.602 trabajadores. Desde la Consejería de Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid nos cuentan que a cierre del pasado 20 de marzo se habían registrado en Madrid un total de 13.390 ERTEs y aunque desconocemos los trabajadores afectados sin duda serán significativos. 

Desde la Dirección General de Trabajo de la Comunidad Valenciana nos confirman que hasta el 24 de marzo ya se han solicitado 19.221 ERTEs de empresas que afectan a un total de 120.066 trabajadores y desde la Consellería de Economía, Empleo e Industria de Galicia nos confirman que hasta el 25 de marzo tienen solicitados 17.763 ERTEs por parte de empresas, afectando a un total de 95.511 trabajadores

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de Andalucía nos asegura que en estos días ya llevan más de 30.000 ERTEs solicitados que afectan a unos 350.000 trabajadores.

Si sumamos los ERTEs que conocemos hasta el momento de Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía, la cifra total en estos días de Estado de Alarma es de 121.929 peticiones de expedientes. Es en apenas una semana casi cinco veces las empresas que hicieron ERTEs en los seis años anteriores, entre 2014 y 2019 (que fueron 24.677) en toda España.

En cuanto a los trabajadores afectados, sumando los de estas comunidades, con la excepción de Madrid que no los aporta, ya son 908.179 empleados afectados por ERTE. Entre Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía, en estos días, más que duplican la cifra total de trabajadores afectados por ERTE de los seis años anteriores, que era de 409.548.

Según CEPREDE, unos 3 millones de personas podrían perder su empleo, al menos temporalmente

¿Cuánto empleos se verán afectados en este Estado de Alarma? ¿Y en el cómputo del año? Pues precisamente para acercarse a lo que podría ser el futuro con los datos actuales, desde la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), en colaboración con el Centro de Predicción Económica (CEPREDE), han realizado una primera estimación del impacto que se derivaría de la paralización del consumo de los hogares como resultado de las restricciones impuestas por este estado de alarma que tras ser prorrogado durará por lo menos hasta el próximo 11 de abril.

Según los cálculos de CEPYME y CEPREDEla crisis podría suponer la pérdida de 300.000 empleos en 2020, más del 60% en pymes. Eso si esta situación de alarma solo dura un mes”. “Siendo Cataluña, con unos 60.000 empleos, seguida de Madrid (52.000) y Andalucía (46.000), las comunidades  más castigadas en términos absolutos anuales”. 

“Esto quiere decir que en el conjunto del año 2020 habría unos 300.000 empleos menos de los que hubiera habido en situaciones normales”, sin la emergencia del COVID-19 y el Estado de Alarma derivado, según cuenta a Newtral Julián Pérez, director general de CEPREDE. En esta cifra se estaría contabilizando todo, “desde despidos individuales a ERTEs que luego fueron EREs, o simplemente no contrataciones por una mala situación económica», explica Pérez.

¿Y qué prevén que ocurra con el empleo durante este mes que en principio durará el Estado de Alarma? “Imagínate que se para toda la actividad durante cuatro semanas (entre marzo y abril) y en el caso hipotético de que todos los demás fuesen meses iguales dentro de lo normal, para que nos dé una pérdida de empleo de 300.000 en el cómputo anual quiere decir que estaríamos hablando de que podría haber entre 2,5 y 3 millones de personas que se verían afectadas por alguna situación de pérdida transitoria del empleo que puede ser un ERTE, un despido, o lo que sea en este mes de alarma”, nos explica el director general de CEPREDE.

Las pymes, las principales afectadas

A falta de estadísticas oficiales, por lo reciente de esta situación, el informe de CEPYME y CEPREDE se nutre de hipótesis sobre la duración y el posible impacto  en las diferentes ramas de actividad. Presenta cómo la economía española en general y las pymes en particular están afrontando un problema derivado de la crisis sanitaria desatada por el coronavirus (COVID-19) y cuyos efectos finales son muy inciertos en este caso en el empleo.

“El efecto final de esta crisis (considerando que durase un mes) podría generar un impacto directo en torno al 0,9% del PIB, que se elevaría hasta el 1,7% al incluir los efectos indirectos e inducidos sobre el conjunto del sistema económico”, afirman en su informe. Precisamente esta contención de la actividad afectaría mucho al empleo y en el conjunto de 2020 supondría prácticamente un estancamiento de la economía española.

Y a estos impactos derivados de la contención en el consumo privado, habría que añadir la posible paralización de los procesos inversores, como consecuencia de una mayor incertidumbre, junto con la caída de las exportaciones, inducida por la reducción de la actividad a nivel mundial y los posibles efectos de las fuertes caídas registradas en los mercados financieros.

¿Qué sectores y empresas los sufrirán más?

Pues “dependerá de las posibilidades que tenga cada empresario para afrontar esta crisis y de la capacidad que tenga cada uno de ellos de asumir nuevos recortes en sus cuentas de resultados manteniendo las plantillas actuales ante la expectativa de transitoriedad de la situación”, prosigue el documento. En este sentido, en ausencia de ayudas específicas, las pymes se podrían ver especialmente afectadas, al contar con unos márgenes de maniobra mucho más limitados que las empresas de mayor tamaño, con una mayor capacidad financiera.

En términos generales y por ramas de actividad, este impacto afectará de manera muy diferente a unas y otras. Van desde una caída estimada del 7,3% en los servicios de hostelería, hasta un impacto prácticamente nulo en los servicios públicos. De hecho, algunas actividades de servicios públicos podría incluso registrar un efecto positivo por efecto de las mayores necesidades de prestación de servicios. 

Asumiendo como hipótesis que todas las caídas de actividad se trasladaran a regulaciones de empleo, ante la imposibilidad de mantener los niveles de ocupación en un entorno de contención de la facturación, el efecto final se traduciría en una pérdida de más de 300.000 empleos, de los cuales algo más del 61% se producirían en las pymes.

Las microempresas (menos de 10 empleados) absorberían en 23% de las pérdidas totales de empleo (72.473), cifra similar a la que se registraría en el resto del sistema fundamentalmente autónomos); seguidas por las pequeñas empresas (de 10 a 49 empleados), con el 22%, y de las medianas empresas (de 50 a 249 empleados), que perderían cerca de 49.000 empleos. En términos relativos, los mayores impactos se registrarían en el colectivo de microempresas, que perderían algo más del 2% del empleo total, frente a un impacto medio en el conjunto del sistema del 1,6%.

¿Qué grandes empresas ya han anunciado ERTEs?

Son numerosas las empresas que han hecho públicos sus ERTES. Desde Europa Press las han ordenado de mayor a menor en número de trabajadores afectados en España. De momento la primera sería Zena Alsea (22.000 trabajadores) junto a El Corte Inglés (22.000) Seat (14.800), Burger King (14.000), Iberia (13.700), Renault (11.650), Decathlon (8.886), PSA Vigo (7.400), Michelín (7.000), Tendam (7.000), Ford Almussafes (7.000), Primark (7.000) y H&M (6.000).

También Mercedes-Benz Vitoria (4.900), Mango (4.767), CAF (4.400), Vueling (3.800),Nissan en Cataluña y Ávila (3.750), AmRest (3.666), Air Europa (3.600), Dentix (3.200), Valeo Iluminación (3.000), Gureak Industrial (2.500), Liwe (1.900), Brico Dêpot (1.548), Ryanair (1.500), Air Nostrum (1.439), Gruppo Antolin (1.400), Ficosa (1.400), Desigual (1.359), Bosch Service Solutions (1.300), Mediapro (1.200), Adolfo Domínguez (909), Pikolín (870), Europastry (412), Talgo (280) y Logisfashion (188). 

Y el mayor de todos sería el de Inditex, con 25.000 personas, aunque la empresa ha anunciado que no lo activará hasta el 15 de abril. Son sólo algunos ejemplos pero se prevé que seguirán añadiéndose muchas más empresas con problemas en las próximas semanas.

¿Eres un trabajador afectado por un ERTE?

Desde el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) recuerdan que se están agilizando los procesos de autorización de ERTEs con el objetivo de que las empresas hagan un paréntesis y cuando pase la crisis se conserve el empleo, evitando despidos y cierres. Y si te has visto afectado por uno de estos ERTEs, recuerda que no tienes que solicitar cita previa con el SEPE, ya que la gestión de tu prestación de desempleo será tramitada entre tu empresa y  el SEPE. En próximos días este organismo publicará el procedimiento a seguir de forma detallada.

En caso de que seas un trabajador que se encuentre en situación de desempleo pero no motivada por un ERTE, entonces sí debes solicitar tu cita previa online en el SEPE ya que las oficinas están cerradas al público pero el trabajo no cesa. Ellos se pondrán en contacto contigo  por lo que no olvides rellenar el campo «correo electrónico». Lo explica perfectamente el propio SEPE en este hilo de Twitter.

Desde este 23 de marzo el SEPE ha habilitado también nuevos teléfonos gratuitos de información para ciudadanos (900 81 24 00) y para empresas (900 81 24 01).

Fuentes:
-Consejería de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid
-Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales de la Generalitat de Cataluña
-Consellería de Economía, Empleo e Industria de la Xunta de Galicia
-Dirección General de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral de la Comunitat Valenciana
-Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de Andalucía
-Centro de Predicción Económica (CEPREDE)
-Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME)
Estadística de Regulación de Empleo del Ministerio de Trabajo
-Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente