Newtral


Vino tinto para estar en forma en el espacio, una verdad a medias
Siguiente

Vino tinto para estar en forma en el espacio, una verdad a medias


El vino no es bueno para la salud. Punto. No hay excepción, se mire por donde se mire. El alcohol es un tóxico cancerígeno (este estudio de 2018 es clarísimo) y ni una mínima dosis se compensa con las propiedades de otras sustancias presentes en este líquido, como el resveratrol.

Los estudios que trataban de demostrar que una copa de vino tinto al día era saludable ante patologías isquémicas, han sido ampliamente rebatidos. En todos los casos solían referirse a supuestos efectos positivos de unas sustancias que, en el espacio, pueden tener cierto interés. Sobre todo si eres astronauta.

[columns size=»3/4″ last=»false»]Copa de vino tinto | PexelsAquí te explicamos el origen del mito de que una copa de vino al día es buena para la salud cardiovascular [/columns]

Sin apenas la gravedad, en Marte o en la Luna, los músculos y los huesos se debilitan. Los primeros se llevan lo peor, sobre todo el sóleo, en la pantorrilla. «Después de sólo 3 semanas en el espacio, el músculo sóleo humano se reduce», recuerda la doctora Marie Mortreux, autora principal de un estudio publicado en Frontiers in Physiology financiado por la NASA en el Beth Israel Deaconess de Harvard. «Esto se acompaña de una pérdida de fibras musculares de contracción lenta, que son necesarias para la resistencia».

«Las estrategias dietéticas podrían ser clave», dice Mortreux, «especialmente porque los astronautas que viajan a Marte no tendrán acceso al tipo de máquinas de ejercicio montadas en la Estación Espacial Internacional (EEI)». Entre las sustancias más interesantes a introducir en la dieta está el resveratrol. Es un compuesto que se encuentra comúnmente en el vino por su presencia la piel de la uva  y que se ha investigado ampliamente por sus efectos antiinflamatorios, antioxidantes y antidiabéticos.

El cielo de las ratas

Su colega Mary Bouxsein crió un parque temático espacial de ratas. Un espacio de laboratorio en que recreó las condiciones de microgravedad de Marte. A 24 roedores les colocó un arnés con una cuerda flexible para suspenderlas del techo. Con eso se simuló un 40% de la gravedad terrestre. En otro, ratas en las condiciones de gravedad de nuestro planeta. El Institutional Animal Care aprobó los experimentos.

En cada grupo, la mitad recibió resveratrol (150 mg por kg al día) en el agua; los otros no. La circunferencia de la pantorrilla y la fuerza de agarre de la pata delantera y trasera se midieron semanalmente, y a los 14 días se analizaron los músculos de la pata.

[blockquote align=»left» author=»»]Se ha demostrado que el resveratrol preserva la masa ósea y muscular en ratas, en ausencia de gravedad[/blockquote]

«Se ha demostrado que el resveratrol preserva la masa ósea y muscular en ratas durante la descarga completa, análogo a la microgravedad durante el vuelo espacial. Por lo tanto, la hipótesis de que una dosis diaria moderada ayudaría a mitigar el desajuste del músculo en un análogo de la gravedad de Marte».

¿Es la rata el modelo animal más adecuado para simular la vida de un astronauta? En realidad, cualquier persona en el espacio es en sí misma una ‘rata de labotarorio’. Cada persona en la EEI o en otros astros es o ha sido monitorizada y aún no sabemos del todo las consecuencias que la microgravedad produce a largo plazo en las personas.

«Un factor importante aquí es la sensibilidad a la insulina», explican los investigadores. «El tratamiento con resveratrol promueve el crecimiento muscular en animales diabéticos, al aumentar la sensibilidad a la insulina y la captación de glucosa en las fibras musculares. Esto es relevante para los astronautas, que se sabe que desarrollan una sensibilidad reducida a la insulina durante el vuelo espacial».

El resveratrol también está en las uvas

Por supuesto, no es necesario tomar vino para mantener el tono muscular en el espacio. «Simplemente comer uvas o tomar jugo de uvas puede ser una manera de consumir resveratrol sin tomar alcohol», explican desde la Clínica Mayo en este documento.

«Otros alimentos que contienen algo de resveratrol son los cacahuetes, los arándanos azules, y los rojos. Todavía no se sabe cuán beneficioso es comer uvas u otros alimentos comparado con beber vino tinto cuando se trata de promover la salud del corazón». Pero sí está claro que los efectos del alcohol son negativos siempre en el organismo.

«Se necesitan más estudios para explorar los mecanismos involucrados, así como los efectos de diferentes dosis de resveratrol (hasta 700 mg por kg y día) tanto en hombres como en mujeres. Además, será importante confirmar la ausencia de «interacciones potencialmente dañinas de resveratrol con otras medicinas administradas a los astronautas», explica Mortreux.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente