Newtral
Unos 600 millones de euros para luchar contra los incendios, también este año
Siguiente

Unos 600 millones de euros para luchar contra los incendios, también este año

El de Cualedro (Ourense) es el cuarto gran incendio en lo que va de año. Aunque la gestión es competencia de las comunidades, el Ministerio de Transición Ecológica coordina la campaña de incendios forestales y destina 85 millones anuales

EFE/ Brais Lorenzo

“Se constata que los incendios se explican más por la intencionalidad que por cualquier otra circunstancia”, aseguran a Newtral.es desde la consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia. El incendio en Cualedro (Ourense) que comenzó el miércoles ya había arrasado a finales de esta semana más de 1.000 hectáreas. “Hay zonas donde se registran siempre la mayor parte de los focos”, lamentan.

El periodo estival es temporada de alto riesgo de declaración de incendios y, cada año, los medios se llenan de noticias sobre cómo el fuego arrasa hectáreas de terreno. Entre todas las rarezas de este verano, una más: la casi total ausencia, hasta ahora, de incendios en las portadas de los periódicos.

No es que no haya habido fuego en los montes. Como se puede ver en el gráfico, hasta el 19 de julio —último avance informativo de la Estadística de Incendios Forestales publicado en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente— se habían registrado más de 1.500 incendios forestales y casi 2.500 fuegos de menos de una hectárea, denominados ‘conatos’. En ese periodo hubo tres grandes incendios, de más de 500 hectáreas, al que después se ha sumado el de Ourense.

Pero el efecto de la situación excepcional en el primer semestre del año ha hecho que las cifras de incendios forestales en 2020 estén por debajo de lo habitual

El total de siniestros hasta el 12 de julio se había reducido un 40,6% y la superficie afectada había disminuido un 55,3% con respecto a la media de los últimos diez años, según el primer balance de la campaña de incendios forestales, presentado el 20 de julio por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO). Y lo mismo ha ocurrido con los incendios de más de 500 hectáreas como el de Ourense, también por debajo de la media para este periodo. “La media de superficie quemada y de áreas afectadas se hace en una horquilla de diez años, porque si no saldría una media no representativa de lo que en realidad ha sucedido”, explican a Newtral.es desde el Ministerio. 

En cuanto a las tareas de extinción, aclaran que la responsabilidad es de las comunidades autónomas. “El estado sólo aporta un equipamiento solidario, un apoyo a las comunidades en los fuegos que lo requieren”, señalan.

El presupuesto destinado a combatir los incendios se mantiene igual que el año pasado, cuando España dedicó unos 600 millones de euros, según la estimación del MITECO. El grueso de esa cantidad lo ponen las comunidades. Y la aportación estatal es de 85 millones de euros, un monto que debido a la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado no varía respecto al pasado ejercicio.

“Esa cifra [600 millones] que se dio el año pasado es una estimación que efectivamente se mantiene para este año”, apuntan desde el Ministerio, que matiza que se trata sólo de una estimación a partir de los datos que trasladan las CCAA. La competencia de los incendios forestales, que antes tenía el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, ha recaído recientemente en el cual ha adquirido en el MITECO. Pero aunque a nivel ministerial apoyen las labores de extinción, insisten desde la institución, la gestión es en competencia autonómica.

Seguimiento del fuego

El 7 de julio, el Consejo de Ministros aprobó el Plan de actuaciones de prevención y lucha contra los incendios forestales 2020, un “conjunto de medidas destinadas a paliar las devastadoras consecuencias económicas, sociales y medioambientales producidas por los incendios forestales en nuestro país” y con colaboración entre administraciones. En el plan participan doce ministerios y con financiación a cargo de los presupuestos ordinarios de los diferentes departamentos ministeriales. La campaña se desarrolla, en principio, desde el 15 de junio hasta el 15 de octubre

Las comunidades remiten al Ministerio de Transición Ecológica información provisional de manera periódica. Con esos datos, el Área de Defensa contra Incendios Forestales elabora y publica unos ‘avances informativos’ de periodicidad semanal durante la campaña de incendios de verano (desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre) y mensual el resto del año. Hasta que no están disponibles los datos definitivos, destacan en la web, estos informes son la información más completa a nivel nacional.

“Esta inversión anual, junto con lo que aportan las CCAA, es un presupuesto necesario pero que se debe complementar también con una mayor concienciación y actuaciones preventivas por parte de todos los ciudadanos”, apuntó la ministra Ribera durante la presentación del dispositivo nacional de lucha contra incendios forestales.

Entre los medios para enfrentarse al fuego, con refuerzo durante los meses de verano, el Ministerio dispone de aeronaves de distintos tipos, unidades móviles de análisis y planificación, brigadas de lucha contra incendios forestales y equipos de prevención. Además, la Unidad Militar de Emergencias del Ministerio de Defensa aporta más de mil efectivos en intervenciones de ataque directo al fuego y otros 1.500 en funciones de apoyo logístico, junto a los correspondientes medios materiales, tanto terrestres como aéreos.

“Durante el confinamiento ha habido un ligero retraso en la limpieza de fincas, pero se amplió el plazo”, explican desde la consellería de Medio Rural, que detalla que las labores suelen terminar el 31 de mayo, pero este año han seguido hasta el 16 de junio. La temporada de alto riesgo empieza el 1 de julio y acaba, en principio, el 30 de septiembre. Aunque a menudo se alarga. Así estaba el mapa de riesgo de incendio forestal en Galicia a 31 de julio: 

Más vale prevenir

El 95% de los incendios forestales se deben a la acción humana, insisten desde el Ministerio. Aquí sus consejos para evitarlos: 

1.      No arrojes cigarrillos ni fósforos al suelo.

2.      No enciendas fuegos en el monte en épocas de riesgo.

3.      Si vas a hacer una quema, solicita la autorización oportuna. Además, extrema todas las precauciones en su ejecución.

4.      En época de riesgo, no utilices maquinaria agrícola o forestal que pueda generar incendios.

5.      Cumple con las restricciones de acceso a zonas forestales en épocas de riesgo.

6.      Extrema las precauciones si empleas fuego en las actividades agrícolas.

7.      Si ves un incendio, avisar de manera inmediata al 112 o al teléfono de emergencia de la Comunidad Autónoma correspondiente. 

8.      La seguridad es el factor más importante: nunca intentes apagar un incendio sólo.

9.      En época de riesgo, no utilices herramientas que puedan generar chispas.

10.    No arrojes basuras fuera de los contenedores habilitados.

1 Comentario

  • ¿Y de las tecnologías de detección temprana qué?
    La detección de fuego forestal con cámaras infrarrojas de larga distancia es una realidad que evita incendios al poder actuar en fases muy tempranas dejándolos en simples conatos.
    Demasiada gente vive de los incendios, y eso incluye a los que los apagan…

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente