Newtral
De Ceuta a Dinamarca: así era y así es la renta mínima en España frente a la UE
Siguiente

De Ceuta a Dinamarca: así era y así es la renta mínima en España frente a la UE

El Gobierno aprueba este viernes el ingreso mínimo vital, una ayuda de largo recorrido histórico en la Unión Europea y que en España existía en la comunidades autónomas, pero no contaba con una coordinación de la administración central

Ciudadanos hacen cola ante la sede de la obra social Nazaret | Efe

Los ciudadanos de España van a tener, desde ahora, acceso a una renta mínima bajo el paraguas de la administración pública llamada ingreso mínimo vital (IMV). Este nuevo programa, que busca amparar a cuatro de cada cinco personas en situación de pobreza severa en España, pretende beneficiar a 850.000 hogares de los que más de la mitad tiene niños a su cargo y en los que conviven alrededor de 2,3 millones de personas.

La situación que trae el Gobierno no es nueva. En nuestro país, todas las comunidades autónomas tienen algún tipo de renta mínima, pero las desigualdades entre unas y otras han creado grandes diferencias en la cuantía y el acceso. De hecho, los sistemas autonómicos de renta mínima solo llegan al 20% de sus beneficiarios potenciales, según la Comisión Europea. Alrededor de 250.000 hogares tienen alguna renta mínima a cargo de las comunidades, según los últimos datos disponibles del ministerio de Sanidad.

“La Comisión Europea llevaba años enviando recomendaciones a España para reforzar sus programas de ingresos mínimos porque tenían muchos agujeros”, explica Francisco Javier Moreno Fuentes, científico titular en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos (IPP) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Las desigualdades han dado lugar a que, por ejemplo, en Melilla, fuera necesario llevar empadronado en la ciudad cinco años, mientras que en Madrid solo seis meses.

Los programas autonómicos también tienen distintas capacidades. Por ejemplo, el sistema de renta garantizado en País Vasco cuenta con más años de experiencia e invierte una gran cantidad de su gasto público, en comparación con regiones como Murcia, explica Moreno Fuentes. De hecho, según los datos de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, en el País Vasco la renta llega a algo más del 70% de la población en situación de pobreza, y en Navarra, a dos tercios. En cambio, en Castilla-La Mancha y Andalucía apenas cubre al 2%.

En opinión de Moreno Fuentes, las comunidades que ofrecían a sus ciudadanos una renta mínima superior a la del Gobierno, complementarán ahora esta para igualarla -o aumentarla- a cargo de sus propios presupuestos. En cuanto al monto restante del gasto público que las regiones puedan dejar de destinar para este propósito, “es difícil saber qué harán”, explica, aunque “lo ideal es invertirlo en políticas, por ejemplo, de acceso a la vivienda, porque la renta mínima no lo garantiza”. 

Ana Arriba, profesora de Política Social en la Universidad de Alcalá y especialista en rentas mínimas, coincide: “El reto que queda ahora es que las comunidades autónomas van a tener que decidir cómo complementan ese mínimo, que es muy mínimo. En el caso, por ejemplo, de Navarra, donde la ayuda era mayor, tendrán que decidir si le adjudican un complemento a sus ingresos o sumar a la gente que se quedaba fuera”.

España frente a la UE

En el resto del continente, solo diez de los 28 países tienen una gestión territorial del IMV, y de estos, la mitad ofrecen diferentes cuantías de ayuda dependiendo de cada territorio. Sin embargo, en la mayoría existe un sistema de coordinación y cofinanciación en el que está presente el gobierno central. España era una excepción. 

Con la nueva medida, el Ejecutivo español ofrece una “última red de seguridad económica” para proteger a los hogares sin recursos y establecer un mínimo entre los programas de las comunidades autónomas. Según fuentes del ministerio de Seguridad Social consultadas por Newtral.es, el IMV español ofrecerá alrededor de 877 euros para un hogar de dos adultos con dos niños.

Luxemburgo, Dinamarca y Holanda son los países que más dinero destinan a cada beneficiario, aunque la renta varía entre los 167 euros de Rumanía hasta los 2.823 de Dinamarca a precios armonizados, según un análisis del Centro de documentación y estudios SIIS.

También en Europa hay diferencias entre los requisitos de acceso a este tipo de ayudas. Por ejemplo, algunos países como Austria, Bélgica o Croacia exigen a los beneficiarios tener la nacionalidad del país, aunque abren el acceso a los residentes comunitarios bajo determinadas circunstancias.

Aunque en la mayoría de los países de la Unión Europea la prestación se concede por una duración ilimitada, mientras subsista la situación de necesidad, salvo en Italia, donde se establece un periodo máximo de 18 meses.

Trabajadores pobres

Según datos recogidos en el informe El impacto de la renta de Garantía de Ingresos en Euskadi, la renta de garantía de ingresos (RGI) reduce la brecha de pobreza entre los perceptores en un 85% y no hay pruebas de que provoque un retraso en la salida al empleo siempre que vaya ligada a políticas de incentivos de búsqueda de trabajo. Según la autora del documento, alrededor de la mitad de los beneficiarios en Euskadi son población activa y, de éstos, una tercera parte son ocupados y el resto desempleados. 

Precisamente, explica Moreno Fuentes, una de las necesidades de crear este programa es responder a las necesidades de los trabajadores pobres, situación a la que “nos vamos a tener que enfrentar en esta crisis que se viene” entre los empleados con trabajos de pocas horas y que no alcanzan el salario mínimo, cayendo por debajo del umbral de la pobreza pese a tener un empleo.

La propuesta llega en un momento en el que la crisis “probablemente aumentará los altos niveles de pobreza y exclusión social en España, especialmente entre las familias con hijos”, como alerta la Comisión Europea en su último informe, el 20 de mayo. Pero no es una situación nueva.

Escasa protección social

En 2019, España era el estado miembro de la UE con la asignación familiar por hijo más baja. “Las familias de rentas bajas no pueden optar a las asignaciones por hijo, cuya concesión está sometida a condiciones estrictas, y las desgravaciones fiscales les aportan un beneficio limitado”, se advertía en el informe. 

En promedio, España invierte 1.883 euros menos por habitante en protección social que el resto de Europa. Solo uno de cada cinco euros del PIB (24.3%) se destinan a la protección social, cuatro puntos por debajo de la media de Europa, que se ubica en un 28.2% del PIB. “El gasto de España ha sido insuficiente para alcanzar el mismo nivel de gasto que en la UE en general, pero además, la diferencia se ha ampliado”, se indica en el informe de la CE.

El informe apunta a una razón: pese a que los impuestos han aumentado, la contribución a la protección social se ha mantenido constante.

La consecuencia: las cifras de pobreza en España se encuentran entre las más altas del continente. Hoy, 12,3 millones de personas, el 26,1% de la población, se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Fuentes:

6 Comentarios

    • Hola, los datos de Cantabria los añadieron después de mi comentario; tampoco aparecían en la newsletter de anoche.

  • A poco de aprobarse el IMV, puedo decir, que la mayoría de las personas que solicitan este tipo de ayudas lo que realmente desean es un trabajo y salario dignos, sentirse útiles para tener dignidad. Siempre hay excepciones, algúnas personas que quieren vivir de las ayudas, pero yo diría que son la minoría. La gran mayoría, lo que quieren es trabajar y sentirse útles a la sociedad. Por lo que creo, que este gobierno lo que tendría que hacer es crear empleo para todos, desde el sector privado, incentivando a las empresas que lo creen y exigiéndoles a las que obtienen beneficios, una responsabilidad social y emplear una parte de esos beneficios en crear más empleo. Así como, a través de las administraciones públicas, crear empleos de utilidad pública o social. Pienso, que es preferible dar sueldo digno a las personas a cambio de un trabajo para la sociedad (antes era el PER en los pueblos, mejor eso), que dar una ayuda a cambio de nada o casi nada.
    También debe este gobierno conseguir más horas de trabajo totales para España, y si no lo consigue, tendrá que pensar el repartir las horas de trabajo totales que se generan en España, entre todos. Trabajar menos todos, para trabajar todos y repartir los ingresos. De todas formas, la robotización y la digitalización de la economía, va a llevar a reducir las horas de trabajo para las personas, por lo que, o se benefician sólo los dueños de esa robotización o nos beneficiamos todos, trabajando menos tiempo, reduciendo la jornada laboral y repartiendo el trabajo entre todos. Creo, que esto sería mejor que dar ayudas por sí sólas. Trabajando todos y teniendo todos unos ingresos dignos, al final, nos beneficiamos también todos, porque se generaría más consumo. También, se podría generar más empleo, inicialmente creado con fondos públicos, desarrollando la ley de la Dependencia (todos nos vamos haciendo mayores) y dotándola de presupuesto suficiente, esto generaría más empleo, también mejorando la salud pública y la educación pública. También, hay que cambiar el sistema productivo, haciéndolo más sostenible, por ejemplo, ir a fondo en las inversiones en energías limpias y renovables, podríamos ahorrar un pastón no consumiendo petróleo (con ese dinero se podrían crear empleos en otro sectores como en las energías renovables) y tenemos una energía desaprovechada, la del sol. Tenemos un montón de horas de sol y somos pioneros en esta energía que habría que aprovechar al máximo ya. Podríamos incluso, vender al exterior nuestros excedentes de energía, al contrario que ahora. Placas solares y molinos de viento, entre otros, a punta pala, pero no para beneficio de unos cuantos, si no, para beneficio de toda la sociedad. Hay recursos para hacer todo esto, si queremos, entre otros acabando con el gasto en petróleo que tiene España, siendo más eficientes en el gasto, invirtiendo más en I+D+i y en sectores de los que podamos obtener más valor, diversificándo, no invertir sólo en turismo y en construcción y depender de ellos, en sectores que se les pueda sacar más valos añadido. Hay que invertir, en la España interior y para ello, deben de llegar las TIC sin ningún problema, y esto podría generar la posibilidad de crear empleo en los pueblos y se podría provocar de nuevo un éxodo a los pueblos y las zonas que se están quedando sin población. Todo ello, podría provocar no tener la necesida de tener que dar ayudas, que por supuesto, si no hay alternativa, hay que darlas, o empleo y salario digno o ayudas. Es una decisión que podemos tomar entre toda la sociedad y ver entre todos que País queremos.

    • Raul, primero, no me conoces, quizas el que no tenga ni idea seas tú. Yo trabajo sobre este tema y veo todos los días lo veo, personas que solicitan ayudas pero que en su gran mayoria lo que quiere es un trabajo y un sueldo dignos, además es lo que vienen pidiendo y les tenemos que decir que no somos la oficina de empleo, que estamos para tramitar ayudas si cumplen los requisitos.
      Te puedo decir, que sí hay algunos de ese tipo que no quieren dar ni golpe y casi son expertos en pedir ayudas, pero también te puedo decir que son una gran minoría de los que solicitan las ayudas, no llegan ni al 1%, además se le ve venir. La gran mayoría vienen pidiendo trabajo y no la ayuda (el 99%), y de estos muchos de ellos actualmente es que no tienen ni para comer o darle de comer a sus hijos.
      En el caso de los que comentas que cobran la ayuda y trabajan en negro, los primeros culpables serán los que le dan trabajo de manera ilegal que se benefician no pagando impuestos ni seguridad social, menos gastos y más beneficio, y además los explotan con cantidades de miseria y horarios super extendidos. No creo que nadie quiera vivir con pocos ingresos. La mayoria de la gente lo que quiere es tener buenos ingresos para tener más para gastar.
      El que trabaja como tú dices con ayuda y en negro, no sale de pobre y la gente no quiere ser pobre. Ahora bien, hay muchos desaprensivos (entre otros, esas clases medias que dices) que quieren hacerse grandes empresarios y tienen espíritu de grandeza, pero acosta de los más débiles y aprovechándose de sus pobres circunstancias. Trabajando honradamente nadie se hace rico(exceoto algún cerebrito, que son los menos o que te toque la lotería), podrás tener más o menos, para vivir bien. Ahora robando, explotando y pisoteando a los demás, así sí.
      La ayuda no se dá para nada, se dá para que la gente tenga lo básico, si no tiene un empleo o tiene un empleo con pocos ingresos, se le dá `para que pueda comer él y su familia, no se le da a cualquiera, debe de cumplir unos requisitos.
      Yo también pienso que las cosas hay que ganárselas, te da dignidad y eso también te digo que es lo que quiere la gran mayoría de las personas que piden las ayudas.
      Lo de los emprendedores a los que te refieres, ¿quienes son?¿ esos que ofrecen contratos precários, que contratan a media jornada y luego tienen a los trabajadores trabajando 14 y 16 horas con sueldos miserables, que luego no le dan ni para solicitar el desempleo? o ¿los trabajos que decías, sin contrato, con sueldos bajísimos y amenazando que si no viene otro?, porque eso es lo que ofrece esa clase media en los pequeños y medianos negocios relacionados en su gran mayoría con el sector servicios, que se libran porque hay pocos inspectores de trabajo. Y se aprovechan de esos emigrantes, que vienen sin nada yque necesitan el trabajo que sea. Pero casi nadie quiere eso, porque además saben que si están en negro no cotizan y luego no tienen derecho a desempleo ni a una pensión digna. Los españoles sabemos de eso bastante, hay «gallegos» en el mundo entero, buscándose la vida, por eso, hay que tenerlo en cuenta si queremos que a nosotros nos traten bien fuera, también debemos nosotros tratar bien a los que vienen, que además van a ser necesarios, porque con los sueldos que se pagan nuestros hijos no tienen futuro y no quieren crear familia, por tanto, el indice de natalidad seguira cayendo y quien va a trabajar para pagar las pensiones de mañana. Si no somos suficientes, tendremos que aceptar un cupo de personas extranjeras, pero legalmente, con contratos en condiciones para todos, los de aquí y los de fuera y se cotice en condiciones para que haya fondos suficientes en la caja de la seguridad social.
      En España lo que hay es cerca de 20.000.000 de curritos que se levantan todos los días y son los que levantan el país, somos la gran mayoría, que lo que queremos es trabajar, ganar nuestro pan de cada día, poder sacar a los hijos «pa» adelante, pagar nuestros impuestos (porque sin impuestos no hay hospitales públicos que nos salven como en esta pandemia o colegios públicos para todos o carreteras, etc.)y poder vivir y disfrutar de la vida. Si a eso le llamas socialismo, pues perfecto.

    • No tienes ni idea… trabajos dignos hay… pero lo que quiere la gente da para dos tipologias diferentes:

      El que cobra ayuda y se conforma sin dar golpe
      El que cobra ayuda y trabaja en negro y aumenta su renta

      Aparte tu crees que fomenta el trabajo esa medida de dar… para nada.. las cosas hay que ganarselas… da igual vamos a una quiebra.como nunca hemos visto… por la mala cabeza o pilleria en multitud casos de votantes izquuerda no se dan cuenta… que los modelos socialistas son agotados.. lo que da riquexa a un pais es la clase media ocupa puestos trabajo generados por emprendores que no explotan a nadie.. solo ofrecen un digno trabajo pero amigo hay que sudar el dinero no se puede regalar… en espana hay una generacion de gandules.. y asi no vamos a ningun lado…

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente