Newtral
Valls mide el impacto del salto a las catalanas
Siguiente

Valls mide el impacto del salto a las catalanas

El ex primer ministro francés estudia sus opciones cuando hay una previsión de adelanto electoral aún sin fechas y un disperso sistema de partidos llamados constitucionalistas

Foto | Shutterstock

Lento y con la aspiración de dar pasos seguros, Manuel Valls cocina su salto a ligas autonómicas con su partido de corte municipalista Barcelona pel Canvi. El ex primer ministro francés y ex titular de Interior estudia sus opciones de cara al adelanto electoral de las catalanas, para las que aún no hay fecha, según explicaron fuentes cercanas a Valls a El Periódico hace una semana.

Barcelona pel Canvi cuenta con dos concejales en el Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls y Eva Parera, fruto del apoyo de los votos “gratis” que decidió ofrecerle a la alcaldesa, Ada Colau, para evitar que se instalara Ernest Maragall de ERC en el consistorio barcelonés. Esta cesión le costó un divorcio político con Ciudadanos en junio, después de que los naranjas le prestasen su respaldo decididos a convertirle en alcalde.

Lo más importante

Antes de dar ningún paso hacia las catalanas, las fuentes contactadas por El Periódico advertían de que había tres circunstancias que despejar: «Primero, si nos interesa la opción de Cs y el PP y si nosotros les interesamos a ellos. Segundo, si realmente solos tiene sentido que juguemos. Y tercero, si Valls tiene ganas de jugar»

Cuando el 29 de febrero el president de la Generalitat, Quim Torra, anunció la ruptura de la legislatura y que habría un adelanto electoral, Valls asomó la patita en Twitter reclamando “una voz claramente catalana, española y europea que rechace sin ninguna ambigüedad los pactos con los nacionalistas”

¿Cuál es el contexto?

Valls registró la marca de Barcelona pel Canvi en marzo pasado para concurrir como partido en las elecciones locales del 26-M y amplió en diciembre la jurisdicción de la marca al ámbito nacional, lo que escala las opciones del partido hasta la Generalitat, pero también en todo el territorio español. La proyección de cara a 2020 es ir formando redes de agrupaciones locales, según explicó el secretario de organización de la formación, Fernando Carrera, a El País

En las últimas semanas, tanto Valls como Parera han reiterado que la clave de cara a las catalanas sería unir a las fuerzas constitucionalistas en una única candidatura con el fin de aplacar posibles alianzas-espejo de lo ocurrido en Madrid. Es decir, recelan del PSC y de cualquier hipotético pacto con ERC. Tampoco convence la Lliga Democràtica. Pero contemplan de cerca las negociaciones del PP y Cs, que se debaten entre extenderse en Cataluña y Euskadi, como quieren los populares, o en esas dos autonomías y en Galicia, como persiguen los naranjas.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La ruptura de Ciudadanos con Valls podría hacer pensar que una de las tres opciones que se barajan —la de buscar un punto de encuentro con la hipotética coalición de naranjas y populares— sería imposible. Pero de acuerdo con El Periódico, las relaciones entre Valls y la portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, son muy buenas. Lo que no está tan claro es que Valls encabezara la lista. Además, antes Cs tendrá que celebrar su congreso de marzo para redefinir los liderazgos tras la salida del ex líder Albert Rivera.

#Fact 

Valls no es la única incógnita de las elecciones catalanas, para las que no hay fecha. Le siguen la posible coalición de PP y Cs, la candidatura de los comuns tras la salida de Xavier Domènech de la política y de su sustituta Elisenda Alemany, para sumarse a ERC y, sobre todo, la gran pregunta es quién encabezará la candidatura de JxCat ¿Volverá Artur Mas, repetirá como candidato Puigdemont o buscarán un nuevo nombre en el escenario posconvergente?

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente