Newtral
Confirman un nuevo ‘Plutón’ en el sistema solar, pero el original no volverá a ser ‘planeta’
Siguiente

Confirman un nuevo ‘Plutón’ en el sistema solar, pero el original no volverá a ser ‘planeta’

Higía deja de ser asteroide para convertirse en el nuevo planeta enano del sistema solar, el quinto que se suma a Plutón, que pasó a esta categoría en 2006.



Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y… Eris. O Ceres. O Higía. Porque Higía es el nombre que han dado al planeta más enano de entre los enanos que hay en el sistema solar, a falta de la aprobación final de Unión Astronómica Internacional . Un Plutón (por sus características) que no cambia nada respecto al original, que seguirá dentro de esta categoría diferente a la de sus ocho hermanos mayores.

Planeta enano Higía | NASA

Higía era considerado hasta ahora un asteroide, pero han confirmado su redondez

Higía, conocido desde 1849, se consideraba un asteroide situado entre Júpiter y Marte. Un equipo internacional usó el Telescopio Muy Grande (VLT) de Atacama (Chile) para fijarse bien: ¿tiene forma redonda? La pregunta no es ninguna boutade. Es la tercera condición que hace de ciertos objetos celestes un planeta, aunque sea enano.

En efecto, y según acaban de publicar en Nature Astronomy, tiene gravedad propia y forma redondeada, características que van emparejadas. Ya cumplía otra de las condiciones para ser planeta: gira alrededor de una estrella (el Sol). Eso sí, como Plutón, no ha despejado su  órbita de objetos. Y eso es lo que hace a los dos planetas enanos.

No, Bridenstine: Plutón no será planeta porque te lo enseñaron así

Hasta la fecha, sabemos de la existencia de unos 4.000 planetas. Casi todos, fuera del sistema solar. Su descubrimiento ha valido un Nobel al primero en abrir este campo de investigación. Pero  debe de haber muchísimos más. Puede ser que, al menos, tantos como estrellas.

Según hemos ido sabiendo más sobre nuestro entorno galáctico, vemos que hay muchas cosas parecidas a planetas en el cinturón de Kuiper. El criterio para ser como la Tierra o Neptuno, además de la órbita solar y su gravedad-redondez es despejar su camino de otros objetos (dominancia gravitacional), independientemente de que tenga satélites (a diferencia de los asteroides, que pueden chocar con otros objetos).

Eso último no le pasa a Ceres, Eris, Makemake, Haumea y Plutón, los planetas enanos a los que se suma Higía (nombre de la diosa griega de la higiene). Pero este requisito es más estricto para los cuerpos lejanos. Plutón pasó a ser planeta enano en 2006. Y eso que no es sólo una cuestión de tamaños. Mercurio es más pequeño que una de las lunas de Saturno.

El 23 de agosto, el administrador de la NASA Jim Bridenstine comentó en tono jocoso: «pueden escribir que el administrador de la agencia espacial ha declarado que Plutón vuelve a ser un planeta. Me aferro a esto porque así es como lo aprendí y estoy con ello». Lo hizo durante una visita a la Universidad de Colorado-Boulder.

Pero lo que opine él, sea en tono jocoso o no, no afecta a la Unión Astronómica Internacional. Es esta entidad, con cierto consenso científico, quien dice qué y cómo es un planeta. La propia NASA, independientemente de su administrador, deja claro que Plutón es un planeta enano.

El director del Planetario de Hayden y estrella de la astronomía Neil deGrasse Tyson (@neiltyson) mantiene una verdadera cruzada –a veces cómica– contra los plutófilos que quieren verlo de nuevo como un planeta clásico.

Por supuesto, hay científicos que, con argumentos más sólidos que los dados por el jefe de la NASA, piensa que la clasificación de la UAI es más que cuestionable y propia de tiempos anteriores a Galileo. Entre ellos, el astrofísico y músico Brian May. Su argumento: la misión New Horizons nos ha desvelado detalles tan impresionantes y complejos de Plutón que merece ser estudiado junto a sus ocho excompañeros.

Eso sí, quizás tarde o temprano volvamos a tener nueve planetas solares. Hay una solvente línea que apunta a que hay un planeta gigante más allá de Plutón. No lo hemos visto, pero por cómo se comportan objetos más pequeños en esa zona, algo puede estar deformando sus movimientos. La teoría del Planeta X no es descabellada. De hecho gracias a ella se descubrió Plutón. Pero, si os dicen que X va a chocar con la Tierra, mejor no os lo creáis. Este supuesto mundo helado no estaría más cerca de 9.000 millones de kilómetros.

El planeta que nació de un violento impacto

Impacto que formó el planeta enano Higía

Aunque los astrónomos observaron la superficie de Higía con una cobertura del 95%, solo pudieron identificar dos cráteres inequívocos. «Ninguno de estos dos cráteres pudo haber sido causado por el impacto que originó la familia de asteroides de Higía, cuyo volumen es comparable al de un objeto de 100 km. Son demasiado pequeños», explica el coautor del estudio Miroslav Bro, del Instituto Astronómico de la Universidad Charles en Praga (República Checa).

«Este resultado fue una verdadera sorpresa, ya que esperábamos la presencia de una gran cuenca de impacto, como es el caso de Vesta «, asegura Pierre Vernazza, del Laboratoire d’Astrophysique de Marseille (Francia).

El equipo decidió investigar más a fondo. Utilizando simulaciones numéricas, dedujeron que la forma esférica de Higía y la gran familia de asteroides son probablemente el resultado de una gran colisión frontal con un gran proyectil de diámetro entre 75 y 150 km. Estiman que ocurrió hace unos 2.000 millones de años, destrozó por completo el cuerpo de los padres. Una vez que las piezas sobrantes se volvieron a armar , le dieron a Higía su forma redonda y miles de asteroides acompañantes.  La Luna terrestre nació de uno de esos impactos.

Higía será oficialmente un planeta enano cuando la Unión Astronómica Internacional lo declare así oficialmente al hilo de estos datos.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente