Newtral
Guía sobre bulos para madres y padres (Vol.3)
Siguiente

Guía sobre bulos para madres y padres (Vol.3)

Desde Newtral Educación queremos ayudar a padres y madres a proteger a sus hijos de la “infodemia” actual en torno a la crisis del COVID-19

Estrenamos la tercera edición de la Guía de Bulos para Madres y Padres de Newtral seis días después de que que los niños y niñas hayan vuelto a las calles, aunque sea aún con numerosas restricciones. Podéis encontrar aquí algunas recomendaciones al respecto.

Los más pequeños de la casa también han sufrido una gran alteración en sus vidas debido a la crisis sanitaria. Desde ese ya lejano 14 de marzo en que se decretó el estado de alarma, han pasado casi mes y medio sin poder salir de sus casas, y aún van a estar más tiempo alejados de sus profesores, familiares y amigos.

La situación es nueva también para ellos y plantea dificultades nunca antes experimentadas para las familias. En este sentido, la Plataforma de la Infancia ha elaborado una guía con 100 medidas para los más pequeños ante la crisis del COVID-19. Por su parte, desde Unicef señalan que debido al impacto psicológico por la incertidumbre, la pérdida de seres queridos o el estrés derivado de un confinamiento prolongado, los niños necesitan recibir mensajes e información adecuada según su edad, así como sentirse protegidos y seguros.

Pero, además, con la llegada del coronavirus se ha expandido también la pandemia de la desinformación. El primer fake relacionado con el coronavirus detectado por el equipo de Newtral.es fue localizado en Facebook el 25 de enero de 2020. Se trataba de un vídeo, compartido más de 2.000 veces, que supuestamente mostraba imágenes del mercado de Wuhan (foco del brote del coronavirus en China) pero que en realidad estaba grabado en Indonesia en junio de 2019.

Desde entonces, cada vez recibimos más mensajes -por nuestro servicio de verificación bajo demanda en WhatsApp- de personas que nos piden que verifiquemos para ellos algún contenido que no les parece fiable y que se puede convertir en viral y llegar a millones de personas a través de las redes sociales.El COVID-19 ha traído consigo una avalancha de bulos de distinto formato y con diversas intenciones. Y quizá alguno le haya llegado a tus hijos. Aquí te damos unas cuantas pautas que os pueden servir a toda la familia para identificar posibles fakes:

  • La mayoría de los bulos se mueven en más de una red social. Las más frecuentes son Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp.
  • En cuanto al formato, los hay de todo tipo: videos, audios, fotos, mensajes de WhatsApp o en otras redes sociales, o supuestas capturas de una web.
  • Hay distintos tipos de bulos:
    • Algunos utilizan titulares muy llamativos que luego no se corresponden con el contenido de la información.
    • Otros sitúan una imagen en un contexto distinto del real. Estos han sido muy frecuentes durante esta crisis. El supuesto vídeo del mercado de Wuhan es un ejemplo, pero ha habido muchos más: desde una foto de una conocida actriz norteamericana asegurando que se trataba de una científica que había descubierto la vacuna contra el COVID-19 hasta imágenes de cadáveres envueltos en bolsas de plástico y apilados supuestamente en hospitales de EEUU, España y otros lugares, pero que pertenecían en realidad a otro lugar.
    • También se han difundido numerosos mensajes que falsificaban las supuestas fuentes de información, fundamentalmente mensajes falsos de fuentes oficiales como la Policía o el Ministerio de Sanidad, pero también supuestas noticias de medios como El País o Cadena SER, que en realidad no habían sido difundidos por ninguna de esas fuentes.

Y ¿qué persiguen los autores de los bulos?

En el caso del COVID-19, los más frecuentes son aquellos que pretenden generar una alarma injustificada. Pero también los hay que transmiten información potencialmente dañina para la salud, al recomendar, por ejemplo, supuestos tratamientos contra el virus que no lo son.

Asimismo, hemos detectado bulos relacionados con determinadas ideologías o que pretenden provocar rechazo o un perjuicio a una persona o colectivo. Por último, existen bulos con afán lucrativo y que suponen una estafa

Principios básicos contra la desinformación

  1. Cuestionad todo lo que os llega por las redes sociales, especialmente estos días y si está relacionado con el coronavirus.
  2. Ojo con los vídeos y audios cuya procedencia no esté clara. Muchos son falsos.
  3. No sigáis recomendaciones médicas o sanitarias que no os lleguen desde una fuente oficial. Podría ser una suplantación de este tipo de fuentes.
  4. Conviene siempre fijarse en la fuente, quién publica la supuesta noticia. ¿Nos ofrece credibilidad? Recordad que el hecho de que haya sido publicada muchas veces no significa que sea cierta. 
  5. Desconfiad de las capturas de supuestas noticias que no incluyan el link a la información original.
  6. Tened especial cuidado con aquellos titulares que buscan captar nuestra atención. La mayoría de las informaciones falsas utilizan este tipo de reclamos. Comprobad que el texto dice lo mismo que el titular.
  7. Siempre hay que tener cuidado con las informaciones que nos pidan datos personales, como supuestos cupones descuentos y similares.
  8. Y, por último, recordad: “Sin verificar, no compartas”. No compartáis ningún contenido sin haberlo verificado antes.

Recordad, si no estáis seguros de la veracidad de una información, no la compartáis.

Y si os quedan dudas, preguntadnos:

2 Comentarios

  • La mierda, venga de donde venga, siempre es mejor limpiarla, ¿no crees? Cuestión de higiene (mental), vamos.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente