Newtral
Los desacuerdos entre PSOE y PP sobre el CGPJ
Siguiente

Los desacuerdos entre PSOE y PP sobre el CGPJ

El PP aspira a despolitizar el órgano de gobierno de los jueces con una reforma que conceda mayor poder de decisión a los propios magistrados y tumbe un sistema de elección que los propios populares promovieron en 2013

Foto | Juan Carlos Hidalgo (EFE)

La interinidad derivada del bloqueo institucional se instaló en las instituciones durante meses y hasta incluso por más de un año. Es el caso del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano colegiado de gobierno de la Justicia española, que está en funciones desde diciembre de 2018 con una mayoría conservadora. La composición del CGPJ vigente se mantiene desde la última vez que hubo una renovación en noviembre de 2013, pues el mandato de los vocales dura cinco años.

[Lee aquí sobre las otras instituciones que permanecen bloqueadas: Defensor del Pueblo, RTVE…]

La Constitución creó el CGPJ “para garantizar la independencia del Poder Judicial”, según observa la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial. Algunas de sus funciones son nombrar a los presidentes del Supremo, de la Audiencia Nacional, a dos de los 12 miembros del Constitucional, así como proponer el nombramiento de jueces y magistrados, ser escuchado por el Gobierno antes del nombramiento del Fiscal General y hacer alta inspección de tribunales, entre otras, según el artículo 560 de la Ley Orgánica 4/2013, de 28 de junio, de reforma del CGPJ, por la que se modifica la norma de 1985.

Lo más importante

Para la renovación del CGPJ, el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos (que suman 155 escaños) necesita buscar el consenso con el PP, el segundo grupo más numeroso en el Congreso (con 89 diputados). Un nuevo órgano de gobierno de los jueces precisa el aval de tres quintos de la Cámara, o lo que es lo mismo, una mayoría de 210 diputados en las votaciones.

Precisamente por eso, la renovación del CGPJ es uno de los temas previstos en la reunión de este lunes en Moncloa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado. 

¿Cuál es el contexto?

Ya en la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso, Sánchez tendió la mano a Casado: “Tenemos muchísimas cosas en las que podemos trabajar conjuntamente: podemos hablar de Cataluña, podemos dialogar del Pacto de Toledo, podemos dialogar y acordar una nueva renovación del CGPJ, podemos hablar de la financiación autonómica”. De esta forma, marcaba la agenda de la reunión de la reunión de este lunes, al tiempo que llamaba a Casado a hacer “una oposición de Estado” y no ser “el eco de la ultraderecha”.

Lo que está en el centro de la discusión es la forma de renovar a los integrantes del CGPJ. Según la norma vigente, que paradójicamente diseñó el PP en 2013, los 20 vocales del órgano de gobierno de los jueves se eligen por cinco años en el Congreso de los Diputados (10) y en el Senado (otros 10). En la práctica, los nombres surgen de negociaciones de los grandes partidos, de manera que suele haber una división más o menos equitativa entre conservadores y progresistas. Además, el presidente del CGPJ lo es también del Tribunal Supremo.

El PP supedita la negociación del sistema de elección a un “Pacto de Estado global para despolitizar la Justicia” más amplio. Pero en cualquier caso, exige que antes de hablar de nombres se regrese a la fórmula de elección de 1985, de manera que se le reste poder de decisión a los partidos. Los 20 integrantes quedarían así: 

  • 12 elegidos por los magistrados;
  • 4, por el Congreso, y
  • 4, por el Senado.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El reparto de cargos que proponen los populares ya se había sellado en un acuerdo del PP y el PSOE en noviembre de 2018 que acabó volando por los aires. El conservador Manuel Marchena —magistrado del juicio del procès— iba a sustituir al también conservador Carlos Lesmes, a cambio de que el PSOE se hiciera con 11 vocales frente a los 9 de los populares. El pacto se fue al traste cuando se filtraron una serie de mensajes por WhatsApp en los que el portavoz del PP en el senado en ese momento, el exdirector de la Policía Nacional Ignació Cosidó, se jactaba de que su partido podría controlar “por detrás” la segunda sala del Supremo.

#Fact 

Como recordaba Newtral.es, el CGPJ acumula un historial de bloqueos y retrasos en la renovación de sus cargos y de las seis veces que se ha renovado el CGPJ desde 1980, en tres se hizo con retraso (1996, 2008 y ahora).

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente