Newtral
La conservadora Kolinda Grabar-Kitarovic busca un segundo mandato en Croacia
Siguiente

La conservadora Kolinda Grabar-Kitarovic busca un segundo mandato en Croacia

Los croatas acuden a las urnas este domingo 22 de diciembre para elegir a un nuevo presidente en primera vuelta

Fuente: Shutterstock

Croacia celebra este domingo 22 de diciembre la primera vuelta de las elecciones presidenciales. La actual mandataria y líder del partido conservador Unión Demócrata Croata (HDZ), Kolinda Grabar-Kitarovic, fue elegida en 2015 y se postula a la reelección como favorita en la mayoría de los sondeos. Frente a ella, se enfrentan en pugna los dos aspirantes de oposición con mayores posibilidades de arrebatarle el Gobierno: el ex primer ministro y presidente del Partido Socialdemócrata de Croacia (SDP), Zoran Milanovic, y el músico de ideas ultranacionalistas Miroslav Skoro, que se presenta como candidato independiente. Si ninguno obtiene la mayoría absoluta en la primera vuelta, los croatas volverán a citarse con las urnas el 5 de enero para elegir a su jefe de Estado.

Lo más importante

La campaña oficial para las elecciones presidenciales dio comienzo el 6 de diciembre y se prolongará hasta este viernes. Hasta el momento, los candidatos han centrado sus discursos en la necesidad de luchar contra la corrupción, en el compromiso de estrechar las relaciones con los países vecinos y en la opción de extender los poderes del presidente.

En la presentación de su plataforma electoral para un segundo mandato, Grabar-Kitarovic expresó que quiere ser un “factor de reunión y unión” y un “refuerzo de la nueva unidad croata”. “Estoy orgullosa de los veteranos de guerra (Guerra de los Balcanes, 1991-2001) y de todos los que dieron su vida y su salud en la defensa de la patria”, subrayó.

Cuando fue elegida presidenta en 2015, Grabar-Kitarovic prometió eliminar los restos yugoslavos de Croacia, mejorar el declive demográfico y fortalecer el Ejército y la Policía.

Considerado el mayor contendiente de la presidenta, el socialdemócrata Milanovic anunció en campaña que su objetivo es frenar el “creciente nacionalismo y chovinismo en la sociedad”. El que fuera primer ministro de 2011 a 2015 defendió que su candidatura es la “única opción normal” de Croacia y recalcó la necesidad de mejorar las relaciones con los países vecinos, especialmente con Serbia y con Bosnia-Herzegovina, “deterioradas por el nacionalismo del Gobierno de Grabar-Kitarovic”.

 A las elecciones también se presenta el célebre cantante de folk Miroslav Skoro. El 8 de diciembre, el músico afirmó en un mitin que liderará “un movimiento que acabará con el miedo en todo el país”. El candidato independiente declaró que Croacia “votará después de mucho tiempo” en lo que será el primer paso para “devolver el Estado al pueblo” y subrayó que no habrá “fuerza o dictadura de partido” que les impedirá celebrarlo.

¿Cuál es el contexto?

Los desencuentros y las disputas se incendiaron desde el mismo día de la convocatoria. El 14 de noviembre, el primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, anunció que se celebraría la primera vuelta de las elecciones presidenciales el 22 de diciembre y la posible segunda ronda, el 5 de enero. La noticia levantó la crítica inmediata de diversos políticos e intelectuales del país, que denunciaron que la elección de dichas fechas tenían como objetivo desalentar la participación. Plenkovic rechazó las acusaciones y argumentó que “las elecciones presidenciales en Croacia siempre han tenido lugar a finales de diciembre”.

El presidente de Croacia es elegido por votación secreta para un mandato de 5 años mediante un sistema de dos vueltas. Se requiere una mayoría absoluta de todas las papeletas emitidas, incluidos los boletos inválidos y en blanco, para ganar en la primera vuelta. Si ningún aspirante adquiere dicha mayoría, se celebra una segunda votación 14 días después entre las dos candidaturas con más apoyos. El candidato que adquiere el mayor número de papeletas en la segunda ronda se declara ganador.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Las encuestas dibujan una batalla tan abierta como incierta entre los candidatos. Ninguno alcanzaría la mayoría para ser investido en una primera vuelta, por lo que es previsible que no haya presidente hasta el 5 de enero. En particular, entre la presidenta y el candidato socialdemócrata. Los sondeos de Promocija plus para la cadena RTL Televizija publicados el 10 de diciembre conceden el 26,8% de los votos a Grabar-Kitarovic, el 25,4% a Milanovic y el 21% a Skoro. La encuesta Ipsos Puls elaborada el 6 de diciembre para Dnevnik Nove TV amplía diferencias entre la actual presidenta (27,4%) y el socialdemócrata (24%), pero acerca al candidato independiente al segundo puesto (23%).

Las predicciones anteriores contrastan con los sondeos de la agencia de comunicación 2×1 Komunikacije del 7 de diciembre, que auguran una holgada victoria del candidato del SDP (29%) sobre la líder del HDZ (26,0%) y otorgan el 21,9% de los votos al independiente. Cuatro días después, el medio actualizó sus pronósticos con una nueva encuesta que mantenía el mismo orden pero que recortaba distancias entre los tres: Milanovic ganaría la primera vuelta con un 25,2% de apoyos, seguido de Grabar-Kitarovic (24,1%) y de Skoro (22,5%).

#Fact

El 10 de diciembre se cumplieron 20 años del fallecimiento del primer presidente de la Croacia posyugoslava, Franjo Tudjman, considerado “padre fundador del Estado moderno croata”. Durante la campaña electoral, la actual presidenta y Skoro afirmaron cada uno que son los “únicos verdaderos sucesores del primer presidente de la Croacia independiente”. El socialdemócrata Milanovic, por su parte, mostró respeto hacia su figura y lo ensalzó por su labor de “frenar a los opositores”. Su partido, el SDP, propuso renombrar el aeropuerto de Zagreb en honor a Tudjman cuando gobernó Croacia entre 2000 y 2003.

A sus 19 años, Tudjman ingresó en la guerrilla de los partisanos antifascistas yugoslavos durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), bajo el mando del dirigente comunista, cofundador de la Kominform y arquitecto de la Yugoslavia socialista, Josip Broz Tito. Tras la muerte de este último en 1980, Tudjman defendió posturas ultranacionalistas y fundó el HDZ en 1989, que fue la punta del movimiento independentista croata a finales del siglo XX. En la primera convención nacional del partido, declaró que la Ustacha, la organización terrorista, ultranacionalista y fascista clerical que se fundó en 1929 y que fue aliada de Adolf Hitler y de Benito Mussolini, había conseguido “realizar las aspiraciones independentistas croatas”, palabras que provocaron que muchos intelectuales del HDZ se desligaran del partido.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente