Newtral


Los datos que justifican la existencia del Día Internacional de la Niña
Siguiente

Los datos que justifican la existencia del Día Internacional de la Niña

Vox se desmarca del Día Internacional de la Niña, que se celebra el 11 de octubre con el objetivo de reducir la desigualdad de género en todo el mundo.
Te explicamos los datos que justifican por qué es necesaria la existencia de este día | Foto: Plan Internacional

«Las niñas tienen derecho a ser niñas estén donde estén». Lo dice Carmela del Moral, analista jurídica en derechos de la infancia en Save the Children. Enunciar lo evidente es una forma de invocar las garantías ausentes, de apuntalar los reclamos que se hacen cada año en un día como el de hoy, el Día Internacional de la Niña

En el imaginario colectivo, este día remite a cuestiones que suceden fuera de nuestras fronteras, como son la mutilación genital femenina o el matrimonio infantil —que siempre es forzado—.

“En España apenas hay matrimonios forzados, pero sí que existen grupos étnicos en las que se producen uniones entre menores de edad, y esto es algo que hay que enfrentar y evitar. Cuando una niña se casa, deja de estudiar y deja de ser niña para empezar a tener ocupaciones de adulta. Y respecto a la mutilación, aunque es una práctica prohibida en España, vienen niñas de lugares de origen donde o bien la han sufrido o bien existe un riesgo de que en una visita a ese país de origen puedan ser sometidas a esta práctica», explica Carmela del Moral a Newtral.

Sin embargo, la desigualdad de género es una situación inevitable que tiene lugar en el momento en que se socializa a una niña como tal, y que ocurre también en nuestro país: aumento de la violencia machista entre adolescentes, pasear intranquilas por las calles por ser sometidas a la violencia sexual o la falta de referentes en el ámbito cultural que condiciona cómo se perciben a sí mismas.

Esto es lo que arrojan varios informes elaborados por las organizaciones Save the Children y Plan International, centradas en la defensa de los derechos en la infancia.

«Los niños también sufren violencia, pero la cuestión de género existe y es importante recalcarla», matiza la analista jurídica de Save the Children.

Campaña «Asuntos pendientes» de Plan International, en la que las niñas reclaman sus derechos | Foto: Plan International

Estereotipos de género a los 10 años

En 2011, un grupo de investigadores de la Organización Mundial de la Salud y de la Universidad de John Hopkins (EEUU) decidieron analizar cuándo y cómo aparece la brecha de género en los menores de edad. El estudio, publicado en 2017 bajo el título «It Begins at 10: How Gender Expectations Shape Early Adolescence Around the World», apuntaba que «la adolescencia temprana (de 10 a 14 años) es un período de transición en el que se adquieren muchas conductas».

Las conclusiones proceden del seguimiento a 450 adolescentes (y a su entorno familiar) realizado durante cuatro años en 15 países: Ecuador, Bolivia, Bélgica, Escocia, Estados Unidos, Sudáfrica, Malawi, Kenia, República Democrática del Congo, Burkina Faso, Nigeria, Egipto, Vietnam, China y la India.

«Las normas y creencias de género tienen implicaciones significativas tanto para las niñas como para los niños», apunta el estudio, que añade: «Las consecuencias para las niñas en muchas partes del mundo incluyen matrimonio infantil, abandono escolar prematuro, embarazo, riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, exposición a la violencia y depresión».

El estudio remarca que en cualquiera de los continentes, según su trabajo de campo, las niñas asumen que son más indefensas: «El mito hegemónico refuerza que las niñas son vulnerables y los niños, fuertes e independientes». Pero el estudio arroja también que «en todo el mundo, los niños en la pubertad son vistos como depredadores, y las niñas, como objetivos y víctimas potenciales». «Mensajes como ‘no te sientes así’, ‘no te pongas eso’, ‘no hables con él’ o ‘los chicos te arruinarán el futuro’ apoyan la división de poder y promueven la segregación para preservar la sexualidad de las niñas», prosiguen los y las responsables de la investigación.

También apuntan que «como consecuencia de las percepciones de los adultos sobre la vulnerabilidad sexual femenina, la movilidad de las niñas está mucho más restringida que la de los niños» y que, por este motivo, se establece el relato de que «los chicos son un problema» que deben evitar: «A las niñas se les dice repetidamente que se mantengan alejadas de los niños, y hay sanciones si no lo hacen: castigo, aislamiento social, rumores sexuales e insinuaciones». 

Las chicas sufren más violencia

En España, Save the Children alerta del «aumento de la violencia machista en adolescentes y propone una asignatura obligatoria de educación sexual integral, adaptada a cada grupo de edad y en todos los niveles educativos».

La organización considera preocupantes los datos aportados en materia de violencia de género por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2017: «La violencia machista que más crece en España es entre menores de edad. En 2017 hubo 29.008 víctimas de violencia de género (con orden de protección o medidas cautelares), de las cuales 653 fueron niñas y adolescentes, un 14,8 % más que en 2016».

Otro dato destacable para la organización es el aumento de denuncias en adolescentes: «En total, 28.987 hombres fueron denunciados en 2017 por violencia de género, de los cuales 127 eran menores de edad. Esta cifra supone un aumento del 18,7% respecto a 2016».

El informe oficial más completo que existe sobre los delitos contra la libertad sexual es el que elaboró el Ministerio del Interior con datos de 2012 a 2017. El documento habla de delitos contra la libertad sexual y diferencia según la tipología penal, que en total son 11: abuso sexual, agresión sexual, agresión sexual con penetración, abuso sexual con penetración, pornografía de menores, exhibicionismo, corrupción de menores o personas con discapacidad, contacto tecnología menor de 16 años, acoso sexual, delitos relativos a la prostitución y provocación sexual.

Los datos son contundentes respecto a la desigualdad de género: en 2017, de estos 11 delitos, las víctimas fueron principalmente mujeres de 0 a más de 65 años (un 84% en total). Y también lo son respecto a la edad: «En la franja de edad de los menores es donde se concentra el mayor número de victimizaciones, seguido por la de 18 a 30 años», apunta el estudio.

Si nos fijamos solamente en cuántas niñas de entre 0 y 17 han sido víctimas de un delito contra la libertad sexual, el porcentaje es del 78%.

El informe «Ojos que no quieren ver» —sobre abusos sexuales en la infancia y elaborado por Save the Children— señala que «aunque hay abusos cometidos por mujeres, el 87% de los abusadores son hombres». En conversación con Newtral, Carmela del Moral señala lo siguiente: «Tras un reciente análisis de sentencias que hemos hecho, hemos visto que en un 82,08 % de los casos de abuso sexual en España las víctimas son niñas [especialmente, entre los 11 y los 16 años]».

Campaña «Asuntos pendientes» de Plan International, en la que las niñas reclaman sus derechos | Foto: Plan International

Falta de referentes

De cara al Día Internacional de la Niña, la organización Plan International ha preparado el informe «Cambiemos el guión» para evaluar el nivel de masculinización en el ámbito cultural: «El 79% de las jóvenes no se sienten identificadas con las líderes que aparecen en la ficción y un 62% cree que hay pocos personajes femeninos que lideren las tramas de películas y series», apunta el documento.

«La forma en que se representa a las niñas y jóvenes influye de manera significativa en cómo ellas van a ver el mundo después y cómo se van a ver a sí mismas», explica a Newtral Lara Martínez, portavoz de Plan International. «Constituimos el 51% de la población pero a nivel mundial solo ocupamos un 24% de los escaños legislativos, solo sumamos un 11% en los puestos de jefatura de Estados, y menos del 7% de los puestos de CEO en compañías», añade Martínez.

Gráfico elaborado por Plan International

Esta ausencia también se refleja en los libros de texto del ámbito educativo. Ana López-Navajas, profesora y asesora de Igualdad en la Formación del Profesorado en la Generalitat Valenciana, publicó una tesis doctoral sobre la falta de mujeres en los manuales de la ESO: «Si atendemos al número total de ‘personajes’ que aparecen en el material didáctico de la ESO, las mujeres suponen un porcentaje del 12,8%; pero si atendemos a un segundo indicador, el de ‘apariciones’, que muestra las veces que aparecen citadas –su repercusión en el texto– el porcentaje disminuye por debajo del 7% de media. Estos datos indican, con claridad, el carácter excepcional con el que aparecen las mujeres y la escasa repercusión que tienen en los libros de texto».

Además, apunta López-Navajas en su análisis, otro de los patrones que se reproduce es el de la disminución de presencia de las mujeres a medida que los niveles de la ESO aumentan: «A medida que los contenidos ganan en profundidad, la mujer pierde peso en ellos. Así, en la primera etapa (1º y 2º de ESO) tenemos una media de presencia del 13%, pero esta se convierte en 10% en la segunda etapa (3º y 4º de ESO)». 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente