Newtral
Novedades del BOE: el Ingreso Mínimo Vital
Siguiente

Novedades del BOE: el Ingreso Mínimo Vital

El BOE ha publicado el Real Decreto-ley que regula el Ingreso Mínimo Vital. Esto es lo que expone en cuanto a beneficiarios, cantidades e incompatibilidades

Pablo Blázquez (Save the Children)

El Boletín Oficial del Estado ha publicado este lunes el Real Decreto-ley que regula el Ingreso Mínimo Vital (IMV), el cual define como “el derecho subjetivo a recibir una prestación de naturaleza económica que garantiza un nivel mínimo de renta” a quienes se encuentran en situación de riesgo de pobreza o exclusión social.

El IMV es compatible con rentas de inserción autonómicas y con un salario y, así, ‘complementará’ los recursos económicos de los que dispongan los beneficiarios hasta llegar a los umbrales determinados para cada caso. La duración de esta prestación -que es intransferible- se extenderá mientras persista la situación de vulnerabilidad.

[Consulta aquí el BOE del Ingreso Mínimo Vital]

Beneficiarios 

Podrán beneficiarse de esta ayuda las personas que, encontrándose en una situación de vulnerabilidad, tengan entre 23 a 65 años (o, si cuentan con un menor a cargo, sean mayores de 18) e integren una unidad de convivencia, la cual se entiende que se sigue manteniendo si se tiene que separar por cuestiones de trabajo, estudios o motivos médicos.

Además, también se podrán acoger a la prestación las personas de entre 23 a 65 años que no formen parte de otra unidad de estas características y hayan “vivido de forma independiente” desde, como mínimo, tres años antes de hacer la solicitud. La norma define este concepto como haber estado de alta en el régimen de la Seguridad Social durante al menos doce meses en este periodo y vivir en un domicilio distinto al de los padres. Estas condiciones desaparecen en el caso de las víctimas de violencia de género o trata de seres humanos y explotación sexual. 

[Cómo se puede financiar el Ingreso Mínimo Vital]

Desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley, se verá reconocido de oficio este derecho a las familias que estén recibiendo una asignación económica por hijo o menor a cargo sin discapacidad o con una inferior al 33%. Asimismo, la percibirán aquellos que reciban otras rentas mínimas o ayudas similares pero, en su conjunto, el importe sea inferior al del IMV.

Requisitos

Para poder acceder al Ingreso Mínimo Vital se deberá contar con una “residencia legal y efectiva en España” y haberla tenido de forma continuada e ininterrumpida durante el año anterior a solicitar la prestación. De nuevo, este requisito no se exige a las víctimas de violencia de género, la trata de seres humanos y explotación sexual y los menores incorporados a la unidad de convivencia por adopción, nacimiento o guarda.

De igual manera, es necesario demostrar que se vive en una situación de “vulnerabilidad económica”, lo que el Real Decreto-ley fija en que el promedio de ingresos mensuales sea, al menos, diez euros inferior a la cantidad que el IMV tiene previsto para sus casos.

Para la cuantificación de dicha cantidad se tomará como referencia el patrimonio e ingresos del ejercicio anterior o del tiempo transcurrido en 2020, si dicha vulnerabilidad ha sobrevenido durante este año y se dan unas circunstancias excepcionales (no percibir la prestación por desempleo y tener unos ingresos en 2019 que no superaran el 50% los límites fijados por el IMV).

En lo referido al patrimonio, no se incluirá la vivienda habitual pero sí conceptos como otros inmuebles, cuentas bancarias, depósitos y participaciones en planes o fondos de pensiones. Finalmente, antes de pedir la ayuda, estas personas tendrán que haber solicitado aquellas a las que tienen derecho y, en el caso de estar parados, constar como demandantes de empleo.

[Ingreso Mínimo Vital: qué piensan los partidos]

Cantidad percibida 

La prestación se cobrará cada mes. Cuando quien la reciba sea una persona individual, la cantidad será el equivalente al 100% de la pensión no contributiva de cada año. En este, 461,5 euros. En el caso de que los solicitantes formen parte de una unidad de convivencia, esta cuantía aumentará en 138,4 euros por cada persona ‘adicional’. En las familias monoparentales, el complemento será de 100 euros. Todo, hasta llegar a un máximo al mes de 1.015 euros. 

El Real Decreto también recoge un “posible incremento de las cuantías fijadas” si el alquiler de la vivienda habitual es superior al 10% de la renta garantizada que le corresponda.

[Renta mínima, España y UE]

Esta cantidad será revisada cada año con la información de los ingresos del curso anterior. Además, si cambian las circunstancias que permiten al demandante obtener la ayuda, la persona está obligada a comunicarlo en un plazo de 30 días naturales.

En paralelo, a quienes se reconozca esta prestación hasta diciembre se les exonerará del pago de la matrícula universitaria del curso 2020-2021 y les serán gratuitos los medicamentos con receta.

Solicitud

La solicitud se hará “preferentemente” a través de la web o los canales telemáticos que tiene habilitado el Instituto Nacional de la Seguridad Social, que cuenta con un “plazo máximo de tres meses” para tramitar la solicitud. A partir del 15 de junio podrán empezarse a presentar las peticiones y, quienes lo hagan hasta el 15 de septiembre, cobrarán el IMV de forma retroactiva desde el 1 de junio. 

Los demandantes deberán acreditar su identidad y, en el caso de que la integren, también la de los miembros de la unidad de convivencia mediante el DNI y el libro de familia. En el caso del domicilio, servirá con el certificado de empadronamiento y, respecto a la residencia legal en España, con la inscripción en el registro central de extranjeros. 

Lo relativo a los ingresos y el patrimonio, lo tramitará la entidad gestora competente con la información que recabe de la agencia tributaria estatal, o autonómica en el caso de Navarra y Euskadi.

Cobrar el IMV trabajando

Desde el Gobierno se ha transmitido reiteradamente que esta prestación “estimula” el empleo y, por ello, la han hecho compatible con un salario. En este sentido, la norma recoge que en caso de superación de los umbrales de pobreza gracias a un aumento del sueldo, la ayuda se mantendrá pero no especifica durante cuánto ni cómo.

En esta línea, se contempla que los beneficiarios de esta prestación “serán objetivo prioritario” de los incentivos a la contratación que apruebe el Ejecutivo. Se establecerá un “Sello de Inclusión Social” que distinguirá a las empresas y entidades que “contribuyan al tránsito” de estas personas de una situación de riesgo de pobreza a la “participación activa en la sociedad”.

Incompatibilidades 

El Real Decreto-ley establece que no podrán percibir el IMV quienes ya perciban una “prestación de servicio residencial, de carácter social, sanitario o sociosanitario, con carácter permanente y financiada con fondos públicos”.

Financiación 

Según recoge la normativa, el Ingreso Mínimo Vital se financiará con cargo a las arcas de la Seguridad Social. En el caso de la prestación de este año, se ha concedido un crédito extraordinario al Ministerio dirigido por José Luis Escrivá de 500 millones de euros

Sin embargo, la norma deja abierta la posibilidad a que se concedan otros créditos de este tipo, pues recoge lo siguiente: “Durante 2020 se dotarán, mediante modificación presupuestaria, los créditos presupuestarios que resulten adecuados para la financiación del ingreso mínimo vital”.

Gestión del Ingreso Mínimo Vital 

Navarra y Euskadi son las únicas comunidades que, por ahora, gestionarán por su cuenta la tramitación y concesión de esta prestación. Con todo, el Ejecutivo no se cierra a que otras comunidades puedan hacer lo consiguiente en el futuro: “El Gobierno estudiará a partir de 2021 la celebración de convenios con comunidades autónomas que contemplen fórmulas de gestión de la prestación del ingreso mínimo vital”.

Sanciones 

La normativa contempla tres tipos de infracciones respecto al IMV -leves, graves y muy graves- con una sanción proporcional al nivel de incumplimiento bajo criterio de las autoridades. Las puniciones van desde un apercibimiento a la pérdida del derecho a la prestación, pasando por la suspensión temporal del mismo.

Seguimiento y evaluación 

El Gobierno establece la creación de dos organismos para el seguimiento y la implementación de esta medida. Por un lado, una comisión formada por el ministro José Luis Escrivá, los secretarios de estado del ramo y de Igualdad, y los consejeros autonómicos competentes y, por el otro, un consejo consultivo que asesorará al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sobre la cuestión.

(*) Bonus: el caso de las prestaciones por hijo a cargo 

Como prestación, el Ingreso Mínimo Vital es incompatible con el cobro de una asignación económica por un hijo o menor a cargo sin discapacidad o con una inferior al 33%. Si una unidad familiar comienza a cobrar el Ingreso Mínimo Vital, la primera ayuda quedará “suspendida”.

En esta línea se recoge que, a partir de la entrada en vigor del Real Decreto-ley del IMV, “no podrán presentarse nuevas solicitudes” para la ayuda por la manutención de los menores con estas características. No obstante, quien la esté cobrando lo continuará haciendo hasta que “deje de concurrir los requisitos y proceda su extinción”.

71 Comentarios

  • Tengo 45 años soltero y vivo en un piso de protección oficial de la junta de Andalucía me hice cargo de mi madre hace 4 años con demencia un 3 grado de minusvalía severa yo acabo este mes el paro tengo derecho al mínimo vital?

  • Hola buenas ami en febrero me dieron una subvencion de 17500 para la creacion de una empresa ganadera yo no cobro nada ni lo cobrare hasta enero del 21 me concedieron de oficio la ayuda hasta dieciembre estara bien?

  • Buenas tengo 45 , tengo sudsio por hoja a cargo. Divorciada y no trabaja claro. Pago alquiler 450 y cobro 43o . Como se puedo vivir así. He llamado reiteradamente Alós servidos sociales y me dicen w qué no puedo pedir nada. Ahora puedo pedir el IMV?

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente