Newtral
Los regalos que recibieron los policías en Cataluña no suponen una «dádiva» sancionable por el Código Penal
Siguiente

Los regalos que recibieron los policías en Cataluña no suponen una «dádiva» sancionable por el Código Penal

Nos preguntáis por un mensaje viral que se plantea si los obsequios que recibieron los agentes de Policía que actuaron en Cataluña incumplen el artículo 424 del Código Penal

Enric Fontcuberta (EFE)

Nos habéis preguntado por un mensaje en Twitter que cuenta con más de 7.800 me gusta y 5.300 retuits y que pregunta si «las dádivas por hacer labores propias de su cargo» entregadas a algunos policías en Barcelona tras las protestas contra la sentencia en Cataluña no entran dentro del artículo 424 del Código Penal. Ese artículo estipula que los regalos o retribuciones a una autoridad están penados hasta con cárcel. Pero este caso no entra dentro de los parámetros del citado artículo. Te lo explicamos.

El artículo 424 del Código Penal indica que cualquier particular que ofrezca o entregue una «dádiva o retribución a una autoridad, funcionario público o persona que participe en el ejercicio de la función pública» para que esta «realice un acto contrario a los deberes inherentes a su cargo», «un acto propio de su cargo» o «para que no realice o retrase el que debiera practicar», será castigado con las mismas penas de prisión y multa que la autoridad, funcionario o persona corrompida. La dádiva puede ser por ejemplo un regalo o una recompensa con dinero.

Una labor policial terminada

No obstante, esto no es lo que ocurrió en Barcelona. El pasado 19 de octubre, ciudadanos anónimos entregaron en la Jefatura Superior de la Policía Nacional de la ciudad condal regalos (principalmente flores y comida) en reconocimiento a una labor policial ya hecha. No se estaban entregando dávidas como incentivos para llevar a cabo o impedir su trabajo.

Sin embargo, sí que es cierto que los policías, por el artículo 54.6 del texto redifundido del Estatuto Básico del Empleado Público, deben rechazar «cualquier regalo, favor o servicio en condiciones ventajosas que vaya más allá de los usos habituales, sociales y de cortesía, sin perjuicio de lo establecido en el Código Penal». Pero ¿qué entra dentro de «los usos habituales, sociales y de cortesía»?

Muestra de reconocimiento

Desde Newtral.es nos hemos puesto en contacto con el gabinete de prensa del ministerio de Política Territorial y Función Pública. Nos han explicado que en este caso, «los regalos se encuadran dentro de la categoría de cortesía porque no es una dádiva a una autoridad o funcionario público concreta en consideración a su cargo o función«, sino una muestra del reconocimiento de la labor global de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Estado por «su actuación en el aseguramiento de la seguridad ciudadana»

En cualquier caso, la Policía Nacional donó todos los regalos que les entregaron a la parroquia de Sant Fèlix de Barcelona, que dispone de un comedor social y también participa en el Banco de Alimentos.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente