Newtral
Los canales de comunicación paralelos entre Moncloa y la Generalitat
Siguiente

Los canales de comunicación paralelos entre Moncloa y la Generalitat

La reunión de Torra y Sánchez dejó el compromiso de celebrar una mesa de diálogo en febrero y otra en paralelo de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, ¿cuál se celebrará antes?

 

Foto | Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó este jueves al president de la Generalitat, Quim Torra, en el Palau de la Generalitat, y enmarcó la cita en una agenda de dos días en Barcelona. Se trata del primer encuentro que sostienen Sánchez y Torra desde el 20 de diciembre de 2018 en Pedralbes y tras un periodo de tiempo de alta tensión entre la repetición de las elecciones generales, las negociaciones de ERC con el PSOE para facilitar la investidura, la acción judicial en torno a los políticos del procés. Y todo ello durante semanas en las que el presidente no respondía al líder catalán al teléfono.

Lo más importante

Tras la reunión de hora y media de Torra y Sánchez quedaron sobre la mesa dos compromisos: 

  • La constitución de la mesa de diálogo entre ejecutivos liderada por el presidente y el president antes de que termine el mes de febrero. Por el momento, no hay orden del día, composición de las delegaciones ni periodicidad, y todo ello saldrá de una comisión técnica. Esta es la mesa incluida en el acuerdo con ERC
  • Una reunión paralela de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, un canal que recoge el Estatut para abordar asuntos de financiación o traspaso de competencias.

Estos planos paralelos de discusión describen dos caminos en la reconducción de las relaciones entre las autoridades catalanas y el Gobierno frontal. Por un lado, en la mesa de diálogo se conjugará el deshielo conveniente para la legislatura del Gobierno de coalición y la necesaria aprobación de los Presupuestos con la aspiración de Torra de llevar la autodeterminación a la mesa, mientras busca el liderazgo del diálogo frente a ERC. Y en la Comisión Bilateral, se recoge el cumplimiento de los compromisos del Estado con una autonomía.

¿Cuál es el contexto?

La reunión de este jueves estuvo a punto de no ser. Una semana antes, Torra hizo un anuncio solemne con el que dio por terminada la legislatura catalana —y por tanto rompió con su socio ERC— , preservó la tramitación de los presupuestos catalanes para 2020 y ganó tiempo antes de convocar elecciones autonómicas. La continuidad de su acta de diputado y la posición de ERC en el Parlament sobre este asunto está en el centro de esta ruptura de JxCAT con sus socios y en ese clima casi preelectoral en Cataluña, Sánchez anunció que la mesa de diálogo entre gobiernos quedaba aplazada a después de los comicios.

A lo largo de la tarde del pasado jueves, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, acudió al Palacio de la Moncloa y sostuvo una conversación cara a cara con Sánchez en la que canalizó las protestas de los republicanos. Después, el Gobierno rectificó y se mostró dispuesto a celebrar la reunión de este jueves para constituir la mesa de diálogo antes de las catalanas, para las que no hay fecha.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Sánchez llevó este jueves un documento titulado “Agenda para el reencuentro” en el que recoge 44 propuestas, un archivo de cuatro páginas que quedó olvidado en el despacho y que no se comentó en la reunión, cuentan las crónicas. En él se recogen asuntos como el diálogo político y la regeneración institucional, la financiación autonómica, mejora de la cooperación, política social, impulso a las infraestructuras y apoyo ante las catástrofes naturales.

En cuanto a las propuestas concretas, Sánchez se compromete a estudiar las propuestas tributarias de la Generalitat, descentralizar subvenciones y ayudas, una senda del déficit “más transitable”, incluir el modelo de la escuela catalana en la Ley de Educación… Pero nada de autodeterminación ni de la revisión de la situación de los políticos presos que exige Torra.

#Fact 

El factor que voló por los aires lo alcanzado en Pedralbes en diciembre de 2018 fue la exigencia de un “relator”. Una figura que ha sido reivindicada también esta vez bajo la figura del ‘mediador’, que Moncloa ha eludido. En su discurso, Sánchez dijo que el mejor mediador serán “los 47 millones” de españoles que serán testigos del diálogo.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente