Newtral


Hernando, Bárcenas y otros Senadores ‘cuneros’ que precedieron a Maroto
Siguiente

Hernando, Bárcenas y otros Senadores ‘cuneros’ que precedieron a Maroto

Javier Maroto ya tiene en el Senado el escaño que no logró obtener en el Congreso en las elecciones del pasado 28 de abril. Lo hará mediante la designación como senador autonómico por Castilla y León, un puesto para el que únicamente necesita estar empadronado en la comunidad, un trámite con el que el vicesecretario popular ya habría cumplido. Y no sólo ha conseguido un puesto en la Cámara, que de momento le permite tener un sueldo de más de 68.000 euros al año, sino que el PP podría nombrarle su portavoz, lo que le permitiría casi duplicar su salario.

La elección de una persona como parlamentario en representación de un territorio con el que no tiene ningún tipo de relación es algo muy habitual en el Congreso de los Diputados. Todos los partidos tienen en sus filas algún ‘cunero’ (o paracaidista), como se suele llamar a esta figura, pero en el Senado hasta ahora ha sido menos frecuente, quizá por ser la Cámara de representación territorial por antonomasia. Rafael Hernando, histórico portavoz del PP, sería el que más se acercase a esta figura. Hernando, castellano-manchego, obtuvo su escaño por Almería en las pasadas elecciones. No obstante, Hernando lleva siendo representante en el Congreso por esta provincia más de dos décadas, desde 1993, pese a no tener ningún vínculo previo con ella. Y de, hecho, a pesar de ser representante por Almería, ninguna de las dos viviendas que Hernando declara tener en propiedad está ubicada allí.

Pero incluso antes de Hernando y de Maroto, tampoco ha habido excesivo ‘paracaidismo’ en el Senado y los precedentes no son demasiado halagüeños para el PP. El ex tesorero Luis Bárcenas es quizá uno de los casos más llamativos. Bárcenas, onubense de nacimiento y que había desarrollado toda su carrera profesional en Madrid, fue elegido cabeza de lista por Cantabria en las generales de 2004 y 2008. A pesar de que los 180.706 votos logrados en las elecciones de 2004 le convirtieron en el senador más votado en la historia de la comunidad (récord que aún mantiene), fueron muchas las críticas que recibió. Por ejemplo, el hoy presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, criticaba entonces en su blog que Bárcenas no había realizado ni un solo acto público en la comunidad a la que representaba en el Senado.

En fechas parecidas también causó cierta polémica otro senador paracaidista, Luis Fraga. Sobrino de Manuel Fraga y muy cercano al propio Bárcenas, fue senador desde 1989 a 2011, primero por Guadalajara y luego por Cuenca, dos provincias con las que no tenía ningún tipo de vínculo previo.

El Congreso, nido de ‘paracaidistas’

Pero mientras en el Senado, los cuneros no han sido demasiados, en el Congreso de los Diputados es más que habitual que los grupos practiquen el ‘paracaidismo’ con sus representantes.

De cara a las pasadas elecciones del 28-A, el PSOE decidió colocar a prácticamente todos los ministros de Sánchez (con la excepción de Nadia Calviño) en las listas al Congreso, situando a algunos de ellos como cabeza de lista de algunas provincias con las que no tenían relación. Es el caso de Margarita Robles en León o Fernando Grande-Marlaska en Cádiz. No era la primera vez que sucedía. Por ejemplo, en la época de Rodríguez Zapatero, algunos de sus ministros también fueron ‘cuneros’: Alfredo Pérez Rubalcaba en Cádiz, Elena Salgado en Cantabria o Miguel Ángel Moratinos en Córdoba.

En el PP, Cayetana Álvarez de Toledo, diputada por Barcelona, no tenía ningún vínculo con esa provincia hasta la campaña del 28-A. No obstante, el ‘paracaidismo’ también ha sido una práctica frecuente en este partido previamente. La pasada legislatura algunos ministros de Rajoy también acabaron liderando algunas listas en provincias a las que no les unía ningún vínculo, como fue el caso de Rafael Catalá en Cuenca o Íñigo Méndez de Vigo en Palencia. Y anteriormente la exministra de Educación Pilar del Castillo también acabó en época de Aznar liderando la lista del PP en Granada.

Pero esta práctica no es única de los partidos tradicionales. En los nuevos también se han dado algunos casos, como son los diputados por Ciudadanos Juan Carlos Girauta, José Manuel Villegas o Fran Hervías, representantes por Toledo, Almería y Granada, respectivamente, a pesar de no tener ningún vínculo con ellas.

En Podemos, también se han dado casos. Por ejemplo, Gloria Elizo, que obtuvo su escaño por Toledo en 2015 y 2016. No obstante, el caso más llamativo en este partido fue el exJEMAD Julio Rodríguez, quien se presentó primero por Zaragoza (2015) y luego por Almería (2016), sin tener relación con ninguna, aunque no obtuvo el escaño en ninguno de los casos.

Incluso en Vox hay ‘cuneros’ en el Congreso. Macarena Olona, una alicantina afincada durante años en el País Vasco, fue cabeza de lista (y logró el escaño) por Granada.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente