Newtral
El Congreso exige garantías al Gobierno antes de la desescalada
Siguiente

El Congreso exige garantías al Gobierno antes de la desescalada

La oposición ha reclamado a Salvador Illa que aclare si se debe generalizar el uso de mascarillas y que dote al personal sanitario de los equipos de protección adecuados

Flickr PSOE

Por tercera semana, el ministro Salvador Illa ha comparecido en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso para dar explicaciones sobre la gestión gubernamental de la crisis del coronavirus. En este caso, ha sido la manera en que se va a producir la “desescalada” el tema que ha centrado la sesión.

El ministro de Sanidad ha destacado las cifras de los últimos días para ratificar que España ya se encuentra en la segunda etapa de lucha contra el coronavirus, la del freno del crecimiento de los contagios: ”Los datos confirman la estabilización de la curva, su aplastamiento, hemos alcanzado el primer objetivo de llegar al pico y estamos en una fase de ralentización”.

El objetivo más inmediato es frenar ese avance para lograr “que el número de altas supere al de los nuevos contagios”. Algo que, según ha explicado Illa, el Gobierno pretende hacer con la distribución de test rápidos y PCR, el aumento de la fabricación nacional de productos sanitarios y un estudio de seroprevalencia que se realizará a 62.400 personas para “conocer con más precisión la dimensión del número de personas afectadas y el estado inmunológico general de la población”.

Cómo plantear la etapa de la “desescalada”

A esta etapa, le seguirá en las próximas semanas la fase de la “desescalada”, que el titular de Sanidad ha definido como la que llevará a retomar la “vida cotidiana” en la medida de lo posible: “Reanudar progresivamente la actividad económica y social y a la vez mantener controlada la propagación del virus mediante medidas de protección individual y colectiva”. 

Precisamente, la manera en que el Ejecutivo va a garantizar esto ha sido el punto que ha centrado las críticas del resto de formaciones: “Los españoles necesitan un mínimo de certidumbre: mascarillas, sí, mascarillas, no; aislamientos masivos obligatorios, aislamientos voluntarios; si va a haber control de dispositivos móviles personalizados o se va a respetar el derecho a la intimidad”, ha resumido la portavoz del PP, Cuca Gamarra

También han preguntado sobre el criterio acerca de las mascarillas los representantes de Ciudadanos y el PNV, mientras que el de VOX ha pedido directamente que se entreguen a “todos los españoles”. Frente a ellas, el ministro de Sanidad ha señalado que el Gobierno está estudiando la cuestión y que fijará el criterio en función de las recomendaciones que hagan las autoridades sanitarias europeas y la OMS. 

De igual manera, han sido unánimes las referencias a la situación que están viviendo en su lucha contra el coronavirus los profesionales sanitarios, entre los que la cifra de contagios es de “algo más 19.400”, según la última cifra facilitada por Sanidad el 6 de abril. Gran parte de los partidos de la oposición (PP, EH Bildu, ERC y VOX) han situado la dotación del material suficiente, la mejora de sus condiciones económicas -PP y VOX propone un subida de sueldo o paga extra- y la garantía de que se reincorporen solo cuando una prueba haya confirmado que son negativos como primer paso para superar esta crisis.

Sobre la realización de pruebas de diagnósticos del COVID-19 no solo a los sanitarios sino a más sectores de la población, Illa ha respondido que la intención es llegar a los 50.000 PCR diarios, frente a los entre 15.000 y 20.000 que el Gobierno asegura que se están realizando. En lo relativo a los test rápidos -utilizados como “complemento” de estos en hospitales y residencias- se ha mostrado confiando en que pronto comiencen a llegar los cuatro millones de pruebas restantes.

“El Gobierno de España no levanta ningún confinamiento”

Ante estas críticas a los planteamientos futuros, Salvador Illa en su turno de réplica ha querido recalcar que, con la solicitud para prorrogar el estado de alarma, “el Gobierno de España no levanta ningún confinamiento”.

La única limitación de las restricciones se va a producir en relación con el Real Decreto por el que se paralizaban las actividades económicas no esenciales hasta este miércoles, 8 de abril, dado que no se va a extender su vigencia. A parte de ello, el ministro de Sanidad ha reiterado que “no hay que hacer un llamamiento al relajamiento” y que, aunque el Gobierno trabaja en los escenarios de “desescalada”, todavía el país no se encuentra en esa situación: “Seguimos estando en un momento duro”.

Con todo, ha habido partidos que han puesto en duda el avance en las etapas marcadas por el Ejecutivo. El representante de EH Bildu lo ha calificado de una consideración “aventurada”, alegando que las cifras de hospitalizados e ingresados en UCIS son todavía muy altas. Gabriel Rufián (ERC), por su parte, ha ido un paso más allá al asegurar que todavía se está “muy lejos” para poder retomar cierta normalidad: “No tiene sentido pedir a la gente que vaya a comprar de uno en uno un sábado y permitir o facilitar que se metan en un vagón atestado un lunes. Creo que se dejan llevar más por las presiones de la patronal que por el propio virus, creo que estamos muy lejos de poder abrir la mano a reanudar la actividad”.

Alerta sobre la desinformación desde ambos lados de la bancada

A los pocos segundos de empezar su intervención, como vienen haciendo las autoridades policiales y el Gobierno, Salvador Illa ha querido advertir del “daño enorme” que está causando la desinformación en esta crisis del coronavirus, al tiempo que señalaba la responsabilidad de los usuarios en su difusión: “Quiero pedir la implicación de todos para combatir y denunciar los bulos en torno a la epidemia”.

En esta precaución han coincidido algunos de los grupos de la oposición, aunque con diferente criterio: mientras el PP ha acusado al Ejecutivo de ser el emisor de algunos de estos bulos en favor de su propia credibilidad, el portavoz de Unidas Podemos -socio de coalición del PSOE- ha instado a los medios de comunicación a que no se conviertan en “altavoz” de las mentiras. 

A todos, no obstante, Salvador Illa ha hecho un llamamiento a la “unidad de acción” con vistas al pleno que la Cámara baja celebra mañana, jueves. En este, el Gobierno necesita el apoyo mayoritario del hemiciclo para poder prorrogar el estado de alarma hasta el 26 de abril.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente