Newtral
Japón entra en peligro de recesión técnica en su peor caída de los últimos seis años
Siguiente

Japón entra en peligro de recesión técnica en su peor caída de los últimos seis años

La economía de la tercera potencia mundial retrocedió un 6,3% interanual y un 1,6% intertrimestral entre octubre y diciembre de 2019

Mapman (Shutterstock)

El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón cerró el último trimestre de 2019 con un retroceso del 6,3% interanual –es decir, respecto al mismo período del año anterior– y del 1,6% intertrimestral –en comparación con los tres meses previos– debido principalmente a la caída del consumo doméstico, según la estimación de la Oficina del Gabinete publicada este lunes. Es la mayor contracción de la economía nipona en seis años.

Lo más importante

El principal motivo de esta evolución negativa es la fuerte caída del gasto de los hogares, del 11,3% interanual y del 2,9% intertrimestral. El Gobierno atribuye este desplome al nuevo incremento del impuesto sobre el consumo (IVA) de dos puntos porcentuales –hasta situarlo en el 10%– que entró en vigor el pasado 1 de octubre. El retroceso del PIB nacional se produce tras cuatro trimestres consecutivos de crecimiento.

Tanto el Ejecutivo como el Banco de Japón preveían un menor impacto del alza impositiva en el consumo del hogar. El primer ministro, Abe Shinzo, y su gabinete decidieron implementar dicha medida para costear el creciente endeudamiento provocado por el envejecimiento demográfico en sus sistemas públicos de salud y de pensiones.

El consumo doméstico representa en torno al 60% de la economía nacional. En los trimestres anteriores, registró una ligera recuperación que favoreció la continuada expansión del PIB nacional.

¿Cuál es el contexto?

Todos los componentes del PIB –salvo el gasto público y el saldo exterior– se contrajeron en el tramo final de 2019. Las exportaciones, uno de los componentes que más han contribuido al desarrollo de la economía nipona, experimentaron una caída del 0,4% interanual y del 0,1% en relación con el tercer trimestre de 2019, en el contexto de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Más pronunciada fue la caída de la inversión corporativa en capital, del 14,1% respecto al mismo período de 2018 y del 3,7% intertrimestral.

La inversión pública, en cambio, sí creció en el último trimestre de 2019: un 4,6% interanual y un 1,1% en comparación con los meses de julio-septiembre. Este aumento se debe a los estímulos aplicados por la Administración de Abe para mitigar el impacto negativo del impuesto del IVA.

El ministro de Economía, Yasutoshi Nishimura, atribuyó la caída del consumo doméstico del último trimestre del año al alza impositiva, pero también al impacto de varios tifones de intensidad elevada y a otras condiciones meteorológicas desfavorables.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Un país se encuentra en recesión técnica cuando se registran contracciones del PIB nacional durante dos trimestres consecutivos. En el último trimestre de 2019 –de octubre a diciembre–, la economía japonesa retrocedió un 1,6% en comparación con el tercer trimestre –de julio a septiembre–. Si su PIB vuelve a sufrir una disminución intertrimestral en el primer trimestre de 2020, Japón entrará en recesión técnica.

El Gobierno mantiene su confianza en que la economía “continuará en una recuperación moderada”, aunque también “se mantendrá vigilante por el impacto del coronavirus en la economía doméstica y en el exterior”, según explicó el ministro.

Existe el temor de que en el primer trimestre de 2020 el PIB nipón se resienta por el efecto del brote de coronavirus –causante de la COVID-19– en la provincia de Hubei, de la que Wuhan es capital, sobre los grandes productores industriales japoneses, así como sobre el gasto de los turistas extranjeros que visiten el archipiélago en esas fechas. Gigantes de la talla de Toyota y Nissan, los dos mayores fabricantes de vehículos del país, se han visto obligados a detener temporalmente o a reducir las operaciones de sus plantas en China o incluso en Japón, debido a problemas en la cadena de suministro y otras dificultades logísticas derivadas del brote.

Otros sectores como el del transporte aéreo, los servicios y el comercio minorista se verán previsiblemente afectados por la caída del turismo procedente de China –el principal país de destino de los visitantes extranjeros en Japón–, así como por el “efecto contagio” sobre los turistas locales y de otros países. Dos de los pasajeros del crucero en cuarentena en Yokohama, una pareja de japoneses de 87 y 84 años de edad, fallecieron este jueves.

#Fact

La economía nipona no sufría una contracción tan aguda desde el segundo trimestre de 2014, cuando el PIB nacional se desplomó un 6,8% interanual y un 1,7% intertrimestral. El retroceso ocurrió por una causa similar: la subida del IVA del 5% al 8% –hoy se encuentra en 10%–.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente