Newtral


Nuevo euríbor, el índice que no acaba de llegar. Preguntas y respuestas
Siguiente

Nuevo euríbor, el índice que no acaba de llegar. Preguntas y respuestas

La reforma del euríbor, el índice sobre el que se basan la mayoría de las hipotecas en España, lleva años en proceso. Con la fecha límite en 2020, el cambio está cada vez más cerca tras años de posponerse. Te explicamos en qué consiste.

El euríbor, el índice al que se vincula la remuneración de numerosos contratos financieros, entre ellos las hipotecas, va a cambiar. El nuevo euríbor no será un indicador diferente, sino el actual con una reforma de la metodología. Esta variación, de la que se encarga el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés), se llevará a cabo para que cumpla los requisitos exigidos en el Reglamento sobre índices de referencia del mercado (BMR), que busca que haya más transparencia a la hora de calcular el índice.

¿Qué es el euríbor?

Según su nombre, el euríbor es el «tipo de oferta interbancaria Europea» (en inglés, Euro Interbank Offered Rate). Los bancos a nivel europeo se hacen préstamos entre ellos a cambio de unos intereses y esta tasa es el euríbor. Esto quiere decir que es el precio que le ponen los bancos al dinero en los préstamos que hacen entre sí. Estos préstamos pueden ir desde una semana hasta a un año, que en el caso de las hipotecas españolas es el periodo más utilizado, pese que entre los bancos no existen muchas operaciones por tanto tiempo.

Sin embargo, no participan todos los bancos, sino que existe un panel de bancos que reporta los tipos a los que se prestan el dinero. Con estas cantidades se hace una media aritmética cada día en la que se eliminan los 15% más altos y más bajos y a eso es a lo que está cada euríbor según el plazo o tiempo de préstamo. Es decir, euríbor a una semana, a 6 meses, a 1 año, etc. La mayoría de las hipotecas están referenciadas al euríbor y normalmente al euríbor a 1 año. La hipoteca se revisa según el tipo del euríbor que se tenga en función de lo que varíe el mismo en ese tiempo, por lo que hay préstamos que se revisan a los seis meses y otros, por ejemplo, al año. Si el euríbor baja, la cuota se abarata y si sube, se debe pagar más.

¿Por qué se hace una reforma del euríbor?

La reforma está impulsada por la Comisión Europea (CE). El motivo que tiene Bruselas para cambiar el cálculo de este indicador es evitar que se manipule artificialmente por los bancos. Por ello, se centra en utilizar un cálculo más real.

Esto se debe a que en varias ocasiones se ha demostrado que algunos bancos han manipulado tipos de referencia, entre ellos el euríbor, al basarse este índice en las cantidades a las que las entidades decían que se prestaban el dinero y en previsiones, pero no en transacciones reales. Así, en 2013, Deutsche Bank, Barclays, Royal Bank of Scotland y Société Générale fueron multados con 830 millones por Bruselas. También en 2016 se sancionó a JPMorgan, HSBC y Crédit Agricole con 485 millones por el mismo motivo.

¿Cuándo entrará en vigor?

Pese a que el EMMI asegura que la nueva metodología entrará en vigor a finales de 2019 (por el plazo máximo que estaba marcado en enero de 2020), las autoridades europeas han ampliado durante dos años -hasta finales de 2021- el periodo transitorio para que el euríbor y otros índices de referencia similares deban cumplir el Reglamento, y por tanto, utilizar la metodología del nuevo euríbor.

Aún así, el Instituto ha ido implementando la nueva metodología desde el segundo trimestre de 2019. «Se espera que este proceso que continúa y que comenzó en el segundo trimestre de 2019, concluya en el cuarto trimestre de 2019. EMMI emitirá una declaración al final de la introducción gradual de la nueva metodología. Este anuncio también marcará el marco de gobernanza de euríbor entrando en la aplicación. Este anuncio marcará también el inicio de la aplicación del Reglamento sobre índices de referencia del mercado», explica.

¿Cómo se calcula el nuevo euríbor?

El euríbor actual es una media calculada en base a lo que las entidades afirman que se compran y venden el dinero en una encuesta que se les realiza periódicamente, y no a los préstamos reales que ejecutan. El cambio principal reside en que, una vez entre en vigor esta modificación, el cálculo del euríbor se efectuará sobre las operaciones realizadas y no sobre cotizaciones teóricas.

La metodología por la que ha optado el EMMI para calcular este índice es la híbrida. En un primer momento el Instituto intentó poner en marcha un cálculo totalmente basado en transacciones reales del mercado, pero en mayo de 2017 reconoció que «no era viable» por la insuficiencia de las operaciones existentes, por ello ha evolucionado hacia un modelo híbrido. Esta metodología se basa lo máximo posible en operaciones reales que reporten 19 bancos y, en caso de que no haya suficientes -que es el principal problema que se encontró el EMMI en su reforma-, también usará datos históricos y las estimaciones teóricas. La metodología del modelo híbrido se ha desarrollado con el aporte de un grupo de trabajo compuesto por participantes del mercado y expertos independientes, según publica EMMI.

«El euríbor 12 meses, que es en el que se basan las hipotecas españolas es el menos utilizado por las entidades, por lo cual no va a ser un índice que responda realmente a transacciones reales. Así, siempre va a estar complementado por informes reales y el histórico, donde sí tenemos la realidad. En todo caso, es más transparente», comenta a Newtral Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin).

Por su parte, el Instituto explica en un documento cómo funciona el cambio: «La metodología híbrida es una evolución robusta de la metodología actual basada en cotizaciones. EMMI ha reformulado la especificación euríbor, separando el interés subyacente de la metodología de referencia, para aclarar la primera». Así, aseguran que la reforma del euríbor «no cambia el interés subyacente», sino que se trata de una aclaración del interés existente «combinado con la adaptación de una metodología robusta y conforme con lo requerido en el BMR».

¿Qué bancos forman el panel?

El panel de bancos que contribuyen al euríbor son 19 y están formados por bancos de países de la Unión Europea (UE) que participan en el euro desde el principio, algunos que no lo hacen desde el principio y grandes bancos internacionales de países de fuera de la UE pero con importantes operaciones en la zona Euro.

Entre las 19 entidades se encuentran BBVA, Santander, Cecabank y Caixabank, de España. A estos se unen Belfius (Bélgica); BNP Paribas, HSBC France, Natixis, Crédit Agricole y Société Générale, todos ellos de Francia; Deutsche Bank y DZ Bank de Alemania; Intesa Sanpaolo y UniCredit, de Italia; e ING (Holanda). También están Banque et Caisse d’Épargne de l’État, de Luxemburgo; Caixa Geral De Depósitos de Portugal, National Bank of Greece (Grecia), y Barclays, con sede en Reino Unido.

¿Cómo afectará a las hipotecas?

No se sabe a ciencia cierta cómo afectará. Sin embargo, el EMMI realizó un ensayo entre mayo y julio de 2018. Las pruebas reflejaron un euríbor con oscilaciones más bruscas, tanto en las bajadas como en las subidas. Así, los descensos eran más pronunciados, llegando a precios más bajos, pero las subidas eran más rápidas. No obstante, en su día el Instituto aseguró que los datos eran con «fines informativos» y que «podrían no ser indicativos de datos futuros».

Si no se hubiera cumplido el plazo ni ampliado estos dos años, el euríbor, al no cumplir con los requisitos BMR, dejaría de ser el índice de referencia válido. Sin embargo, con la implantación «progresiva» que se está realizando, según el EMMI, el euríbor pasará a estar calculado con la nueva metodología. No obstante, al haber ampliado el plazo hasta 2021 para que los operadores y las entidades lo implementen, habrá un tiempo en el que las hipotecas se podrán seguir calculando sobre el euríbor previo a la reforma.

¿Qué esperan los bancos y los consumidores de la reforma?

Las asociaciones de consumidores apoyan la reforma del euríbor porque defienden que convertirán al índice en un modelo más transparente. «Queremos valorar muy positivamente que una vez que se descubrió que el euríbor estaba siendo manipulado se trabajase por su modificación, por intentar conseguir un índice más transparente y no manipulable», explica Suárez de Asufin.

Suárez espera que los hipotecados se beneficien tanto por la mayor transparencia como por las mayores bajadas. «El resultado va a ser más transparente, más fiable y mejor para los consumidores. Es cierto que en las pruebas que se han hecho se ha visto que el euríbor nuevo cambia más bruscamente, es más real y entonces tiene más en cuenta los impactos que pueda tener los mercados en el sistema, pero también es más bajo que el actual, lo cual, significa que realmente se basa en operaciones más reales y menos especulativas», afirma.

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB), recuerda que «el cambio metodológico ha sido propiciado por las autoridades para reforzar la transparencia del índice«. «Como no puede ser de otra forma, se espera una completa normalidad en el proceso», comenta a Newtral el portavoz de la patronal, José Luis Martínez.

Fuente: 

  • Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI)
  • Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin)
  • José Luis Martínez, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente