Newtral
La segunda vuelta uruguaya que puede cambiarlo todo
Siguiente

La segunda vuelta uruguaya que puede cambiarlo todo

Después de 15 años en el poder, el Frente Amplio se acerca este domingo por primera vez en inferioridad de condiciones ante el opositor Partido Nacional.

Fotos: Luis Lacalle Pou (i) y Daniel Martínez (d), por Raúl Sánchez/EFE. Montaje: Newtral

Uruguay contiene la respiración hasta el domingo 24 de noviembre, cuando se celebra la segunda vuelta electoral (o balotaje) para elegir presidente. El candidato del opositor Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, ha tomado la delantera al oficialista del Frente Amplio, Daniel Martínez, con entre 5 y 7 puntos porcentuales de ventaja, según las más recientes encuestas. Lacalle se ha esforzado en esta segunda parte de la campaña por aglutinar los votos de los partidos que perdieron en primera vuelta, como el Partido Colorado (PC) y Cabildo Abierto (CA), y se postula como una coalición “multicolor”. 

Lo más importante

Por primera vez en tres lustros, la coalición de izquierdas Frente Amplio puede perder el poder que conquistó en 2005. Este partido, que congrega en sus filas a comunistas, socialistas y demócratas cristianos, no cuenta con el respaldo de ninguna otra formación, a diferencia de Lacalle Pou. Sin embargo, Martínez se ha apoyado en las últimas semanas en pesos pesados como el expresidente José Mujica (2010-2015) y del actual ministro de Economía, Danilo Astori.

Un reciente informe de la encuestadora Equipos advierte de que los sondeos no definen las elecciones porque aún puede movilizarse el 5% de indecisos, y además cabe esperar cierto margen de trasvase de votos. “Como se trata de una elección binaria, si Martínez logra atraer hacia su candidatura un punto de votantes de Lacalle Pou, la diferencia se reduce en dos puntos, o viceversa”, añade.

¿Cuál es el contexto?

En la primera vuelta del 27 de octubre, Lacalle Pou obtuvo el 29% de los votos, diez puntos porcentuales menos de los que logró el Frente Amplio de Martínez. Los candidatos se vieron las caras el pasado miércoles 13 en un debate televisado en el que los oficialistas defendieron sus cifras macroeconómicas y los opositores reprocharon la situación de inseguridad que empieza a vivir el país, desacostumbrado a que este punto se encuentre entre sus principales preocupaciones. [En esta pieza de BBC Mundo hay un repaso de las medidas más controvertidas del Frente Amplio.]

Una de las últimas encuestas publicadas este domingo, la del instituto Opción, atribuye al Partido Nacional un 47% de intención de voto, mientras el Frente Amplio acumula un 42%. Los demás sondeos destacan también la victoria del partido de Lacalle Pou y un promedio de 6 puntos de ventaja. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

El balotaje se enmarca en un convulso ambiente regional. Cuando se celebró la primera vuelta ya habían estallado las protestas en Ecuador y apenas despertaban en Bolivia y en Chile, donde aún continúan. Aunque la crisis continental apenas ha sobrevolado la campaña, en el caso de Bolivia sí ha habido un pronunciamiento oficial del Gobierno. La Cancillería envió un comunicado en el que calificó la salida de Evo Morales de Bolivia como un “golpe de Estado”.

#Fact 

El Partido Nacional no se ha colgado la banda presidencial desde 1990, cuando el padre del candidato opositor, Luis Alberto Lacalle Herrera, fue investido como jefe de Estado y de Gobierno. A su vez, Lacalle Herrera era nieto por parte de madre del político y caudillo nacionalista Luis Alberto de Herrera, que logró llevar al partido de nuevo al Gobierno en 1958 tras 93 años en la oposición.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente