Newtral


Así es el loro gigante de hace 19 millones de años recién descubierto
Siguiente

Así es el loro gigante de hace 19 millones de años recién descubierto

Loro gigante de Nueva Zelanda comparado con el tamaño humano actual

Bautizado como ‘Hércules inesperado’, es el loro gigante más grande descubierto hasta el momento. Vivió en la actual Nueva Zelanda del Mioceno y creen que anticipa futuros descubrimientos en una región conocida por tener versiones desmesuradas de aves comunes

Loro gigante de Nueva Zelanda comparado con el tamaño humano actual
Recreación del loro gigante de Nueva Zelanda comparado con el tamaño humano actual | NW, B. Choo

Del tamaño de una avestruz, el loro más grande del mundo tiene un metro de alto y un pico mastodóntico, capaz de devorar presas de gran tamaño. Un equipo australiano de paleontólogos encontró sus restos tras estar excavando durante 20 años en el centro de Otago (Nueva Zelanda). El nuevo pájaro ha sido bautizado como Heracles inexpectatus para reflejar su tamaño y fuerza hercúlea, así como la naturaleza inesperada del descubrimiento.

«Nueva Zelanda es conocida por sus aves gigantes», dice el profesor de la Universidad de Flinders, Trevor Worthy. «No sólo los moa dominaban las faunas aviares, sino que los gansos gigantes y los adzebills compartían el suelo del bosque, mientras que un águila gigante reinaba en los cielos». Eso sí, añade que «hasta ahora, nadie había encontrado un loro gigante extinto, en ninguna parte», según explica en Biology Letters.

El fósil de Nueva Zelanda, encontrado en Saint Bathans, es aproximadamente del tamaño del también extinto dodo de los Mascarenes y el doble del tamaño del kakapo no volador de Nueva Zelanda, en peligro crítico. El kakapo era hasta hoy el loro más grande jamás conocido. Al mismo grupo pertenece el hallazgo, liderado por la Universidad de Flinders, el UNSW de Sídney y el Museo Canterbury en Nueva Zelanda.

Del nuevo loro se encontraron en fósiles de hasta 19 millones de años de antigüedad, en un área conocida por su rico conjunto de aves fósiles del período Mioceno (hace entre 5 y 23 millones de años). «Cada año encontramos nuevas aves y otros animales», ha explicado Worthy. «Si bien Hércules es una de las aves más espectaculares que hemos encontrado, sin duda aún hay muchas más especies inesperadas por descubrir en este depósito tan interesante«.

Posiblemente, un loro caníbal

Hércules tenía un pico «masivo, que podría romper cualquier cosa que quisiera, podría haber comido algo más que lo común para lo loros, tal vez incluso otros loros«, añade su colega, el profesor Mike Archer, de la UNSW de Sídney.

«Que hayamos encontrado pocos restos es algo que podríamos esperar si se estaba en lo más alto de la cadena alimentaria», ha explicado. «Los loros son, en general, aves muy ingeniosas en términos de intereses culinarios». Los keas de Nueva Zelanda, por ejemplo, han desarrollado un gusto por las ovejas desde que fueron introducidas por los colonos europeos en 1773.

Las islas del Pacífico y, en menor medida, del mar Caribe o del Mediterráneo han sido laboratorios de la evolución de las especies. Algunas de las aves actuales provienen de dinosaurios aviares extintos. De hecho, la gallina actual es pariente del tiranosaurio rex. Otras han tenido versiones gigantes como el dodo; se han encontrado otras variedades gigantes de paloma en Fiji, una cigüeña de casi dos metros en Flores, patos inmensos en Hawái, gallináceas en Nueva Caledonia y Fiji, búhos gigantes de la actual Cuba y otras aves rapaces en el resto del Caribe.

Hércules vivía en un bosque subtropical donde crecían muchas especies de laureles, palmeras y algunas coníferas. «Indudablemente, éstos proporcionaron una rica cosecha de fruta en la dieta de Hércules y a los loros y palomas con los que vivía. Pero en el suelo, compitió con los adzebills y los precursores del moa», añade la profesora Suzanne Hand, también del UNSW .

La fauna de Saint Bathans proporciona una visión única de las aves terrestres y otros animales que vivieron en Nueva Zelanda desde que los dinosaurios vagaron por la Tierra. En los próximos años esperan poder encontrar nuevas especies que permitan conocer mejor la historia del planeta y sus extinciones masivas.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente