Newtral
Es falso que se hayan descubierto daños cerebrovasculares en niños y adultos después de ponerse una vacuna
Siguiente

Es falso que se hayan descubierto daños cerebrovasculares en niños y adultos después de ponerse una vacuna

Un texto que circula en redes advierte sobre los “daños cerebrales y en el flujo sanguíneo” que provocan las vacunas. Se trata de un nuevo bulo. Por el contrario, las vacunas reducen los riesgos cerebrovasculares, según diversos estudios.


Un texto que circula en las redes sociales advierte sobre los «daños cerebrales y en el flujo sanguíneo» que provocan las vacunas en niños y adultos, pero se trata de un nuevo bulo.

El contenido antivacunas cita «las investigaciones del doctor Andrew Moulden, médico psiquiatra canadiense, máster en desarrollo infantil, con un doctorado en neuropsicología clínica experimental» y afirma que «se observan indicadores clínicos de accidente cerebrovascular en niños y adultos después de las vacunaciones». Además, plantea que «los daños cerebrales y en el flujo sanguíneo que originan las vacunas fueron descubiertos y publicados en diversos medios por el doctor Moulden».

Newtral.es no ha podido encontrar ninguna investigación de Moulden sobre los efectos de las vacunas en publicaciones científicas o académicas. Diversos sitios antivacunas sí promocionan entrevistas con el canadiense e, incluso, un libro sobre las ideas de Moulden escrito por John P. Thomas. Un sitio que se presenta como la página oficial de Moulden asegura que el canadiense falleció en noviembre de 2013.

Los beneficios de vacunarse

El presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, explica a Newtral.es que las vacunas no producen daños cerebrovasculares. Al contrario: reducen los riesgos cerebrovasculares de forma directa e indirecta. 

«Gracias a las vacunas se evitan muchas incidencias cerebrovasculares», aclara García Rojas. El presidente de la AEV, una entidad cuyo trabajo ha sido destacado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), explica que las vacunas evitan el desarrollo de enfermedades que pueden provocar, entre otras consecuencias, accidentes cerebrovasculares. Pero además, en casos como los de la vacuna contra la gripe o la culebrilla, la inmunización reduce de manera directa los riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV), según al menos dos estudios avalados por la Asociación Española de Vacunología.

En la Asociación Madrileña de Neurología, en tanto, señalaron a Newtral.es que “no se ha demostrado aumento de riesgo de ictus asociado a ninguna vacuna”, mientras que en el Hospital Clínic de Barcelona han calificado las presuntas investigaciones de Moulden como “bulos sin ningún tipo de base científica”.

La seguridad de las vacunas

Según la Organización Mundial de la Salud, gracias a la inmunización se previenen entre dos y tres millones de muertes al año. La organización, además, ha reiterado en varias ocasiones que las vacunas son seguras y que la mayoría de las reacciones son leves y temporales. Estos medicamentos son sometidos a años de pruebas y ensayos clínicos antes de ser comercializadas (y siguen siendo evaluados posteriormente). Y no hay evidencia de que produzcan daños cerebrovasculares ni en adultos ni en niños, como resalta Amós.

[Las vacunas no causan autismo: no hay pruebas científicas al respecto] 

«Más del 95% de los niños en España se vacuna y no existe ninguna constancia de daños cerebrovasculares», asegura el presidente de la Asociación Española de Vacunología.

Por el contrario, diversos estudios confirman los beneficios de vacunarse para reducir los riesgos de accidentes cerebrovasculares. Un estudio de la American Heart Association publicado en 2016 detectó un incremento del riesgo de Fibrilación Auricular del 18% entre quienes presentaron la infección por influenza (gripe) y no estaban vacunados, mientras que entre los voluntarios infectados pero vacunados el incremento fue del 12%.

Por otra parte, un estudio presentado en el 2020 American Stroke Association´s International Stroke Conference reveló que quienes reciben la vacuna atenuada frente al herpes zóster (culebrilla) tienen un riesgo menor de sufrir un Accidente Cerebrovascular Agudo o ACVA (16%), de ACVA isquémico (18%) y de ACVA hemorrágico (12%).

Estos estudios corroboran que las vacunas no producen «daños cerebrales y en el flujo sanguíneo«, como plantea el bulo que circula en las redes. Por el contrario, reducen los riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular.

  • Esta es nuestra metodología de trabajo. Después del proceso de verificación, y en función de los datos, otorgamos una de estas categorías:

  • Engañoso

    Engañoso

    El contenido contiene datos correctos, pero ignora elementos muy importantes o se mezcla con datos incorrectos dando una impresión diferente, imprecisa o falsa

  • Falso

    Falso

    El contenido es falso

Siguiente