Newtral
El veto parental agota la cadena de ultimátums
Siguiente

El veto parental agota la cadena de ultimátums

El Gobierno murciano de PP y Cs apoyado por Vox solo revertirá esta medida si así se lo exigen instancias judiciales.

Foto: Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM)

El plazo de un mes concedido por el Ministerio de Educación para que el Gobierno murciano frene el veto parental expiró este lunes sin otra alternativa a ojos de Moncloa que recurrir esta decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Desde Murcia también se advirtió que no se responderá a otra resolución que no sea judicial.

La polémica que agitó los primeros días de Gobierno de coalición sigue viva ante las posiciones enrocadas de las partes, y ultimátum tras ultimátum, estos dos Ejecutivos se acabarán encomendando a los tribunales, y así lo han manifestado las partes antes del Consejo de Ministros de este martes.

Lo más importante

En el centro de la disputa entre el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos en La Moncloa y el Gobierno regional del PP y Cs —con el apoyo de Vox— está la concepción del sujeto de derecho. El Ministerio de Educación y Formación Profesional, en palabras de la ministra, Isabel Celaá, defiende “el derecho integral de los alumnos a ser educados” y explica que las actividades complementarias sobre las que opera el veto parental no son “actividades voluntarias, (sino que) son de materia curricular obligatoria y evaluable”. 

Mientras tanto, el Ejecutivo murciano que encabeza Fernando López Miras reivindica “la libertad de los padres y las madres a elegir el modelo educativo de sus hijos”. En este punto en el que el diálogo está encallado, solo un juez puede desbloquear esta situación si decreta la suspensión cautelar del veto hasta que haya una resolución judicial. 

¿Cuál es el contexto?

“Aún tienen 24 horas para poder reponer la legalidad, de no ser así, mañana mismo —por el martes— (interpondremos) un recurso contencioso-administrativo ante el TSJ Región de Murcia”, dijo en el programa ‘Al rojo vivo’ de laSexta Celaá en un último intento para que el gobierno regional reculara. Lo cierto es que el pasado viernes, Celaá tenía previsto recibir a la consejera murciana del ramo, Esperanza Moreno, que pidió postergar el encuentro sin que se emplazara una nueva fecha.  

Foto | Kiko Huesca (EFE)

Mientras tanto, el consejero de Presidencia y Hacienda de Murcia, Javier Celdrán, reiteraba el lunes el mensaje enviado el viernes por el presidente de la región, el popular Fernando López Miras: Murcia no cederá a las exigencias del Gobierno central. A su juicio, la “autorización familiar para actividades complementarias” cuenta “con el aval suficiente” de los informes de los servicios jurídicos y de inspección de la Consejería de Educación, dijo Celdrán. Además, considera “un claro componente de vendeta política” la decisión de Moncloa de acudir a los tribunales con miras a interponer una suspensión cautelar de la medida.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El veto parental —que Vox bautizó como ‘pin parental’— es una circular que recoge la conformidad o disconformidad de los padres hacia actividades complementarias programadas en los colegios de sus hijos, una solicitud escrita que la Consejería de Educación y Cultura implantó como instrucción a los centros desde el 29 de agosto. Sobre todo se trata de una condición que el partido de ultraderecha impuso para apoyar en Murcia (y en Madrid) el Gobierno regional del PP y Ciudadanos y sacar adelante los presupuestos. 

Orientado específicamente a charlas, talleres o actividades que puedan estar relacionadas con la identidad LGBTI, género o feminismo, los defensores del veto parental argumentan que ese tipo de materia amenaza con adoctrinar y condicionar la libertad ideológica de los menores. Por eso, Vox exige que adquiera forma de decreto, un estatus que aún no tiene pero hacia el que ha comenzado a blindarse. El pasado 3 de febrero, la modificación de los decretos quedó abierta hasta el día 22 a la participación de los ciudadanos en el portal de transparencia de la región, que publicó la memoria con los cambios en los decretos 198/2014, 220/2015 y 221/2015.

#Fact 

De acuerdo con el informe Datos y Cifras del Ministerio de Educación y Formación Profesional, los alumnos murcianos que se verán —o no— afectados por el veto parental representan al 3,7% del total del alumnado español en régimen general no universitario. 

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

2 Comentarios

  • Soy profesional de la educación y padre en Andalucía y desde hace años ya existe el ahora denominado “veto parental”. Antes de realizar una actividad complementaria en la que se “invita” a un profesional para dar una charla o taller sobre un tema concreto, el centro escolar expide una autorización a las familias para que den el consentimiento para que sus hijos asistan a dicha actividad.
    Por tanto no es algo que se pueda aplicar en Andalucía, ya que existe.

    Ruego informen a sus lectores.

    Un saludo

    • Vivo en Andalucía, con nietos en educación primaria y secundaria al tiempo que por mi formación he participado en actividades escolares y extraescolares, no conozco que en el centro en el que han estudiado mis nietos y yo he participado de una manera activa, estuviera impuesto el «veto parental».
      Puede que ese hecho dependa mucho del tipo de colegio y del director.
      Saludos

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente