Newtral
Diccionario económico de la crisis del coronavirus
Siguiente

Diccionario económico de la crisis del coronavirus

La crisis del COVID-19 nos deja términos técnicos que describen las ayudas, elementos y situación económica que vivimos

Rénder artístico de un coronavirus | Shutterstock

La crisis del coronavirus no solo es una crisis sanitaria, sino también económica. Por ello, han tomado protagonismo términos técnicos, o incluso han aparecido nuevos, que describen situaciones, ayudas o elementos muy relacionados con lo que vivimos en el plano económico: los ERTEs, la mutualización de la deuda debatida en Europa…

Aquí recogemos algunos de esas palabras que más se están utilizando y su significado.

Crédito ICO:

El ICO es el Instituto de Crédito Oficial, una entidad pública empresarial. Es decir, funciona como un banco público. Este tipo de créditos son préstamos que el Estado pone a disposición de los autónomos y empresas españolas o extranjeras para llevar a cabo actividades de negocio, inversiones o cubrir necesidades de liquidez o gastos dentro del territorio nacional. 

Así, el ICO ofrece líneas de crédito más baratas y accesibles que un banco privado. Aún así, las entidades privadas participan en el proceso, ya que el dinero lo pone el ICO, pero lo gestionan bancos privados. En caso de impago, se responde ante los bancos privados. Durante la crisis del coronavirus el Ejecutivo habilitó distintos créditos, entre ellos 1.200 millones de euros para el pago de alquileres.

Cuotas de la Seguridad Social:

Las cuotas a la Seguridad Social son las cantidades que los empresarios pagan al estado por trabajador y que se destinan a financiar el Estado de Bienestar (pensiones, cuotas de desempleo…). Estas se calculan aplicando a la base de cotización del trabajador el porcentaje o tipo de cotización que corresponde a cada contingencia protegida.

A causa de la COVID-19 se pudieron demorar algunos pagos obligatorios. Aquí explicamos cómo. Así, existen aplazamientos de pago de cuotas puestas en marcha en la Seguridad Social como la de autónomos, que en un primer momento se concedió moratoria de las mismas y llegó a la exención si les concedían la prestación extraordinaria por cese de actividad. También se dieron aplazamientos de otros impuestos como el IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades.

ERE:

Expediente de Regulación de Empleo. Es un procedimiento que solicitan las empresas para reducir la plantilla. Para poder llevarlo a cabo deben justificarse razones económicas, técnicas, organizativas o productivas que obliguen a la empresa a reducir la fuerza de trabajo.

Suelen realizarse negociaciones entre las empresas y los sindicatos para llegar a un acuerdo de compensación con los trabajadores afectados y en muchas ocasiones suelen afectar a trabajadores cerca de la edad de jubilación, que se prejubilan con el ERE.

ERTE:

Expediente de Regulación de Empleo Temporal. Se trata de un despido colectivo, como el ERE, pero en este caso es de carácter temporal. Durante el tiempo que dura el ERTE la empresa suspende temporalmente los contratos de trabajo, por motivos de paralización provisional de la actividad o insuficiencia de ingresos. Una vez se resuelvan dichos motivos, el empleado vuelve a su puesto de trabajo.

Durante el estado de alarma por el coronavirus los ERTEs se han utilizado como medida para intentar evitar los despidos. Así, se han aplicado los ERTEs por causa mayor por el COVID-19, que permiten a las empresas paralizar su actividad y que los trabajadores reciban el 70% de la base reguladora de su salario (por parte de la Administración) aunque no tengan los requisitos normalmente exigidos en el paro, como que se tenga un año acumulado de trabajo. También existen los ERTEs de reducción de jornada.

Eurobonos:

Son títulos de de deuda pública que se lanza a los mercados para financiar a los países de la Zona Euro. Tienen detrás el aval de todos los países de la eurozona, es decir, si un país no devuelve el dinero a los inversores, el riesgo lo comparten el resto de países.

Los eurobonos son el instrumento que se emite cuando se habla de mutualizar la deuda. Además, durante la crisis del coronavirus se ha hecho referencia a ellos como coronabonos. No obstante, los eurobonos no se han llevado a cabo pese a que países como España o Italia pedían que fuera la forma de financiar la crisis del coronavirus en Europa.

MEDE:

Mecanismo Europeo de Estabilidad. Es un sistema de fondos económicos de emergencia que se creó tras la crisis financiera para ayudar a los Estados de la zona del euro con problemas de deuda. Es decir, se trata de un mecanismo para rescatar a los países. Eso sí, es un rescate con condiciones.

El MEDE emite títulos de deuda para financiar préstamos y otras formas de ayuda financiera a los países de la zona del euro. Es el método por el que Holanda, Alemania o Austria apostaban que se ayudara a los países de la eurozona tras el coronavirus, en vez de lanzar la mutualización de la deuda.

Mutualización de la deuda:

Mutualizar la deuda se refiere a compartir costes y riesgos mediante la emisión conjunta de bonos europeos. Un ejemplo es, a raíz del coronavirus, algunos países como Italia, España y Francia, estaban a favor de que toda la deuda que resultara directamente de la crisis sanitaria se presentara a los mercados como una deuda europea. Es decir, que se mutualizara la deuda.

Esta mutualización se consigue a través de los eurobonos (en esta situación se conocían como coronabonos). La ventaja de mutualizar la deuda para los inversores que van a adquirir dichos bonos es que son operaciones más seguras. Por ejemplo, en caso de que España no pudiera pagar de vuelta, tiene el aval de Europa detrás que se hará cargo de la deuda.

Por la parte de los países que los emiten, la ventaja es que al tener el aval de toda europa detrás, el interés que piden los inversores suele ser más bajo. No obstante, hay países como Alemania en los que el mercado confía, por lo que le puede beneficiar no mutualizar la deuda porque sus intereses ya son bajos de por sí. Cuando se mutualiza la deuda, se paga el mismo tipo de interés por la financiación y se comparten los riesgos.

También existen los fondos específicos mutualizados, como los que se votaron en abril de 2020 en el Parlamento Europeo. Estos se aprobaron para que la crisis del coronavirus se financiara con deuda europea ‘mutualizada’, es decir, no se realiza la mutualización de toda la deuda existente como tal, sino que se responde de manera mutualizada a unas emisiones concretas. Así, Europa lanza una cantidad de dinero específico como deuda y ese dinero es el que está respaldado por el presupuesto europeo, al contrario que la mutualización de la deuda, en la que cada país podría lanzar la cantidad que quisiera con el respaldo de Europa.

Posiciones en corto:

Las posiciones en corto son un tipo de operaciones que realizan los conocidos como bajistas. Estas consisten en vender acciones cuando se cree que el mercado va a caer y luego recomprarlas más baratas. Para ello, los bajistas, a cambio de una cantidad de dinero, toman prestados temporalmente títulos de una determinada compañía que creen perderá valor, los venden, y una vez efectivamente el valor cae, los vuelven a comprar más barato y se los devuelven al dueño. Es decir, ellos ganan cuando las acciones pierden valor. Durante la crisis del coronavirus, la CNMV prohibió las posiciones en corto.

Prima de riesgo:

Es un concepto que se utiliza como medida de riesgo en la inversión. Se utiliza para designar la diferencia entre el coste de la deuda de un país (con más riesgo) frente a la deuda de un país de referencia, es decir, con menos riesgo. En el caso de Europa, la prima de riesgo se calcula frente a los bonos alemanes a 10 años.

Cuanto mayor sea la prima de riesgo de un país, mayor riesgo proyecta al exterior y, por tanto, más le cuesta financiarse, viéndose obligado a pagar unos intereses más altos. Los Estados, de forma habitual, financian sus grandes operaciones de gasto público emitiendo deuda pública regularmente. Si un estado está mal gestionado, con un gran déficit público o deuda, tendrá problemas para que un inversor compre esta deuda y, si la situación empeora, podría incluso quebrar y no poder hacerse cargo de los servicios públicos, salarios, etc. 

Valor refugio:

Es un activo que, a diferencia de las acciones en Bolsa de una compañía determinada que compra o vende servicios en un sector concreto, se utiliza para “proteger” el dinero en periodos de crisis económica o cuando hay mucha incertidumbre. Es decir, es un activo menos volátil y más seguro, cuyo valor está menos condicionado a los vaivenes de la economía o de un país en particular. El valor refugio por excelencia es el oro.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente