Newtral


La última ejecución con guillotina en Francia
Siguiente

La última ejecución con guillotina en Francia

Este invento asociado a la Revolución Francesa se ha seguido utilizando hasta hace menos de 50 años

10 de septiembre de 1977. En la prisión de Baumettes, Marsella (Francia) tiene lugar la última decapitación mediante guillotina. El condenado fue Hamida Djandoubi, declarado culpable de haber secuestrado, torturado y asesinado a una mujer. La ejecución se produjo después de que el entonces presidente Giscard d’Estaing desestimase su indulto.

Al contrario de la percepción que se tiene hoy día de ella, la guillotina se implantó en Francia como herramienta para la pena capital por motivos humanitarios. A diferencia de los anteriores sistemas utilizados, provoca una muerte prácticamente instantánea e indolora.

Aunque la guillotina francesa es la que da nombre al aparato, no fue la primera. Otras máquinas similares se utilizaban años atrás en otros países europeos. Debe su nombre al doctor Joseph Ignace Guillotin, que recomendó la aplicación de este instrumento para minimizar el dolor recibido por las víctimas condenadas.

Guillotin hizo una primera propuesta desde su puesto de diputado en la Asamblea Nacional en octubre de 1789 pero fue desestimada. Pidió al secretario de la Academia de cirugía que diseñara un instrumento basado en los ya existentes. En abril de 1792 la guillotina elaborada por un fabricante de instrumentos de cuerda fue probada primero en animales y después en cadáveres. Se decidió sustituir la hoja horizontal por una oblicua para tener un corte más limpio.

La herramienta de El Terror

Una vez perfeccionada la máquina, la Asamblea Nacional aprobó su uso y decidió que se utilizaría para todas las condenas a muerte por igual, sin aplicar distinciones entre condenados. Anteriormente solo la aristocracia gozaba de ser ejecutada mediante decapitación con hacha o espada -sistema que además en ocasiones no producía una muerte instantánea, obligando al ejecutado a sufrir horribles daños-, mientras que a los plebeyos se les estrangulaba, ahorcaba, desmembraba o sometía a la tortura de la rueda. Durante el periodo de El Terror se estima que fueron guillotinadas más de 15.000 personas en Francia.

Todas estas ejecuciones se hacían en público, convirtiéndose así en grandes espectáculos multitudinarios. Durante más de un siglo se utilizó este evento para intimidar a posibles insurrectos. A partir de 1939 las decapitaciones se trasladaron al interior de las cárceles, ya que el entonces presidente Albert Lebrun terminó horrorizado ante la exaltación del público de la ejecución del asesino serial alemán Eugen Weidmann bajo la cuchilla, teniendo lugar la última ejecución en público el 17 de junio de dicho año.

No fue hasta 1981, con François Mitterrand como Presidente de la República, cuando se abolió la pena de muerte en Francia. Pese a que la mayoría de la población se mostraba a favor de la pena capital, Mitterrand ya había prometido antes de ser elegido que acabaría con ese castigo, y finalmente fue elegido.

Fuentes

Diccionario histórico respaldado por la UCM. Pág. 176
Heredote, Les Français découvrent la guillotine (27/11/2018)
El País. La guillotina quedará abolida hoy en Francia. (18/9/1981)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente