Newtral
Europa hará frente al COVID-19 con más de medio billón de euros
Siguiente

Europa hará frente al COVID-19 con más de medio billón de euros

Estas son las medidas que ha aprobado el Eurogrupo para mitigar el impacto del coronavirus

Stephanie LeCocq (Efe)

Tras casi tres días de interminables reuniones del Eurogrupo, con sus correspondientes recesos,  estos son los acuerdos a los que han llegado los ministros de Economía y Finanzas de los países de la Unión Europea. ¿El objetivo? Crear una fuerte red de seguridad de la UE contra las consecuencias del COVID-19 (para proteger a los trabajadores, empresas y países) y comprometerse a un plan de recuperación considerable. El coronavirus arrastrará a la Unión Europea a una profunda recesión y disparará los niveles de desempleo este año. De ahí que los ministros lleven dos semanas trabajando en un paquete de medidas por valor de más de 500.000 millones de euros.

“Hemos estado trabajando en el paquete de medidas económicas más grande y ambicioso” conocido, en palabras del presidente del Eurogrupo, Mario Centeno para atajar la crisis del coronavirus. Dicho paquete pasa por usar las líneas de crédito del Mecanismo Europeo de Estabalidad (MEDE) -el fondo de rescate- con unos 240.000 millones, movilizar hasta 200.000 millones del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y activar un fondo de ayudas contra el paro (100.000 millones), bautizado como SURE.  La posibilidad de emitir deuda de manera conjunta europea mediante coronabonos o eurobonos no ha convencido finalmente, ni tampoco se creará un nuevo instrumento de financiación rápida, sino que recurre a los mecanismos ya existentes.

Línea de crédito del MEDE: hasta 240.000 millones

Este era el gran escollo para conseguir un pacto en el Eurogrupo, la activación de una línea de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate europeo, que concederá hasta 240.000 millones de euros a los países para hacer frente a la pandemia

Lo que ha retrasado el acuerdo han sido las condiciones que deberán cumplir los estados que accedan a las ayudas. Holanda ha sido de los países más exigentes a la hora de querer imponer requisitos específicos a cada Estado para asegurar que las ayudas no salen gratis y en el lado opuesto Italia era reticente a esta opción.

Finalmente los Veintisiete están de acuerdo en que las exigencias no pueden ser las mismas que las impuestas en los rescates financieros de la anterior crisis, con programas de austeridad, reformas estructurales o privatizaciones y apuestan por que, a corto plazo, las condiciones se centren en asegurar que los fondos se usan solo para la respuesta al coronavirus y a largo plazo en que los países tengan que cumplir las normas fiscales de la UE para asegurar que sus finanzas vuelven a ser sostenibles.

Fondo de garantías del BEI: 200.000 millones

Este es el escudo que pretende ayudar a las empresas. “Tenemos una propuesta del Banco Europeo de Inversión (BEI) con una garantía paneuropea de hasta 200.000 millones. Será para la UE y sobre todo para pequeñas y medianas empresas”, adelantaba Mario Centeno. Pues bien, hoy ha sido aprobado por el Eurogrupo.

Fondo contra el paro de 100.000 millones

La Comisión Europea (CE) propuso el 2 de abril crear un fondo europeo contra el desempleo  dotado con 100.000 millones de euros que concederá préstamos a los países más afectados por el COVID-19, como España e Italia, para ayudarles a costear medidas destinadas a evitar los despidos por la pandemia. La iniciativa, bautizada como «SURE«, finalmente ha sido aprobada por los países de la Unión Europea (UE), tras los largos debates mantenidos. 

De este modo se utilizará la financiación comunitaria para sufragar sus sistemas de empleo temporal, por los que las empresas mantienen contratados a los trabajadores aunque caiga o cese su actividad y el Estado interviene con ayudas públicas para pagar los salarios.

En España se trataría esencialmente de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), aunque la CE apunta a que podrían también financiarse medidas de apoyo a los autónomos. El objetivo es minimizar los despidos para que la economía pueda echar a rodar cuanto antes, una vez termine la emergencia sanitaria.

Para conseguir estos 100.000 millones de euros en financiación, la Comisión Europea emitirá deuda en el mercado respaldada por los avales que deberían aportar todos los Estados miembros, en función de su renta nacional bruta, lo que supone que los más ricos deberían contribuir más, según publica Efe. Para que pueda echar a andar, sin embargo, se necesita un mínimo de 25.000 millones de euros en avales (25 % del total) y que los Veintisiete hayan contribuido. 

Las reacciones al acuerdo

Para la vicepresidenta tercera y ministra de Economía española, Nadia Calviño, el acuerdo genera una “red de seguridad triple para trabajadores, empresas y estados en la lucha contra el COVID19”, ha expresado en Twitter. “Seguiremos trabajando en mecanismos comunes de financiación para la recuperación económica”, ha añadido.

El acuerdo es positivo también para el ministro de finanzas holandés, Wopke Hoekstra, principal escollo para alcanzar el acuerdo unánime requerido para este plan de choque contra la crisis económica derivada del coronavirus. “Hemos puesto sobre la mesa un paquete razonable de medidas que ayudarán a los países a financiar los costes médicos, y que ayudará a empresas y a sus empleados. Bajo las condiciones adecuadas también ayudará a nuestras economías nacionales a largo plazo”, razonaba, también en Twitter.

El titular de finanzas fráncés, Bruno Le Maire, calificaba el acuerdo de “excelente”, y apostillaba que Europa “está a la altura de la gravedad de la crisis”.

1 Comentario

  • Y que pasará con los autónomos que no estamos de alta porque solo podemos trabajar si los hoteles están abiertos y han declarado ya pérdida la temporada? que ayuda podemos tener si no tenemos derecho a ninguna prestación

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente