Newtral


Guardiola, ¿del activismo independentista a la primera fila de la política?
Siguiente

Guardiola, ¿del activismo independentista a la primera fila de la política?

El entrenador del Manchester City ha reivindicado la independencia de Catalunya durante toda su carrera y se baraja un posible salto a la política.

La sentencia del ‘procés’ y la respuesta en la calle -de su versión más pacífica a la de las barricadas-, la tensión en el Parlament de Catalunya entre los partidos del independentismo, la intención de Quim Torra de convocar una nueva consulta, la exigencia de la oposición de convocar un adelanto electoral… Todos estos factores dibujan un escenario de incertidumbre en Catalunya y el tiempo apremia para reforzar los liderazgos de las distintas fuerzas del independentismo. 

Fuentes del PDeCAT y del entorno en Bélgica del expresident Carles Puigdemont apuntaron este lunes a El Confidencial a un intento de dibujar un nuevo liderazgo ya consolidado en otras lides: el del entrenador Pep Guardiola como posible próximo candidato de JxCAT. Según este artículo, Artur Mas y el círculo de empresarios independentistas vinculados con el FC Barcelona tantean la posibilidad de traer de vuelta al técnico del Manchester City para que comience una carrera política que permita hacer frente a ERC en las urnas. Mas ha desmentido a Newtral.es cualquier contacto en este sentido.

Lo más importante

El compromiso de Guardiola con el independentismo no es ninguna ocurrencia de última hora. Quien integró el ‘Dream team’ del Barça ha hablado sin tapujos de su ideología y de su sentimiento catalanista desde los inicios de su carrera en los noventa, cuando se adhirió enérgicamente a la creación de una selección catalana. Desde entonces ha apoyado la causa a través de manifiestos, ha participado en actos independentistas a favor del referéndum en 2017 y hasta ha afrontado una multa de 22.500 euros de la Federación Inglesa de Fútbol por llevar un lazo amarillo en la solapa reiteradamente en varios partidos del City

¿Cuál es el contexto?

Lo más cerca que ha estado de entrar en política fue en las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015, cuando cerró la lista unitaria de Junts pel Sí, un acto simbólico con el que no aspiraba a ser diputado, pero sí apoyar el proceso. 

“Todo lo que hacemos en nuestra vida es siempre política. ¿Por qué no puedo yo defender mi opinión?”, dijo entonces Guardiola durante la pretemporada en Asia del club que entrenaba en ese momento, el Bayern de Munich. 

Hace una semana, volvió a vincularse el nombre del técnico catalán con el entorno independentista, cuando le puso cara  (y proyección internacional) al movimiento Tsunami Democràtic -cuyos promotores se desconocen- a través de un vídeo en inglés difundido por la BBC, France Presse y TV3 en el que condena la sentencia y denuncia la “deriva autoritaria” de España. Según lo publicado en El Confidencial, la desaparición de Tsunami Democràtic de la convocatoria de masivas protestas puede tener que ver con la necesidad de no quemar el nombre de Guardiola. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

El calendario. El contrato de Guardiola expira en 2021 y la prensa deportiva no prevé una renovación del contrato. Además, su familia ya vive de nuevo en Catalunya. Pero si termina la temporada en el Manchester City, podría no volver hasta junio, mientras crecen las presiones para adelantar las elecciones previstas para diciembre de 2021. Los cálculos informales prevén que de ser convocados unos comicios al Parlament de Catalunya, estos pudieran celebrarse entre febrero y marzo del año que viene. 

En cualquier caso, después de las elecciones generales del 10N y de los pactos postelectorales. La fecha de constitución de las Cortes se prevé para el 3 de diciembre, y a partir de ese momento, habría que contar otros 54 días para una nueva cita con las urnas, siempre que el president, Quim Torra, esté dispuesto a firmar la disolución del Parlament. El 23 de febrero de 2020 expira también la inhabilitación del expresident Artur Mas, quien en junio no descartó la posibilidad de volver como candidato. Más tarde, dudó. En septiembre, avanzó que pensaba en otras opciones: “Tengo un candidato en la cabeza, alguien que no tenga tanta tradición política”.

#Fact 

Las declaraciones de Guardiola a favor de la independencia de Catalunya dan pie a horas de tertulias. Pero no es el único deportista que integra listas en un partido. Pepu Hernández, Ruth Beitia y leyendas como Pelé son ejemplos recurrentes, pero la política catalana tiene también sus casos. Oleguer Presas, exjugador del Barça, declinó jugar en la selección española y concurrió a las elecciones al Parlament en 2012 sin lograr el escaño. También el jugador blaugrana Albert Jorquera se presentó en las listas de CiU por Girona en las municipales de 2011.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente