Newtral


El 10-N permite estrenar la reforma electoral de 2016, que simplifica el voto desde el extranjero
Siguiente

El 10-N permite estrenar la reforma electoral de 2016, que simplifica el voto desde el extranjero

La LOREG incluye una disposición que recoge cómo es el proceso electoral en caso de repetición de comicios: más corto, más austero, con menos propaganda…

Vuelven las urnas, los colegios electorales, la propaganda y los mítines políticos. Los españoles votarán de nuevo el 10 de noviembre en las que serán las cuartas elecciones generales de los últimos cuatro años. Esta vez el calendario electoral [puedes consultarlo aquí] será más corto que de costumbre: de los 54 días que han transcurrido históricamente desde la disolución de las Cortes Generales a la celebración de los comicios, ahora pasamos a 47.  

El motivo de este y otros cambios es la modificación que se aplicó a la LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General) en noviembre de 2016, después de la repetición de elecciones que llevó por segunda vez a la Moncloa a Mariano Rajoy. Entonces se temió que los españoles tuvieran que acudir a las urnas en Navidad y el Congreso aprobó sin ningún voto en contra la Ley Orgánica 2/2016, que dotó a la LOREG de un disposición en la que se explica el procedimiento electoral en caso de que se repitan unas elecciones generales. Finalmente, esa reforma no tuvo que aplicarse en diciembre de 2016 y es ahora la primera vez que, de facto, conocemos sus efectos.

El voto desde el extranjero 

Una de esas modificaciones de la ley electoral favorece a los españoles que votan desde el extranjero, tanto a los que están fuera temporalmente, como a los residentes, o al menos simplifica los trámites del que se conoce como voto rogado. Este sistema se implantó en España en 2011 para combatir el fraude y los problemas que existían con el censo de los españoles en el extranjero, desde entonces tienen que «rogar» su voto. Uno de los efectos más evidentes del arduo proceso de pedir el voto es el descenso de la participación: en las generales de abril solo el 8,4% del censo de españoles en el extranjero pidieron ejercer su derecho. 

Según recoge la disposición adicional séptima de la LOREG, los españoles que rogaron su voto desde el exterior para votar en la pasada cita, no tienen que volver a solicitarlo. “Se entenderá válida y no requerirá que vuelva a ser formulada para el nuevo proceso electoral la solicitud aceptada por la Oficina del Censo Electoral que los españoles inscritos en el censo de los electores residentes-ausentes en el extranjero hubieren formulado para las elecciones a Cortes Generales inmediatamente anteriores, siempre que dichos españoles sigan inscritos en el censo de electores residentes-ausentes vigente para las nuevas elecciones”, dice la ley. 

Aquellos que no pidieron el voto en la anterior cita electoral y ahora sí estén interesados tendrán que seguir el cauce habitual, y podrán solicitarlo hasta el 19 de octubre.

En este vídeo te explicamos todos los plazos y fechas que debes conocer:

La mitad de campaña electoral

La campaña electoral durará ocho días, y no quince como las que hemos vivido hasta ahora. Por lo tanto, la pegada de carteles será a las 0:00 del 1 de noviembre (el 31 por la noche), y durará hasta esa misma hora del día anterior a la votación. La jornada de reflexión será el 9 de noviembre. 

Casi sin encuestas 

La ley prohíbe la difusión de sondeos electorales durante “los cinco días anteriores al de la votación”, por lo que dada la brevedad de esta campaña, únicamente se podrán publicar los primeros días. 

Menos gastos y subvenciones

Los partidos contarán en esta campaña con menos dinero, ya que las subvenciones que reciben en función de los votos y escaños que consiguen se reducirán un 30%. Algunos líderes ya han asegurado que la imaginación será clave en estas fechas para llegar al mayor número posible de personas con menos recursos que en otros comicios. Además, los gastos totales electorales que pueden alcanzar serán un 50% menos que en otras citas, lo que asegura una campaña más austera. 

Reducción de propaganda en los medios 

La distribución del tiempo gratuito de propaganda electoral en cada medio de comunicación de titularidad pública y en los distintos ámbitos de programación que estos tengan, se reduce a la mitad que en otras citas electorales. 

Sin avales nuevos

Las agrupaciones, partidos, federaciones y coaliciones que no lograron representación el 28 de abril no necesitarán recabar de nuevo las firmas de al menos el 0,1% de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción por la que se presentaron en abril. Sin embargo, las nuevas formaciones, como presuntamente será la encabezada por Íñigo Errejón, sí debe cumplir esos requisitos. Las candidaturas pueden presentarse hasta el 7 de octubre y siete días después se conocerán.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente